Editoriales
RUB?N C?RDENAS
jue 19 sep 2019, 4:04am 3 de 8

Costoso le puede resultar a Esteban Calderón imponer a Martínez Salas



La raya del tigre

No se conocen las razones por las que Esteban Calderón Rosas, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Durango, impuso a Adán Cuitláhuac Martínez Salas como Secretario General de Acuerdos del Pleno del Poder Judicial local, a sabiendas de que está impedido legalmente para desempeñar esa función, porque acumuló varios procedimientos administrativos en su contra cuando fungió como juez local. Entonces, es un hecho que todos los documentos firmados por este funcionario podrían caer en la ilegalidad y, por tanto, venirse abajo las resoluciones del Pleno en las que funge como tal.

Así, podrían quedar en total invalidez sentencias que ha emitido esa soberanía judicial, dentro de las que se cuentan juicios de responsabilidad contra jueces y magistrados, así como todos los documentos que ha certificado Martínez Salas, haciendo uso de la fe pública de que goza. Podría ocurrir, pues, la posible pérdida de gran parte de la tarea realizada por el Poder Judicial del Estado de Durango en los últimos tres años, desde que Calderón Rosas sustituyó a Apolonio Betancourt en la presidencia del más alto tribunal de justicia en la entidad.

Conocido es que, desde el principio, el magistrado Calderón Rosas impuso a Martínez Salas, pese al grueso expediente de irregularidades administrativas acumuladas a su paso como juez en algunos municipios del estado y, para tratar de justificar su permanencia en la Secretaría General de Acuerdos del Pleno, Calderón Rosas sostiene que esa alta encomienda no es jurisdiccional, por lo que resulta irrelevante la suspensión laboral impuesta para ese cargo; sin embargo, esa función emana de la carrera judicial, emite acuerdos de trámite y, en compañía del Pleno del Tribunal Superior de Justicia, autoriza las sentencias y resoluciones de este. Es decir, no se trata un cargo administrativo, sino absolutamente jurisdiccional y, por tanto, está en la absoluta ilegalidad.

El artículo 28 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado especifica 18 facultades y obligaciones del Secretario General de Acuerdos del Pleno y todos son de carácter jurisdiccional, así que se falta a la verdad cuando se trata de hacer pasar estas facultades y obligaciones como funciones administrativas.

De esta manera, cualquier abogado litigante o parte interesada puede demandar la nulidad por falta de formalidades esenciales en que intervino este funcionario judicial. Una sola petición formal para nulificar cualquier resolución que contenga la firma de Martínez Salas podría desencadenar una cascada de demandas en el mismo sentido y así quedaría hecha polvo todo la tarea realizada en este lapso, que sobrepasa ya los tres años.

La magnitud del problema podría alcanzar también a los otros poderes constitucionales, como el Ejecutivo y Legislativo. O sea, se trata de una ilegalidad que debe subsanarse cuanto antes y sin contratiempos. La justicia local no puede seguir a expensas de una imposición, en donde debe haber un buen caudal de intereses para beneficio de unos cuantos, lo cual es paradójico, precisamente porque está ocurriendo dentro del Poder encargado de impartir justicia. Sólo en Durango pasa.

COLMILLOS Y GARRAS

FUE UN ESCENARIO de circo, maroma y teatro la comparecencia del titular de la Secretaría del Bienestar, Jaime Rivas Loaiza, ayer ante el Congreso local, con motivo del análisis de la glosa del tercer informe de gobierno. La presencia de líderes sociales "maiceados" aplaudiendo, de burócratas acarreados y las preguntas "light" de los legisladores sellaron el evento, que nos hizo recordar el típico estilo priísta de otros tiempos... POR CIERTO, ACUDIERON no pocos alcaldes de los 39 municipios del estado como invitados especiales del secretario Rivas Loaiza, como si se tratara de una fiesta y no de una reunión de trabajo y rendición de cuentas ante el pueblo de Durango... LO ÚNICO QUE lograron los alcaldes asistentes fue perder el tiempo, como si no tuvieran tanto asuntos que arreglar en sus respectivos municipios y comunidades, sobre todo los que llegaron desde tan lejos. No tiene ningún caso seguir realizando los análisis de la glosa en el actual formato. Ni para una buena historia de fantasía sirven.

[email protected] rubencardenas10

RELACIONADAS

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry