Durango
NALLELY URBINA
mié 5 dic 2018, 1:41pm 9 de 32

El miedo fue pretexto para el abuso sexual en caso lasallista

Denuncia. El acusado fue removido de El Salto, Pueblo Nuevo, Durango, a Monterrey, Nuevo León, en donde seguía con su trabajo ante grupos de voluntarios. (EL SIGLO DE DURANGO)


El acusado siguió su vida normal pese a la denuncia ante los directivos del plantel.

El lasallista Alejandro prometió a Sofía ayudarle a vencer el miedo a la oscuridad a través de algunas actividades, pero éstas se convirtieron en una serie de abusos sexuales. Por este hecho hay ya una denuncia en la Fiscalía General del Estado; se indaga como abuso sexual tentativa de violación.

La fraternidad y el servicio son base de ser lasallista. Y precisamente con ese espíritu, Sofía se trasladó en el año 2016 a El Salto, municipio de Pueblo Nuevo, para prestar su servicio en el voluntariado de esta zona.

Entre las reglas que tenía Alejandro, director del lugar, se encontraba no usar el celular, por lo que el contacto con sus familias era mínimo.

"Una vez yo le llegué a comentar que le tenía miedo a la oscuridad y así fue como él empezó acercarse a mí, diciendo que me iba a ayudar a superar este miedo".

Frente al voluntariado, se encuentra el Centro Comunitario, un edificio de tres pisos. Ese era el lugar en el que el lasallista citaba a Sofía por las noches, no sin antes confirmar que ella le tenía "100 por ciento" de confianza.

"Desde antes, ya lo conocía, ya platicaba con él. Él podía llegar a la casa a comer, a cenar, mi hermana también fue voluntaria".

Desde el comienzo de las sesiones para quitar el miedo a la oscuridad, le pidió que se quitara la ropa. "Y poco a poco empiezan a subir de nivel las cosas" (sic).

El malestar de la joven en el voluntariado aumentó al tiempo que hubo más tocamientos, e incluso un intento de penetración.

Pese a la confusión y trauma, una cosa permanecía en la mente de Sofía: la duda de si realmente esto sucedía, ya que reflexionaba sobre el voto de castidad del "hermano", su conocida honorabilidad y la confianza que todos le tenían. Sin embargo, cuando ella le pedía detener los abusos, la respuesta era el insulto. Recuerda que todo se aclaró cuando por el malestar acudió a terapia y la especialista le confirmó que era una víctima de violencia sexual.

"ERA MI GUÍA ESPIRITUAL"

El hecho ocurrió en 2016. Sofía pensaba dejar todo atrás al término de su voluntariado, pero se enteró que Alejandro mantenía comunicación con su madre, por lo que decidió contar en una carta parte de lo sucedido. Tras esto acudieron al Instituto Francés de la Laguna para pedir el cese del "hermano"; sin embargo la respuesta fue negativa. Por esto decidieron interponer una denuncia ante la Vicefiscalía de Durango, donde el delito se inscribió como tentativa de violación.

Ahora Sofía estudia Odontología en una escuela pública, aunque su fe sigue en pie, pero igual que su miedo, ya que sufre estrés postraumático.

"Ellos se quedan callados, entonces hay complicidad por parte de estos hermanos. Si tanto predican la justicia y la fraternidad, ¿por qué a mi me dieron la espalda e hicieron caso omiso de lo que yo dije?", cuestiona Sofía, minutos antes de entrar a su terapia psicológica.

Denuncia. El acusado fue removido de El Salto, Pueblo Nuevo, Durango, a Monterrey, Nuevo León, en donde seguía con su trabajo ante grupos de voluntarios. (EL SIGLO DE DURANGO)
RELACIONADAS

Abuso Sexual lasalle

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry