Editoriales
EL SIGLO DE DURANGO
jue 13 dic 2018, 8:55am 4 de 8

Juicio político al alcalde



En Opinión de...

El juicio político aprobado en el Congreso contra el alcalde de Durango ha abierto un debate público sobre si es justo o si es una revancha política. Nuestros editorialistas opinan.




Arlene Contreras [@arlncontreras]

A río revuelto sobresalieron un sinfín de interpretaciones, opiniones y declaraciones, en diversos medios, destacando más redes sociales, incluso, el tema llegó a la desinformación en la población, al grado que hubo la percepción, por un momento, de que el presidente municipal, José Ramón Enríquez, había sido derrocado.

Ya con mayor claridad y el manejo de información en diversos medios de comunicación, quedó claro que José Ramón Enríquez sigue siendo alcalde de Durango, espacio en el que permanecerá hasta que la Comisión de Responsabilidades no emita una resolución, con la probabilidad de que se le emprenda juicio político, siempre y cuando, el edil y su equipo jurídico pierdan el caso en el proceso legal.

Y mientras que en el Congreso, el Estado y el Municipio ajustan cuentas pendientes, de resentimientos, rencores y deslealtades, los ciudadanos estarán a la espera de que le resuelvan sus problemas, pues los funcionarios no están enfocados en su responsabilidad. Sin duda, este ambiente que vive nuestro Durango, nos lleva a un nivel de polarización y confrontación que no ayuda, en lo absoluto, y en el que por desgracia los más afectados, como siempre, serán los duranguenses.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.36.22.png

Jorge Alberto Pérez Arellano [@jperezarellano]

El proceso contra el alcalde tiene dos objetivos. El primero, dejarlo fuera de la jugada para 2019 y 2022, pero también para recordarle qué hay bastante "tela de dónde cortar" en su Administración, gracias a la incompetencia de algunos de sus funcionarios que siguen trayéndole diversos problemas.

El alcalde confía en sus abogados, pero mientras, la ciudadanía sigue presenciando un conflicto entre poderes que muy lejos están de traerle un beneficio a Durango. Aquí, todos terminan perdiendo, en mayor o menor medida. Sobre todo los protagonistas.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.50.04.png

Citlalli Zoé Balbuena [@citlazoe]

El inminente juicio político contra el alcalde José Ramón Enríquez Herrera, es un precedente en la historia de la entidad. Si bien es cierto se observan razones personales en esta medida contra el galeno, también tiene su lado positivo, al enviar el mensaje de que no se permitirá que ninguna autoridad violente la ley sin asumir las consecuencias.

Lo malo, es que en estos casos, el "castigo" o "justicia", según el cristal con el que se mire, está en manos de entes que actúan conforme mejor les convenga.

Por cierto, ¿a qué obedece la abstención de los diputados priistas en este asunto?, tal vez saben, mejor que nadie, que en casa de jabonero, el que no cae, resbala.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-06 a la(s) 9.09.37.png
José Noel Pérez Salais [@noelperezsalais]

Desafuero y/o inhabilitación, cualquiera que sea la figura que se pueda utilizar en esta controversia entre el Congreso del Estado y el Presidente Municipal de Durango, tendrá un ganador y un perdedor, lo grave del asunto, es que pierda la sociedad de Durango, y no solo quien o quienes estén detrás de este bochornoso episodio, o el propio José Ramón Enríquez Herrera.

Nadie por encima de ley; la ley no se negocia, simplemente se aplica. pero para aplicar cualquier normatividad, es necesario hay que tener los elementos jurídicos, los políticos son otro cantar.

Por otra parte, se avizora que estén haciendo mártir al alcalde, aunque no pareciera que esa fuera la idea, porque es muy sospechoso que se le inhabilite por tres años y medio, el tiempo exacto para no participar en las elecciones por venir.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.44.38.png
Víctor Montenegro [@Vic_Montenegro]

Coincidentemente llega la operación legislativa, cuando incluso se movía ya el alcalde José Ramón Enríquez Herrera buscando opciones y recovecos en la ley electoral, los cuales le permitieran por una u otra vía competir en la elección del año entrante, como candidato a reelección por la presidencia municipal de Durango.

A primera vista, parece que el Congreso del Estado va en serio con el desafuero e inhabilitación del doctor Enríquez como alcalde de Durango. Lo que viene para podría ser un referente histórico, si de verdad se está actuando bajo los términos legales.

El oftalmólogo alega una venganza política de "alguien" que estaría dando línea a los diputados locales, repulsando así al poder legislativo estatal, ese cuya configuración actual fue por la que votó la ciudadanía con una mayoría morenista. Esperamos que al final del cuento no estemos viendo lo mismo de siempre, con las broncas personales entre políticos.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.41.26.png
RELACIONADAS

En Opinión de...

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry