Durango
CLAUDIA BARRIENTOS
mié 27 feb 2019, 8:58am 11 de 27

Cuando los sueños se cumplen

Orgullo. Para los duranguenses que destacan fuera de su estado, es muy importante el apoyo familiar y de los amigos para seguir su vocación. (EL SIGLO DE DURANGO)


Pese a dificultades, duranguense destaca en el escenario nacional.

Un duranguense es parte del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, que por seis décadas ha sido el conjunto emblemático del baile tradicional en el país.

Christian Alonso Irigoyen Huerta nunca se imaginó que algún día fuera a ser parte del ballet que en alguna ocasión tuvo la oportunidad de ver en el Teatro Ricardo Castro de su ciudad natal.

"Recuerdo perfectamente la sensación que aquello generó en mí, la gran emoción de apreciar un espectáculo tan maravilloso, ver el gran talento que tenían aquellos bailarines", recuerda.

Su gusto por la danza inició desde niño y era frecuente que participara en los bailables de su escuela. Todo hubiera quedado ahí, de no ser porque él y su familia, lejos de frenarla o ignorarla, alimentaron su vocación. A sus 34 años, es el único duranguense en este importante ballet folclórico, lo que le ha dado una gran proyección y, sobre todo, grandes experiencias.

"No son muchos los bailarines de Durango que se atreven a venir ya que si hay ciertos requisitos que se tienen que cumplir para ingresar y es un proceso complicado. Hay que tener mucha fuerza y perseverancia", enfatiza.

NADA FÁCIL

No es fácil ser parte del ballet folclórico más importante del país. Pesa vivir en la Ciudad de México, lejos de la familia y los amigos, además de las largas jornadas de ensayos para que cada pieza quede impecable, el tiempo que se pierde en los traslados y el desconocimiento de las personas de provincia, hasta de las rutas de transporte.

"De las cosas más difíciles es estar lejos de tu familia, llegar a una ciudad tan grande y adecuarte al entorno. También fue complicado el tiempo que te lleva, desde que comienzas tu entrenamiento, poder ingresar a la compañía ya que llegas con todas las ganas de bailar lo más pronto posible, pero todo lleva un proceso", narra.

Tampoco es fácil lograr un lugar, la competencia es ardua y es un ambiente de estereotipos donde se debe tener la suficiente autoestima y seguridad para poder utilizar los comentarios a favor y no desanimarse por señalamientos hasta de anatomía o proporciones.

Sin embargo, todo el esfuerzo tiene su recompensa cuando se logra tanto aprendizaje y crecimiento personal. "Esa sensación de nervio y emoción minutos antes de comenzar una nueva función, el aplauso de un público entusiasmado", comparte. Esto además, ser parte de este conjunto que lleva la cultura mexicana a otros países.

"Como duranguense también me ha ayudado a valorar la ciudad tan bella y tranquila que tenemos, conocer tantos lugares me hace apreciar más mi ciudad. Yo siempre estaré orgulloso de mi ciudad y mi gente. Soy un bailarín orgullosamente duranguense", enfatiza.

También hace falta más apoyo ya que en Durango se toman como hobby las vocaciones relacionadas con la cultura y las artes; y no como algo profesional.

"En los cargos de las dependencias de cultura debería dejarse de poner al hijo de, al recomendado de, al familiar de, deberían ponerse personas realmente preparadas", opina.

 CONOCIENDO EL MUNDO

Nunca se dejó convencer por quienes en múltiples ocasiones le dijeron que "con la danza no llegaría a ningún lado" y gracias a su perseverancia y su pasión por el baile, Christian ha tenido la oportunidad de conocer el mundo ya que ha pisado escenarios de Las Vegas, Houston, Múnich (Alemania) y París (Francia), además de que fue parte de la comitiva de recibimiento en la visita del Papa Francisco a México y también estuvo en el Teatro Mayor de Bogotá, Colombia.

Además, se ha presentado en el Festival Internacional Cervantino, Palacio de Bellas Artes, Auditorio Nacional y escenarios de Cancún, Mérida, Puebla, Torreón, La Paz y Cuernavaca, entre otros.

Para concluir, exhortó a los jóvenes duranguenses a seguir sus sueños y no quedarse con la incertidumbre y el: ¿y si lo hubiera hecho?.

Orgullo. Para los duranguenses que destacan fuera de su estado, es muy importante el apoyo familiar y de los amigos para seguir su vocación. (EL SIGLO DE DURANGO)
RELACIONADAS

Ballet Folklórico Ballet Folklórico de México amalia hernandez

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry