Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mar 18 jun 2019, 6:50am 6 de 7

Se equivocó Alma Marina Vitela y de paso embarcó a López Obrador



La Raya Del Tigre

Si pretendía hacer quedar mal al gobernador José Aispuro Torres delante del presidente Andrés Manuel López Obrador durante el evento de este domingo en Gómez Palacio, Alma Marina Vitela, alcaldesa electa de esta ciudad lagunera por MORENA, acabó con la soga al cuello y al que hizo quedar mal fue al propio AMLO, quien con su consulta a mano alzada pulverizó el proyecto de Metrobús para la zona metropolitana de La Laguna, presuntamente mal informado por Vitela.

Así, todavía sin tomar posesión de la alcaldía gomezpalatina, Alma Marina Vitela empieza su gestión con un marcador en contra, pues se le señala como artífice de la cancelación de esta obra, un asunto que ya provocó gran polémica y muchas expresiones en contra de las declaraciones de que "no va el Metrobús", según dijo el presidente después de la supuesta consulta.

Por su lado, el gobernador Aispuro Torres, quien también estuvo presente en ese evento, señaló a la alcaldesa electa de promover y auspiciar los abucheos y protestas en su contra, a través del acarreo de personas con intereses muy ajenos a los de los laguneros, aseguró el mandatario estatal. O sea, nada bien le fue a la alcaldesa electa.

Todo esto dio pauta a una inesperada consulta con esa audiencia, que dijo "no" al proyecto de Metrobús, ya contemplado en el presupuesto de egresos de este año y casi finalizado en el tramo de Torreón y Matamoros, Coahuila, con la finalidad de extenderse hasta Gómez Palacio y Lerdo, pero la mayoría de los asistentes al mitin votaron por una negativa, en lo que, de acuerdo a los señalamientos, habría sido una estrategia de Vitela, aunque ella negó las acusaciones. Sin embargo, con claridad ha manifestado su preferencia por mejorar las condiciones de un hospital en Gómez Palacio y otras obras, en lugar del Metrobús.

"No se puede poner alfombra en una casa que tiene un hoyo en el piso", dijo Vitela cuando se le cuestionó su oposición al proyecto de modernización de transporte para esa zona metropolitana, por cierto la cuarta en importancia en el país, detrás de Ciudad de México y Edomex; la de Monterrey y municipios conurbados; la de Guadalajara-Zapopan, junto con otras municipalidades adyacentes.

Por lo pronto, esa cancelación tan a la ligera y con tan poco representativo sector -porque ahora se sabe que los que decidieron ni siquiera conocían el proyecto-provocó notoria molestia del gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, así como del presidente municipal de Torreón, Jorge Zermeño Infante, quienes desde hace algunos años plantearon la continuidad del Metrobús hacia el lado de la Comarca Lagunera duranguense, dada la ventaja del gran avance de la obra en el lado de Coahuila.

Lo ocurrido este domingo con presencia de López Obrador en Gómez Palacio obliga a un replanteamiento de varias cosas, de las menos graves hasta las más trascendentes, en el futuro inmediato. Por principio de cuentas, afloró la evidencia del operativo montado para denostar al mandatario duranguense, quien hasta el pasado 16 de Febrero, durante la visita de AMLO al municipio de Tamazula, se había mantenido como uno de los pocos gobernadores sin recibir abucheos delante del presidente. Si en lo sucesivo López Obrador quiere mostrar congruencia en sus llamados a la unidad y a dejar a un lado los pleitos de otro tiempo, debe convocar a los suyos para evitar la agresión y descalificación en contra de sus opositores en todo el país.

Ahora bien, el presidente no puede seguir definiendo obras de gran calado, sean en la entidad que sean, en función del "dedazo" de un grupo que de ninguna manera puede ser la voz de todo un conglomerado, en este caso los empresarios de la Comarca Lagunera. Un proyecto formal de gobierno no puede cancelarse por la simple ocurrencia de quienes acuden a un mitin y, azuzados o no por alguien, levantan la mano sin conocimiento de causa. Esa práctica ya debe ser eliminada, por engañosa.

Entonces, no hubo ganancia alguna, sino pérdidas, en esta visita de AMLO a La Laguna y, además, los gomezpalatinos tienen motivos, tan rápido, para dudar de la capacidad y templanza de su próxima alcaldesa.

 COLMILLOS Y GARRAS

EN TÉRMINOS GENERALES, los medios de comunicación nacionales le dieron buen tratamiento al gobernador José Aispuro Torres, al encarar a sus detractores en el evento ocurrido en Gómez Palacio ante la presencia de Andrés Manuel López Obrador, quien por su parte, se llevó severas críticas por su pueril método para decidir la cancelación de una obra de transporte debidamente presupuestada... EN ESTE EMBROLLO, Alma Marina Vitela cargará a cuestas la responsabilidad por la cancelación de una obra que aliviaría, en buena medida, el deficiente transporte público en la Comarca Lagunera... SI POR ALGO se ha distinguido el gobernador José Aispuro es por no tomar represalias contra quienes le han hecho algún daño y en el caso de la alcaldesa electa de Gómez Palacio, será difícil que confíe en ella de ahora en adelante.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry