Editoriales
EL SIGLO DE DURANGO
lun 24 dic 2018, 8:11am 1 de 7

La Guardia Nacional



En Opinión de...

López Obrador propone crear la Guardia Nacional, encabezada por el Ejército, para tratar de garantizar seguridad pública en el país. ¿Qué riesgos existen?, ¿Es necesaria? Nuestros editorialistas abordan el tema:



José Noel Pérez Salais [@noelperezsalais]

De los compromisos totales del Presidente de la República son el combate a la corrupción, así como la seguridad en el país. Ante lo cual es necesario fortalecer las Instituciones para lograr pacificar nuestra nación.

Surge la conformación de la Guardia Nacional que ha causada polémica, entre los propios legisladores y algunos defensores de los Derechos Humanos, y ello con la línea de mando que tendrá.

En algunos países del mundo las Guardias Nacionales han funcionado para alcanzar un país en paz, tal vez falte mayor información y menos discurso político para entender y clarificar cuáles son las facultades para que perdiera funcionar en el país, la Guardia Nacional.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.44.38.png

Jorge Alberto Pérez Arellano [@jperezarellano]

Ni un mes bastó para echar abajo el discurso de campaña sobre la "no militarización del país", que abanderó AMLO durante 12 años. Aquí, tal vez, lo más grave no es que los militares encabecen un nuevo cuerpo de seguridad nacional, sino el reconocer el rotundo fracaso de todas las policías municipales y estatales en México.

Desde luego que estos cuerpos han sido corrompidos desde hace décadas por el crimen organizado, pero también hay cuerpos y elementos que han demostrado ser eficaces cuando se cuenta con el suficiente apoyo (especialmente capacitación y económico). No podemos generalizar que todas las policías son corruptas. Sería un grave error.

Con la creación de la Guardia Nacional se estaría tirando a la basura miles de millones de pesos en modelos de depuración, capacitación y armamento que se han invertido en los últimos años para tratar de sanear dichas corporaciones. Incluso, en algunas zonas, como en La Laguna, el mando Especial o Único (todos bajo una cabeza, pero con diferentes funciones) han demostrado dar resultados. ¿Por qué no mejor seguir este modelo a seguir inventando?

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.50.04.png

Jesus Mena Vazquez [@jesusmenav]

Cada Gobierno tiene el derecho de proponer las políticas públicas que a su consideración puedan solucionar los problemas que enfrentamos como sociedad. Sin embargo, antes de proponer una reforma de gran calado, como lo es cualquier reforma constitucional, es necesario analizar y evaluar toda la evidencia disponible en nuestro país o en otros contextos.

La propuesta de una Guardia Nacional que tendrá como componente principal a militares y marinos, con mandos operativos de estas dependencias, presupone una militarización de facto del país y la subordinación, en los hechos, de mandos de seguridad civiles del nivel local a los mandos militares de la Guardia Nacional.

Además, contrario a los principios más elementales de diseño e implementación de políticas públicas, no toma en cuenta los estudios e investigaciones que demuestran que incrementar la presencia militar no disminuye los niveles de violencia en el largo plazo, argumento esgrimido por organizaciones de la sociedad civil.

Es preocupante que, sin escuchar argumentos, quienes detentan la mayoría en el Congreso de la Unión quieran pasar a toda costa una reforma Constitucional de este calado sin tener clara la ruta de profesionalización de las policías civiles a nivel local y el retorno del ejército a sus cuarteles. Si la oposición en el Senado de la República cede o se presta a negociar esta reforma Constitucional con cambios menores, tendremos a militares en las calles por décadas, haciendo tareas de seguridad pública sin que exista evidencia clara de que esta estrategia funcione para disminuir los índices de violencia en el largo plazo y con el peligro latente de violaciones recurrentes a derechos humanos.

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-10 a la(s) 8.49.24.png

Víctor Hugo Castañeda [@CASTANEDAVICTOR]

El Presidente no ha cumplido el mes al frente del Gobierno Federal y ya tiene al país sumido en un caos, que sin duda alguna, derivara en una crisis nacional que a nadie conviene. El Ejército ha sido una de las instituciones más respetadas y queridas en nuestro país y ese respeto no puede perderse, ni degradar a nuestras fuerzas armadas, asignándoles tareas que no son de su competencia y del todo ajenas al mandato constitucional.

Convertir a los integrantes del Ejército en la nueva "Guardia Nacional", con uniforme de policías de contacto y asignarles tareas de construcción de aeropuertos (Santa Lucia) no solo es un descomunal yerro, sino una falta de respeto a nuestras fuerzas armadas.

Los integrantes del Congreso de la Unión deben replantear, no la creación de la Guardia Nacional, que tal vez sea una buena alternativa, sino la de militarizar a nuestras policías y violentar la naturaleza fundacional y constitucional de nuestro Ejército.

López Obrador debe practicar una política de reciprocidad y guardar respeto a los mandos militares, quienes, si bien, están obligados a obedecer a su Comándate Supremo, también están en su derecho de señalarle los elementos que pongan en riesgo el orden y la paz de nuestro país y el decoro de esta añeja y querida institución

/media/top5/Captura de pantalla 2018-12-03 a la(s) 8.47.17.png
RELACIONADAS

En Opinión de...

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry