Nacional
DOMINGO DERAS TORRES
dom 6 ene 2019, 8:28am 4 de 21

Los Pinos que se fueron...

Propiedad. Dolores del Río y su esposo Jaime Martínez del Río fueron copropietarios de Los Pinos.


EL GOBIERNO DE ANDRÉS MANUEL LÖPEZ OBRADOR, ENTREGÓ EL INMUEBLE AL PUEBLO DE MÉXICO; Lázaro Cárdenas habitó el rancho La Hormiga, sustituyó su nombre original por el de Los Pinos, porque así se llamaba la huerta donde conoció a su esposa Amalia

La que fuera la Residencia Oficial de los Pinos contiene imbricadas historias, en ellas van implícitos los abusos de poder cometidos por los diversos mandatarios y sus familias que la habitaron, algunos vergonzantes.

Los aparentemente inexpugnables cordones de seguridad que la aislaban, en incontables ocasiones, fueron rebasados por la escrutadora mirada y la crítica públicas. Sus silentes pisos y paredes guardan secretos de estado, algunos ya se han divulgado y otros no; el tiempo se encargará de revelarlos.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, entregó el inmueble al pueblo de México, se le instituyó el nombre oficial de Complejo Cultural Los Pinos.

EL RANCHO ‘LA HORMIGA’ Y LOS MARTÍNEZ DEL RÍO

El panameño inmigrado a nuestro país de profesión médico, José Pablo Martínez del Río, adquirió el rancho La Hormiga en el siglo XIX, sobre sus terrenos se construyó la casa que fue de los presidentes mexicanos hasta el pasado 30 de noviembre de 2018.

Martínez del Río destacó en la medicina, trajo a nuestro país el cloroformo y la anestesia, una calle de la Colonia Doctores de la capital mexicana lleva su nombre. Apoyó al partido conservador y al emperador Maximiliano. Al malogrado monarca le vendió La Hormiga, quien le dio un enganche y no le fue liquidado el saldo, caído el imperio reclamó su devolución al gobierno juarista y lo recuperó.

Los descendientes de José Pablo seguirían poseyendo el inmueble por décadas. Uno de sus últimos copropietarios sería Jaime Martínez del Río y Vinent, en 1921, contrajo matrimonio con la duranguense María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete, conocida en el cine mundial como Dolores del Río. En este predio rústico fue servido su banquete de bodas.

INMUEBLE CODICIADO

No sólo al emperador Maximiliano lo sedujo la hermosa vegetación del rancho La Hormiga. Venustiano Carranza, al conocerlo, quedó embelesado por sus maravillas naturales.

Carranza decretó su expropiación el 26 de abril de 1917. Los Martínez del Río se inconformaron litigando sus derechos reivindicatorios y ganaron. Finalmente, el 31 de diciembre de 1924, vendieron la propiedad al gobierno de Álvaro Obregón.

La casa grande del inmueble fue un chalet de arquitectura europea que desapareció. Antes de ser domicilio presidencial ahí vivieron los generales Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y Manuel Pérez Treviño.

RESIDENCIA PRESIDENCIAL

Al asumir la presidencia en 1934, el general Lázaro Cárdenas del Río decidió que el Castillo de Chapultepec dejara de ser la residencia del presidente de México, le parecía ostentosa. Destinó el histórico alcázar para que fuera sede del Museo Nacional de Historia como funciona hasta nuestros días.

Cárdenas habitó el rancho La Hormiga, sustituyó su nombre original por el de Los Pinos, porque así se llamaba la huerta donde conoció a su esposa Amalia en Tacámbaro, Michoacán.

El historiador Francisco Martín Moreno, narra que "Tata" Lázaro tenía la costumbre de llevar a su domicilio presidencial a los hijos que tuvo fuera de matrimonio y que con abnegación los recibía su esposa, quien lo cuestionaba: "¿Y este chamaco, Lázaro?". El árbitro supremo del país le respondía: "Es otro hijo de la nación, Amalia, y debes cuidarlo". (Arrebatos Carnales. Autor: Francisco Martín Moreno. Tomo II. Editorial Planeta. México 2010.)

Para 1940 llegarían a Los Pinos, Manuel Ávila Camacho y Soledad Orozco, fue el único matrimonio presidencial que ahí radicó y nunca engendró hijos.

Miguel Alemán Valdés y su esposa Beatriz Velasco, fue la primera pareja presidencial que en Los Pinos casaría a uno de sus hijos. El 18 de septiembre de 1952, Beatriz, su única hija mujer contrajo matrimonio civil con el abogado Carlos Girón Pletier, quien radicaba en Torreón junto con sus padres en la calle Ramón Corona 264 sur. Ahí fueron inquilinos de la familia Castillón Vega.

En 1952 llegó a la histórica finca Adolfo Ruiz Cortines, quien a sus 62 años de vida fue el mandatario más viejo en habitarla, dejó huella de austeridad; a diferencia de otros presidentes, no malgastó en derroches personales.

EL PRESIDENTE QUE NO VIVIÓ EN LOS PINOS

Adolfo López Mateos no residió en Los Pinos, decidió transcurrir sus días como primer mandatario en su casa de Tecamachalco ; destinó el inmueble para alojar a jefes de estado.

En 1964, cuando el mandatario francés Charles De Gaulle fue hospedado en la finca presidencial, se le acondicionaron una gran cama, colchón y sábanas de tamaño extra porque su estatura casi llegaba a los dos metros.

Era frecuente que durante el silencio nocturno y a lo lejos, se escucharan en la residencia presidencial desde el zoológico de Chapultepec, los rugidos de los leones y el barritar de los elefantes; por décadas fueron los vecinos ruidosos.

Aquí vivió, horas de angustia, la familia de Gustavo Díaz Ordaz durante los días previos y posteriores a la Matanza del 2 de Octubre, en Tlatelolco. "Fueron momentos trascendentales y de mucha tensión, los que se vivieron ahí en Los Pinos, en los cuales mi papá nos pidió que no saliéramos a la calle", declaró su hijo Gustavo Díaz Ordaz Borja.

La finca presidencial fue redecorada notoriamente durante el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, el mobiliario europeo fue sustituido por otro de estilo mexicano, los equipales y las artesanías nacionales lucieron por doquier. (La Historia de la Residencia Oficial de los Pinos. Autores: Fernando Muñoz Altea y Magdalena Escobosa Hass de Rangel. Fondo de Cultura Económica. México 1988).

El 26 de enero de 1979, José López Portillo recibió al papa Juan Pablo II en Los Pinos en donde celebró una misa para complacer a su madre doña Refugio, provocó críticas que lo acusaron de haber violado la laicidad de la constitución política y que la misma sanciona. "¡Yo pago la multa!", contestó airado.

Aquí vivió Miguel de la Madrid, quien durante su sexenio el peso tuvo sus más graves crisis devaluatorias y del que escribió Enrique Krauze, fue el presidente que "había perdido oportunidades de oro". (La Presidencia Imperial. Autor: Enrique Krauze. Tusquets Editores. México 2002).

Días después de ocurrido el magnicidio del candidato priista a la presidencia, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en 1994, se presentó sorpresivamente en Los Pinos el exmandatario Luis Echeverría Álvarez.

Le solicitó al presidente Carlos Salinas de Gortari que aceptara como nuevo candidato del PRI, a un político que le recomendaría, no era Ernesto Zedillo, quien finalmente sustituyó a Colosio; Salinas, ignoró a Echeverría.

Y desde los Pinos, los presidentes Ernesto Zedillo y Enrique Peña Nieto, informaron a la nación el triunfo de los candidatos de oposición en los históricos comicios presidenciales de 2000 y 2018. Así se dio la alternancia con Vicente Fox y Andrés Manuel López Obrador.

BRUJERÍA EN LOS PINOS

El escritor y periodista José Gil Olmos, escribió que en la finca presidencial se practicaron actos esotéricos y de brujería durante el sexenio de Vicente Fox Quesada, auspiciados por su esposa Marta Sahagún.

Olmos, escribió que la exprimera dama se valía de un brujo santero llamado "el padre Campos", y reseña: "Los rituales que Marta hacía en la residencia presidencial, eran tan evidentes que un día los hijos de Vicente Fox escribieron una carta en la que le relataban a su padre, todos los rituales y brujerías que su enamorada estaba haciendo. (Los Brujos del Poder. Autor: José Gil Olmos. Página 103. Editorial Debolsillo. México 2008).

EL BUNKER DE CALDERÓN

Durante su sexenio, Felipe Calderón Hinojosa mandó construir un sótano conocido como "el bunker" bajo la Casa Miguel Alemán, en Los Pinos. Fue edificado con costosos materiales de alta seguridad. Mucho se dijo que serviría de refugio ante un eventual ataque a la finca, eran los días de la sangrienta guerra que Calderón desató contra el crimen organizado, la que costó miles de vidas.

El sitio y su denominación, recuerdan el bunker donde se refugió Adolfo Hitler en el subsuelo de la Cancillería en Berlín, en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Al entrar a este lugar, los visitantes pueden leer una cédula con el siguiente texto informativo: "Bunker. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa (2006-2012). Así lo recibimos".

LOS PINOS, SITIO DE MODELAJE

En el 2014, la actriz y exprimera dama Angélica Rivera realizó en Los Pinos una sesión de modelaje que incluyó fotografías y una entrevista, el evento fue publicado en la revista Marie Claire.

La esposa de Enrique Peña Nieto recibió acerbas críticas por haber usado la finca presidencial para este fin. En su edición del 1 de julio de 2014, el diario español El Mundo así describió una foto donde aparece la cuestionada actriz: "Brazo en jarra, cadera quebrada, piernas separadas, gesto altivo".

En la misma nota de El Mundo, fue transcrito el indignado texto de un cibernauta que lo subió a las redes sociales: "Es una vergüenza que esta señora se presente así, mientras 60 millones de pobres sólo ganan o medio ganan para comer".

Propiedad. Dolores del Río y su esposo Jaime Martínez del Río fueron copropietarios de Los Pinos.
RELACIONADAS

Los Pinos

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry