Un día como hoy
AGENCIAS
vie 15 mar 2019, 11:22am 3 de 4

1916: Llega al mundo Blas de Otero, figura de la poesía intimista y social de los años cincuenta en España



UN DÍA COMO HOY...

Blas de Otero llegó al mundo hace 103 años en Bilbao (provincia del Norte de España). Durante su infancia recibió una educación jesuita, más tarde cursó Derecho en Valladolid, el cual ejerció para sacar adelante a su familia después de la trágica muerte de su padre.

Al mismo tiempo, publicaba en el periódico El pueblo Vasco algunos poemas con los que ganó su primer premio de poesía en el Centenar de Lope de Vega, de acuerdo con datos biográficos oficiales publicados por la fundación a su nombre.

Pronto descubrió escindida su personalidad entre lo que es y lo que debe ser.

Al comenzar la Guerra Civil de España (1936-1939) se incorporó a los batallones vascos y cuando acabó consiguió un trabajo de abogacía en una empresa metalúrgica vizcaína.

Mientras siguió escribiendo y hacia 1942 publicó Cuatro poemas y Cántico espiritual, textos en los que se nota la tensión anímica de un joven cuya verdadera vocación frustraban las obligaciones filiales.

En 1945, Otero sufrió un periodo de depresión que lo llevó a recluirse en un sanatorio, durante su estadía reforma sus más profundos valores religiosos y escribe casi completamente tres de sus obras del ciclo existencial, Ángel fieramente humano, Redoble de conciencia y Ancia.

A partir de su publicación más frecuente, para 1955, Blas era ya considerado uno de los grandes poetas de la guerra. Es en esta etapa en la que su poesía cambió de rumbo, de su profunda soledad, lo salva la creación artística encaminada al encuentro con el otro.

Su poética social se fundamenta en el ideal humano de solidaridad, en la búsqueda de paz y armonía, justicia y dignidad, valores trascendentales que Otero creyó posibles al efecto del verso, a través del cual intentó cambiar un mundo desgarrado por la guerra y desesperanzado por las crisis.

De acuerdo con datos biográficos que aporta el Centro Cultural Blas de Otero, durante su exilio en París, comenzó a escribir Pido la paz y la palabra, obra terminada a su regreso a España.

En esa misma época, su convicción social lo llevó a recorrer el mismo camino que mineros y habitantes de pequeños pueblos alrededor de Castilla y León, sin dinero y apenas viviendo del trabajo temporal.

Aunque su obra fue constantemente censurada en España, todos sus textos demuestran que Otero finalmente se había encontrado con la justificación moral de su vocación, pero continuaba siempre buscando una realización propia.

Rumbo a sus últimos años, se dedicó a recopilar su propia obra en antologías y frente a la amenaza de muerte a su salud siguió creando nuevos poemas, los del póstumo Hojas de Madrid, que queda inconcluso, aunque adelanta veinticinco poemas en Mientras (1970) y varios más en cada una de las antologías citadas, en especial en Expresión y reunión (1969), destaca por su parte el sitio especializado Biografiasyvidas.com.

Blas de Otero, poeta comprometido, hombre sensible de prolífica pluma y de fuertes convicciones sociales y morales, murió el 29 de junio de 1979 en Majadahonda.

RELACIONADAS

escritores famosos

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry