Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mar 19 feb 2019, 8:44am 6 de 7

Enríquez no será inhabilitado ni destituido, pero el golpeteo nadie se lo quita



La Raya del Tigre

Según el último acuerdo tomado por la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, es un hecho que el Congreso del Estado no inhabilitará y menos destituirá a José Ramón Enríquez Herrera como alcalde del Ayuntamiento de Durango; es probable que se le aplique sólo una sanción económica y una amonestación pública, pero el golpe ya nadie se lo quita.

No existe una fecha determinada aún para que el Poder Legislativo local atienda la disposición del Tribunal Electoral del Poder Judicial Electoral y, aun cuando ha trascendido que no habrá necesidad de nombrar una comisión instructora para iniciar un juicio de desafuero en contra de Enríquez Herrera, volverá a ser noticia el hecho de que los legisladores lo llamen para sancionarlo por haber anunciado su imagen personal en tiempos electorales, durante los pasados comicios.

Es cierto que "va de gane" el alcalde de Durango al evitar su separación y la inhabilitación al cargo por el Poder Legislativo local, al seguir la instrucción del TEPJF, pero es indudable que este proceso desgastó políticamente a Enríquez Herrera; de hecho, aunque haya logrado su permanencia como presidente municipal, no le alcanzará para recuperar lo mucho que ha perdido. Su imagen ha sufrido un deterioro a partir de la toma de posesión y se le ve como un político beligerante.

A José Ramón Enríquez lo agarró en franca picada el asunto de su probable desafuero en el Congreso del estado en Diciembre, pues ya venía arrastrando severas críticas por haber dejado la presidencia municipal, pese a un compromiso de campaña en sentido totalmente opuesto. Después, padeció los estragos de una campaña electoral que no le permitió ganar la senaduría como hubiera querido, ya que alcanzó el escaño muy forzadamente, como ocupante del primer lugar en la fórmula de la primera minoría.

Y luego, el alcalde provocó otra polémica, al alejarse del Senado para retomar la alcaldía, lo cual fue de nuevo mal visto -porque para algunos se violentó la Constitución- y volvió a ser blanco de comentarios adversos por saltar de una posición a otra, desafiando la voluntad popular.

Total que, para cuando todos los diputados votaron a favor del desafuero, excepto los cinco del PRI, que se abstuvieron, Enríquez Herrera enfrentó al TEPJF ya muy disminuido en fuerza, además de haber elegido una estrategia equivocada para emprender su defensa: la de victimizarse.

La realidad es que Enríquez Herrera no pudo convencer la ciudadanía de su inocencia, como tampoco de ser un perseguido político; en cambio, exhibió su falta de músculo, incluso entre sus propios empleados, quienes se quejaron de la presión ejercida sobre ellos para formar parte de un plantón en la Plaza IV Centenario y una posterior marcha que terminó en mitin en la Plaza de Armas, todo a principios de Diciembre.

Tampoco llegaron muy lejos las consignas pintadas en el parque vehicular municipal para culpar al Ejecutivo estatal de estar detrás de la sanción emitida por el máximo tribunal de justicia electoral y Enríquez recurrió entonces al amparo de la justicia federal para evitar el posible desafuero y posterior inhabilitación y destitución.

Ahora, con la última instrucción que dio al Congreso local la Segunda Sala Regional del TEPJF, con sede en Guadalajara, se evapora la posibilidad del desafuero y, al parecer, quedará todo en una sanción menor, como se determinó desde el año pasado, cuando se le llamó a cuentas por primera vez. Si en aquel tiempo el alcalde hubiera atendido este asunto con el Congreso, todo habría sido menos complicado y desgastante para él. Ahora, "palo dado, ni Dios lo quita".

COLMILLOS Y GARRAS

DESDE SU CUENTA de twitter, ayer se autodestapó Fernando Rosas Palafox, exfuncionario municipal, como aspirante a la alcaldía de la capital del estado por el Movimiento de Regeneración Nacional. Tiene conexiones insospechadas con la actual cúpula del poder, aunque el camino que intenta emprender no es nada fácil... NO LES FUE bien a algunos funcionarios y políticos que hicieron hasta lo imposible por acercarse al presidente Andrés Manuel López Obrador y tomarse la foto, demostrando gran habilidad para "colarse" y hacer alarde de lo que no es. En fin, en redes sociales tuvieron su respuesta todos esos que quisieron presumir su cercanía con AMLO... Y QUIEN SÍ fue reconocido y bien evaluado por el presidente es el gobernador José Aispuro Torres. Esperemos entonces que la muy estrecha relación mostrada entre el Ejecutivo federal y el estatal perdure y crezca, por el bien de Durango y el rápido desarrollo de los programas que se están implementando aquí.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry