Editoriales
ARLENE CONTRERAS
mar 11 jun 2019, 6:54am 6 de 7

Qué sucede, México...



Desde Otro Ángulo

En esta semana que acaba de concluir, tres eventos nos hacen tambalear a los mexicanos. Y tal vez no tienen que ver el uno con el otro; sin embargo, como sociedad debemos hacer un alto el camino y reflexionar sobre lo que sucede. Un joven a punto de graduarse es secuestrado y asesinado en la ciudad de México; una madre golpea sin piedad a su bebé de meses, en el estado de Guerrero y, por último, nuestro gobierno Mexicano se deja intimidar por el de Estados Unidos, con repercusiones gravísimas.

Hechos separados, sin duda, pero que como sociedad no podemos quedar ajenos, insensibles, ni paralizados. Desde la desaparición de Norberto Ronquillo, fuimos testigos de cada acción que realizó su familia, sus amigos y la propia universidad.

Acciones como ésta, en el que un joven de tan sólo 22 años, a un par de días de graduarse, después de una semana de búsqueda y que sus padres pagaron el rescate, fue localizado sin vida en la alcaldía de Xochimilco.

Norberto, como muchos jóvenes de provincia, llegó a la ciudad de México, procedente de Delicias, Chihuahua, para ingresar a la Universidad del Pedregal a cursar la carrera de sus sueños; pero delincuentes truncaron no sólo sus anhelos, sino los de su familia, sus amigos, compañeros y muchos mexicanos que estamos estremecidos con lo ocurrido.

Qué sucede, México; algo está pasando en nuestra sociedad; es el caso de Norberto, que como ese hay otros más en diferentes lugares del país; y como fue el de esta mujer que, sin piedad, golpeó a su hija, cuyas imágenes se hicieron virales en redes sociales y, que al verlas, como madre, no puedes concebir tan terribles escenas.

Dijo la madre de Norberto: veníamos por su título y nos llevamos su acta de defunción.

No conocemos a esta bebé, ni a su madre, como tampoco conocimos a Norberto, ni a sus padres, quienes en gritos tan desgarradores pedían a su hijo resistir la embestida de los delincuentes que le privaron de su libertad y luego le asesinaron.

Sin embargo, el desconocer sus vidas, y el ver a distancia las decisiones que toman nuestros gobernantes, que llevarán al país a una crisis humanitaria con la presencia de miles de migrantes que permanecerán en territorio nacional esperando que Estados Unidos les permita ingresar, no deben hacernos extraños y menos inmunes al dolor ajeno, ni a las repercusiones que cómo país tendremos.

No debemos permitir que esto tan cobarde siga impune, pasen los días y, luego no suceda nada. Esto que acontece a nuestro México debe hacernos reflexionar y tomar acción en cada uno de los espacios en los que nos encontramos. Todos, gobernantes, políticos, empresarios, profesionistas, padres de familia, tenemos que trabajar porque no haya impunidad.

Los mexicanos no vemos un proyecto de nación que llegue a la célula básica de nuestra sociedad, sólo vemos un país que cada día se divide más y más. No vemos un rumbo que nos diga cómo se solucionarán estas problemáticas sociales, como la inseguridad, la desintegración familiar y la falta de empleo que aquejan a todos los mexicanos. Solo vemos el incremento de decepción de muchos que vieron la salvación en una última esperanza: el cambio de régimen.

@ArlnContreras

RELACIONADAS

ARLENE CONTRERAS Desde otro Ángulo

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry