Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
jue 17 oct 2019, 6:36am 1 de 7

Muy frágil el plan de paz de AMLO; persisten complicidades con 'el narco'



La Raya Del Tigre

La matanza de 13 policías en Michoacán y 15 ciudadanos en Guerrero al inicio de esta semana, con 24 horas de diferencia, no sólo muestra la fragilidad del plan gubernamental para pacificar el país, sino también evidencia la red de corrupción existente entre grupos criminales y autoridades de todos los niveles, tal como ocurría en anteriores sexenios y como se prometió que ya no iba a suceder.

Por principio de cuentas, en el municipio de Aguililla, Michoacán -parte de la llamada "tierra caliente"- un grupo de 43 policías preventivos fue emboscado el lunes por un comando, con fatales resultados: 14 elementos caídos, una veintena de heridos y otro tanto de ilesos. Circuló un video en el que supuestos miembros del cártel Jalisco Nueva Generación dieron instrucciones a los sicarios de colocar cartulinas en los vehículos que incendiaron "para que se sepa de dónde viene el putazo" (sic).

De acuerdo a la versión de las autoridades michoacanas, el convoy de policías se trasladaba a la cabecera municipal de Aguililla para llevar a dos mujeres a realizar una diligencia en un juzgado de Morelia, lo cual no explicaría lo aparatoso del operativo, a menos que, según el titular de Seguridad Pública estatal, Israel Patrón, en zonas como Aguililla y otras, las patrullas deben ir acompañadas de contingentes grandes.

Como suele ocurrir en casos similares, al momento no se conocen todos los datos, mientras que la exigencia del gobernador Silvano Aureoles Conejo es que "se investigue a fondo y no haya la mínima impunidad", según expresó. En ningún momento, por cierto, hizo alusión a la presunta responsabilidad del cártel en este hecho sangriento.

Luego, el martes por la tarde, los medios de comunicación dieron cuenta de otro enfrentamiento, esta vez en Iguala, Guerrero, en el que 14 civiles y un militar perdieron la vida. Ayer, la Secretaría de la Defensa Nacional informó que personal de la zona militar de Chilpancingo aplicó la Ley Nacional sobre uso de la Fuerza, en respuesta a una agresión con Armas de fuego en la comunidad de Tepochica, municipio de Iguala.

En los últimos meses, en diversas regiones del país se habían registrado agresiones de civiles a militares, pero los miembros de las fuerzas armadas no habían aplicado esta ley, tal vez porque la mayoría de las veces no fueron agredidos con armas de fuego.

De cualquier forma, una y otra matanza en estos últimos días refleja el problema de violencia en que seguimos inmersos y la ineficacia, al menos hasta ahora, del plan de paz implementado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Es cierto que los más altos niveles de violencia están focalizados en Chihuahua, Jalisco, Tamaulipas, Veracruz, Guanajuato, Michoacán y Guerrero, pero la aparente normalidad en otras entidades no obedece a una estrategia funcional de las autoridades encargadas de la seguridad, sino a acuerdos establecidos por las organizaciones criminales, así que en cualquier momento puede desatarse la violencia, como la que vemos hoy en estos siete estados.

La displicencia con que actúan los cárteles de las drogas y el arrojo de civiles armados para enfrentar al ejército solamente revelan la prevalencia de la red de complicidades entre autoridades de todos los niveles de gobierno con los grupos delictivos. Estamos muy lejos todavía de un combate eficaz al crimen organizado y ya no es posible ni viable seguir esperando.

AL REVISAR LAS cuentas públicas de los municipios de Súchil, Pánuco de Coronado e Hidalgo correspondientes al 2018, los diputados locales encontraron inconsistencias de 50, 60 y 84 por ciento, respectivamente, por lo que no fueron aprobados. La investigación sobre el destino de tales recursos en estos tres municipios debe realizarse a fondo... EN EL MARCO del Día Mundial de la Alimentación, la Secretaría de Salud informó que en Durango están reportados 672 casos de desnutrición, 29 de los casos son severos; entonces, no hubo mucho para festejar a nivel local... PERSONAL ACADÉMICO Y estudiantes universitarios aseguran que la frecuencia de rondines policiacos ha provocado una disminución de "cristalazos" en la zona de facultades de la UJED, que aparentemente es segura por el número de gente que transita a toda hora, pero donde los robos son recurrentes.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry