Editoriales
AGENTE 008
sáb 2 mar 2019, 9:03am 1 de 9

El error de quitar los retenes



VERDADES Y RUMORES

El anuncio del retiro de retenes en la capital del estado por parte de elementos de seguridad pública no ha dejado muy contentos a todos los sectores de la sociedad, pues independientemente de que el Ejército se hará cargo de esas labores a través de las Bases de Operación Mixta, la realidad es que los soldados no se dan abasto con el trabajo de prevención en todo el país.

Si bien es cierto que la milicia cuenta con la mayor aprobación ciudadana, sus labores más exitosas se han dado cuando se tratan de golpes quirúrgicos al crimen organizado, como operativos contra capos, desmantelamiento de laboratorios clandestinos, aseguramiento de drogas, entre otras cosas, por lo que cargarles el trabajo con retenes de seguridad que le tocarían a los preventivos no es, para algunos sectores de la sociedad, la mejor estrategia (al menos en Durango).

Es por ello que empresarios, profesionistas y políticos piden al Presidente de la República que cumpla su palabra de retirar de las calles al Ejército para que se enfoque en medidas específicas en el combate al crimen organizado, mientras que las policías estatales, municipales y federales cumplan con su deber de seguir mejorando en las labores de prevención y aproximación social, pues al fin y al cabo para eso fueron creadas.

Un ejemplo claro de este tema, de que quitar los retenes de tajo no es lo más adecuado, es lo que ha ocurrido en los límites de Durango y Zacatecas, donde la presencia de estos retenes estatales y federales han permitido la captura y aseguramiento de personas y arsenal que seguramente hubieran ingresado al estado sin complicaciones.

Ojalá que la nueva estrategia federal del Presidente de la República sufra de las adecuaciones necesarias que contemplen liberar al Ejército de las labores que nunca le correspondieron y que gracias a la corrupción, obligaron a las fuerzas federales a tener que entrarle al quite.

Hace apenas algunas semanas el diputado del Partido Verde, Gerardo Villarreal, estaba convertido -dependiendo del ojo que lo mirara- en el principal antagonista o protagonista de la película con la que el Congreso del Estado pretende inhabilitad al alcalde capitalino, José Ramón Enríquez.

Pues ayer la vida dio una vuelta más y en esta ocasión a favor del alcalde. Resulta que el edil capitalino supo vincularse y encontrarse con Emilio González ("El Niño Verde") y Carlos Puente, líderes de dicho organismo a nivel nacional.

El motivo de la reunión no fue poca cosa: todo indica que José Ramón puso la puntilla a las negociaciones para que el Verde sirva de aliado Electoral a Morena en la próxima elección. Eso será, sin duda, algo que el galeno utilizará a su favor en su búsqueda por la candidatura que le permitiría la reelección.

Pero además le entrega una satisfacción que, quizá para él, no tiene precio: esa alianza, cuya búsqueda había abanderado Gerardo Villarreal, terminó concretándola su aparente enemigo político del momento. Cosas que no tienen precio.

RELACIONADAS

Verdades y Rumores

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry