Editoriales
JESÚS MENA VÁZQUEZ
lun 11 feb 2019, 8:37am 4 de 8

Una visión sin contrapesos



Vida Pública

El nuevo gobierno tiene prisa por realizar los cambios prometidos en campaña. En primer lugar está la lucha contra la corrupción, pero en pocos meses también ha dejado su marca con iniciativas legislativas para la cancelación de la reforma educativa, la modificación del marco jurídico en el sector energético y una cuestionada iniciativa de reforma constitucional para que las fuerzas armadas realicen tareas de seguridad pública, lo que en los hechos significará la militarización del país por décadas.

La prisa por realizar cambios ha dejado en el camino consideraciones acerca de la utilidad de los contrapesos en una democracia funcional. En este sentido, aún con todas las limitaciones que se les puedan observar, muchos de los organismos con autonomía constitucional fueron diseñados para tener decisiones basadas en evidencia y ofrecer al estado mexicano las mejores condiciones en el sector que les correspondía regular.

Sin defender el sistema de asignación de cuotas partidistas para muchos de estos organismos, el avance de las últimas décadas en el diseño del entramado institucional para tener contrapesos dentro del sistema político y económico se dio precisamente con el diseño de estos organismos técnicos, varios de ellos con autonomía constitucional.

Sin embargo, la llegada del nuevo gobierno y su decisión de realizar cambios inmediatos sin las molestias que significa consensuar decisiones en diversos temas, ha resuelto, en la práctica, hacer a un lado a los organismos técnicos que están a cargo de regular diversos temas como el energético, como por ejemplo la Comisión Reguladora de Energía que no tiene el pleno completo por la renuncia de cuatro comisionados por diversas razones. En el tema educativo, el compromiso del gobierno es cancelar la reforma educativa que impulsó el gobierno del ex Presidente Peña Nieto y uno de los pasos para lograrlo es el cierre del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Es claro que el nuevo gobierno tiene prisa por hacer cambios, sin embargo, realizar cambios al marco institucional con el pretexto de que son un estorbo los organismos autónomos es un exceso que más temprano que tarde lamentaremos como país.

Detrás de toda esta embestida para eliminar contrapesos y evitar cumplir con la ley para llevar a cabo las políticas y los proyectos del nuevo gobierno está la concepción de que lo que están haciendo es, desde su punto de vista, moralmente bueno, ético y en beneficio del pueblo.

Sin embargo, precisamente para eso están los contrapesos en cualquier democracia funcional, tanto en el Congreso como en las decisiones que toman los organismos autónomos se puede evitar que sea una sola visión la que domine, en el momento que eso suceda, estaremos cambiando lentamente el rumbo hacia una autocracia.

Twitter: @jesusmenav

RELACIONADAS

VIDA PÚBLICA

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry