Editoriales
ELIAS BECHELANI DE LA PARRA
mar 12 feb 2019, 8:47am 4 de 7

Las comidas de los miércoles



Al Ojo Del Búho

Hace algunos años, por medio de un amigo en común, conocí a una gran persona, un gran amigo, hombre de una sola palabra y una sola dirección, al "Abogado", como muchos lo conocían a Hugo García Cornejo; apenas hace unos días (miércoles, por cierto) recibí una llamada donde me decían que no lo encontraban que había salido en un pequeño avión y que él y el piloto estaban perdidos.

Tuvimos un gran pesar y una gran esperanza de que los encontraran con bien, pero el desenlace ya todos lo conocen; un amigo más que se adelanta con Dios, amigo de muchas personas que sin ser de esta tierra, se ganó el cariño y aprecio de muchos.

Llegue a jugar al golf con él y viajamos varias veces juntos en motocicleta; como Consejero que soy del INE tuve la oportunidad de tratarlo profesionalmente, así como el platicar temas jurídicos que manejaba excelentemente. En su casa era un gran anfitrión, tuve la suerte de ser parte de un selecto grupo de amigos, todos entrañables, así como de convivir con él en el grupo de las comidas de los miércoles de los golfistas.

Casualmente su trágico deceso ocurre el 30 de enero de 2019, en miércoles, el día de nuestras comidas con el grupo de golfistas del Club Campestre, habiéndole tocado a nuestro buen amigo Miguel Amaro. Llegamos todos sin excepción, tristes y acongojados por tan lamentable pérdida; el Ingeniero Amaro ya tenía lista la exquisita botana y comida que distingue a este grupo y contratada la música, pero en un gesto de respeto a nuestro amigo y compañero ofreció suspender la música, sin embargo el consenso fue que a "El Abogado" le gustaba la música y la fiesta, así que en su honor se brindó la comida y se cantaron canciones que a él le gustaban, muchas que a nosotros nos lo recordaban.

En palabras de nuestro compañero Felipe Ríos, nos recordó que ya son tres al menos los compañeros del grupo de las comidas de los miércoles que fallecieron precisamente en un miércoles: Ricardo Vázquez Márquez, de quien tuve la suerte de ser su amigo desde niños; Don Juan Gutiérrez Castrellón, apenas hace poco más de un mes (cabe mencionar que el día de su partida, a Don Juan le tocó ofrecernos la comida, acudió, departió, cantó y al retirarse a su hogar ya en el mismo fue llamado a la gloria de Dios), es decir fue su comida y fiesta de despedida. Dios los tenga a los tres en su gloria y nosotros los extrañaremos.

Como ya es costumbre cada vivencia narrada tiene una moraleja o reflexión, cada día que salimos de nuestra casa no sabemos si vamos a regresar, la muerte es lo único seguro que tenemos los seres humanos, vivamos cada día como si fuera el último, hagamos muchos amigos, convivamos con ellos, bailemos y cantemos, respetemos a nuestros padres, amemos a nuestros hijos, nietos y hermanos...

Bueno, abogado al fin y "en casa del Herrero, cuchara de palo"; pongamos en orden nuestras cosas y bienes para que nuestra partida permita a nuestros seres queridos conservar su nivel de vida y estrechar los lazos familiares.

RELACIONADAS

Al Ojo del Búho

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry