Editoriales
EL SIGLO DE DURANGO
lun 4 mar 2019, 8:52am 2 de 8

Maduro vs. la Prensa



En Opinión de...

Tras darse a conocer lo sucedido en una entrevista entre Nicolás Maduro y el periodista mexicano Jorge Ramos, nuestros columnistas opinan al respecto.



José Noel Pérez Salais [@noelperezsalais]

De un Estado-nación autoritario no se puede esperar más que actos de esa naturaleza, ninguna persona puede ser retenido contra su voluntad, sea periodista o con cualquier otra ocupación.

Lo sucedido en días pasados en Venezuela cuando el periodista mexicano, radicado en los Estados Unidos de Norteamérica Jorge Ramos, fue retenido por ordenes del aún Presidente dictador Maduro, es una muestra más de lo peligroso para el mundo lo que representa un gobierno de esta naturaleza.

Cuando se es servidor público, debe comportarse como tal y no atentar contra las garantías de ninguna persona.

Maduro aceptó ser entrevistado y no aguantó la entrevista, y prepotentemente retuvo por horas a un grupo de personas, incluyendo al periodista,

¿Cuántas personas habrán desaparecido en Venezuela?, ahora no pudieron hacer lo mismo por la fama de Jorge Ramos, pero cualquier otra persona bien puede desaparecer sin que pase nada.

/media/top5/Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 8.43.15.png

Jesús Mena Vázquez [@jesusmenav]

La cancelación de la entrevista con Nicolás Maduro y la deportación del periodista mexicano Jorge Ramos de Venezuela dieron lugar a múltiples condenas por parte de la comunidad internacional y por organizaciones dedicadas a la defensa de periodistas y la libertad de expresión.

En el caso de México la posición respecto a el hecho fue ambivalente, por un lado el apoyo del Canciller Marcelo Ebrard y el personal de la embajada de México en Venezuela a Ramos fue reconocido ampliamente por el mismo periodista, sin embargo, formalmente el Presidente de la República no emitió una condena por el hecho.

Esta ambivalencia del Gobierno mexicano respecto a las acciones del gobierno de Venezuela no podrá durar mucho si la situación en aquel país sigue deteriorandose y los casos de violaciones a derechos humanos son cada vez más evidentes.

/media/top5/Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 8.47.25.png

Víctor Hugo Castañeda [@CASTANEDAVICTOR]

La retención ilegal, de la que fue objeto el periodista, Jorge Ramos, a cargo de las fuerzas militares del Dictador Nicolás Maduro, por su propia naturaleza exhibe la intolerancia de esté al ejercicio de la libertad de expresión y por supuesto a aquellos organismos o instituciones que, en los hechos, serían los contrapesos de estas.

El virtual secuestro del periodista Jorge Ramos y el despojo de sus instrumentos de trabajo, evidentemente son un descomunal atentado a la libertad de expresión y deja en claro que Nicolás Maduro no tolera que se hable de la terrible realidad que viven los venezolanos y Venezuela.

Pero además el hecho de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en solitario, insista en respaldar la dictadura de Nicolás Maduro, lo presenta como una simpatizante de esas prácticas y prueba de ello es su constante ataque a los órganos intermedios del Estado Mexicano, como la CREE, el INE y la propia Suprema Corte de Justicia de la Nacional, la cual ya sufrió los primeros embates del Gobierno de la 4T y pronto tendrá una Ministra a modo del Presidente López Obrador.

México, López Obrador y su canciller Marcelo Ebrard, no solo deben condenar los hechos ocurridos en contra del periodista Ramos, sino que deben actuar en consecuencia y exigir la salida del Dictador Maduro, fundada esta sencilla petición en las crueles violaciones a los Derechos Humanos de los Venezolanos.

/media/top5/Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 8.50.36.png
Jorge Pérez Arellano [@jperezarellano]

Los 17 minutos de entrevista que Nicolás Maduro no quiso que se publicaran son, ahora, los 17 minutos más comentados a nivel mundial. Si el Presidente de Venezuela no quería que saliera a la luz su incapacidad para afrontar una simple entrevista, la estrategia de retener a los periodistas y borrar la evidencia resultó la menos acertada.

Vale la pena leer lo que el equipo de Jorge Ramos logró rescatar de los apuntes que una colaboradora anotó y que gracias a eso podemos saber qué fue lo que tanto molestó a Maduro.

Acusó en varias ocasiones a Ramos de ser un miembro de la oposición, de ser de derecha y de intentar provocarlo. Es decir, ante cuestionamientos incómodos, la defensa de Maduro fue acusarlo de ser opositor a la democracia... ¿les suena?, ¿acaso no hay en nuestro país alguien con ese mismo pensamiento?

Ni nos extrañe que ese mismo episodio pronto se repita en nuestro país, y que de "prensa fifí" que cuestiona, pasemos a ser una "prensa opositora enemiga de la democracia", o como el "Mesías" acostumbra decir a quien no opina igual que él: la mafia del poder.

/media/top5/Captura de pantalla 2019-03-04 a la(s) 8.51.32.png

RELACIONADAS

En Opinión de...

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry