Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
mar 12 nov 2019, 7:10am 5 de 7

Hay detenidos del caso LeBaron; nomás que no los vayan a devolver



La Raya del Tigre

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, aseguró ayer que ya hay detenidos plenamente identificados como participantes en la masacre de la familia LeBaron, ocurrida el día 4 de este mes en el municipio de Bavispe, Sonora, en los límites con Chihuahua; el funcionario federal se abstuvo, empero, de abundar en la información porque, según dijo, el caso está en manos de las Fiscalías del Estado de Sonora y General de la República. Aseguró también que elementos del Federal Bureau of Investigation (FBI) se encuentran en México colaborando en la investigación.De esta manera, ya que la resolución del caso compete a ambas fiscalías, igual sucede con la responsabilidad de informar a la sociedad sobre los avances, hasta que el terrible suceso que ha cimbrado al país quede completamente esclarecido. Por lo pronto, el titular de la SPyPC, que es de por sí parco y poco emotivo, limitó sus comentarios y no adelantó si pertenecen o no los detenidos a alguna organización criminal.A una semana del homicidio múltiple, había trascendido información de un solo detenido y la presunción de que los autores podrían haber sido integrantes de los grupos armados que operan en la región; incluso el propio Alfonso Durazo planteó inicialmente la hipótesis de que pudieron ser confundidas las tres madres con sus 14 hijos, de los cuales seis fueron ultimados, cuando transitaban por un camino rural a bordo de tres vehículos.En el crítico momento que vive el país en cuanto a movilidad de los grupos criminales, resulta de vital importancia que estos hechos sean resueltos rápidamente y con toda veracidad; la sociedad mexicana debe saber quienes son los que actuaron de manera tan brutal y sin compasión alguna en contra de mujeres indefensas y niños, bebés inclusive, a quienes emboscaron a pleno mediodía. De manera que al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le urge actuar con todo el peso de la ley contra los responsables y, por supuesto, está comprometido también a esclarecer el origen del atentado, cualquiera que sea, independientemente que se trate de ciudadanos con la doble nacionalidad, mexicana y norteamericana y que, por lo mismo, podría surgir un conflicto bilateral.En esta semana, se han dado a conocer más detalles sobre cómo los niños se protegieron entre sí y dieron aviso a sus familiares, así como las circunstancias en que los LeBaron han vivido en el norte de México desde hace más de un siglo; de hecho, algunos han declarado que permanecerán en nuestro país, aunque otros, más de cien, ya decidieron regresar a los Estados Unidos. Algunos miembros de esa comunidad mormona se han quejado también de nuevas amenazas y, en este entorno de confusión, es imperativo que las autoridades destierren, pero no a la gente, sino la impunidad y garanticen seguridad no sólo para los integrantes de la comunidad LeBaron, sino para todos los habitantes de esa zona, que actualmente se encuentra en disputa por cárteles de las drogas.Ahora bien, si ya hay detenidos, debe procederse como lo marca la ley y no dejarlos ir por la famosa "falta de pruebas" o por una nueva exigencia de alguna organización criminal. El Estado no puede doblegarse una vez más ante la criminalidad y, en cambio, debe aprovechar el momento para reivindicarse con la sociedad y demostrar que es suficientemente fuerte como para aplicar la ley contra quien sea. Por esto es de importancia suprema que se diga la verdad sobre esta tragedia, que representa un agravio para un país entero, no solo para la familia LeBaron. Por lo pronto la Fiscalía sonorense y la General de la República tienen en sus manos, en gran medida, la recuperación de gran parte de la credibilidad en este gobierno.

En la autopista a Gómez Palacio, elementos del Grupo Especializado de Apoyo al Transporte, de la Policía Federal, decomisaron una carga de heroína, cuyo valor en el mercado pudo alcanzar los 350 mil dólares, en uno de los más grandes aseguramientos de droga en los años recientes... FUE A LA altura del municipio de Cuencamé donde se detuvo al ocupante de un auto Nissan, en cuyo compartimento traía 19 paquetes con la droga, nueve de los cuales contenían una masa de color negro (heroína en pasta), que pesó 9 kilogramos y 600 gramos. En los otros 10 paquetes había había cristal, cuyo peso fue de 5 kilos y 400 gramos... EL OCUPANTE DE la unidad fue puesto a disposición del Ministerio Público, junto con la droga asegurada. No es común que en territorio duranguense se realicen decomisos de heroína, la más cara de todas las drogas, sobre todo de la frontera hacia Estados Unidos.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry