Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mié 12 jun 2019, 7:26am 8 de 8

Miles quieren ser profesionistas, pero la UJED y el ITD son insuficientes



La Raya del Tigre

Un total de 3 mil 410 jóvenes fueron rechazados este año para estudiar una carrera profesional tanto en la Universidad Juárez del Estado de Durango como en el Instituto Tecnológico de Durango, ya que ambas instituciones educativas carecen de infraestructura y de personal docente.

Tan sólo en el caso de la UJED, presentaron su examen Ceneval 3 mil 762 estudiantes, pero el cupo es para solamente mil 400 -incluso podrían ser menos- por lo que algunos solamente tendrán la opción de irse al controversial semestre "Cero" o las universidades privadas, de acuerdo a las declaraciones vertidas recientemente por el rector Rubén Solís Ríos.

Como es sabido, quienes no pasaron el filtro del Ceneval tienen cabida en el semestre "Cero", un mecanismo de retención de flujos estudiantiles en las instituciones públicas que se ha convertido en un gran negocio, pero de ningún aprovechamiento para el estudiante, quien paga por estar inscrito ahí con la esperanza de ingresar a la carrera al semestre siguiente, aun cuando no tiene asegurado su incorporación a la enseñanza profesional en ese lapso y, de hecho, hay no pocos casos de repetición del Cero, sobre todo en la Facultad de Medicina y Nutrición.

Es precisamente la FAMEN la que por años ha llevado el estigma de ser la escuela con la reputación de pedir "la mordida", "moche" o soborno de más alto rango por ingresar a sus aulas. No es ningún secreto que un padre de familia debe desembolsar muchos miles si desea que su hijo sea aceptado en la carrera de Medicina sin pasar por algún filtro, o pagar un poco menos por un acomodo en el Cero y luego debe hacerse otro gran desembolso para ingresar a la carrera, luego de seis meses de permanencia en ese ciclo creado para que sólo transcurra el tiempo.

Por lo que hace al Instituto Tecnológico de Durango, este año solicitaron su ingreso a a alguna de las carreras profesionales que ofrece la institución un total de 2 mil 148 estudiantes con su preparatoria terminada y sólo mil 100 fueron aceptados, según informó el director Jesús Astorga Pérez. A los no aceptados, esta institución ofrece un curso de nivelación de conocimientos, también denominado semestre Cero, aunque es obvio que no hay capacidad para inscribir a los más de mil rechazados.

La UJED y el ITD son, pues, las instituciones profesionales de enseñanza pública que se volvieron insuficientes durante los últimos años para atender a los estudiantes de Durango interesados en realizar alguna carrera profesional. El desdén por la educación por parte de gobiernos poco enfocados a lo largo de décadas en la planeación educativa acabó por aniquilar el sueño de miles de jóvenes al ser rechazados, cuando deseaban convertirse en profesionales en alguna rama de la ciencia.

Por dolorosa que sea la no aceptación a estos miles de jóvenes en ambas casas de estudios, es peor todavía el solo hecho de cuantificar el número de otros egresados de educación media superior que ni siquiera intentaron ingresar a una carrera profesional, porque la situación económica del hogar impedía aspirar a una profesión.

Aunque muchos quieren, no es fácil formarse profesionalmente en México, por lo visto, y menos en Durango, de acuerdo a estos ejemplos claros de insuficiencia de espacios físicos y personal docente. Es una pena y algo debe cambiar.

 COLMILLOS Y GARRAS

FUENTES DEL CABILDO local aseguran que las obras de pavimentación que se realizan en estos días en el bulevar Francisco Villa, justo en las inmediaciones de la construcción del puente a desnivel, no están contempladas dentro del programa de trabajo para este año. Se trataría de una inversión no autorizada, pues... SIGUEN REALIZANDO UN gran esfuerzo alumnos, maestros y padres de familia del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CAM- CREE), al montar periódicamente una cafetería en diferentes sedes, con apoyo del Departamento de Educación Especial de la SEED, en la que los mismos estudiantes y maestros elaboran todos los antojitos y atienden a la clientela. Es una forma de trabajar, divertirse y convivir, así como de obtener fondos para la institución. Hay que asistir y aportar a este noble proyecto... CON LA ENTRADA en vigor de la Ley de Imagen Institucional en Septiembre, los nuevos gobiernos, en este caso los municipales, dejarán de gastar miles de pesos en pintar todos los espacios institucionales con nuevos colores. Ya es hora de poner un freno a este dispendio cíclico.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry