Nosotros
POR: PSICOTERAPEUTA VANESSA BARDAN:
dom 1 dic 2019, 4:04am 4 de 5

Deja de romantizar relaciones tóxicas y deja de estar de su-frida



Frida Kahlo fue una artista mexicana conocida por su excéntrica personalidad y sus llamativas pinturas. Su vida estuvo llena de infortunios: sufría de poliomielitis y a los 18 años tuvo un terrible accidente automovilístico que la dejó casi totalmente paralizada. Su felicidad era Diego Rivera, a pesar de que tuvieron un matrimonio complicado y lleno de infidelidades.

La relación entre ambos pintores comenzó cuando Frida le pidió consejos y tutorías sobre pintura a Diego Rivera a quien admiraba profundamente, el artista reconoció su talento enseguida y la impulsó a seguir la pintura tradicional mexicana.

Él le regaló sus primeras acuarelas. Frida se sintió apoyada por Diego y ambos iniciaron una relación amorosa. Los llamaban el elefante y la paloma. Él, de 42 años y con 136 kg; ella, de 22 años y 44 kg.

Él tenía epilepsia, Frida tenía polio. Sus males los unieron. Kahlo fue una mujer de carácter fuerte, muy liberal y abiertamente bisexual. A pesar de que ambos eran descaradamente infieles, fue la infidelidad de Diego con la hermana menor de Frida, Cristina lo que puso fin a su matrimonio.

Él engañándola, ella amándole sin medida. Él adorándola, pero incapaz de ofrecerle un vida exclusiva y compartida. Amor y desamor se conjugan en un romance lleno de peleas y reconciliaciones, un amor inestable pero que al final los uniría para la eternidad. Apasionados y tiernos. Una historia que trasciende el tiempo y el espacio, un amor para la eternidad.

Frida, enamorada de un hombre que no supo amarla, nos enseñó cómo es posible vivir la vida aún con los pesares y el dolor del amor. Diego Rivera dijo: «Tuve la suerte de amar a la mujer más maravillosa que he conocido. Ella fue la poesía misma y el genio mismo. Desgraciadamente no supe amarla a ella sola, pues he sido siempre incapaz de amar a una sola mujer. Haberme enamorado de ella es lo mejor que me ha pasado».

Frida siempre lo dijo, Diego fue el segundo mayor accidente que sucedió en su vida después de aquel que sufriera en el tranvía, el cual ocasionó en ella una serie de problemas, tanto físicos como psicológicos, que dejarían a la gran pintora en cama durante un largo tiempo; Diego, por otro lado, provocaría un desorden emocional que duró casi hasta el final de sus días. Muchas personas han querido identificarse con ellos por el hecho, de que se amaron hasta el último momento.

Lo que no tienen presente es que su relación se basó en la dependencia e inseguridad, en una serie de infidelidades por parte de ambos, desordenes emocionales, indiferencia, divorcios, etc. y aunque al final los dos declararon que su amor fue único, estuvo lleno de complicaciones que los destruyeron en su momento, convirtiendo su relación en dependiente, inestable y dolorosa para ambos. Es cierto que ninguna relación es perfecta, las personas se equivocan y la experiencia del amor tiene sus complicaciones, pero la vida de pareja raramente se deteriora de un día para otro.

¿Hasta dónde es sano mantener una relación cuando no nos está haciendo felices? Si sientes que te tratan mal, es probable que sea así. Tu relación va del carajo. Y tú: ¡en negación! Las relaciones sanas hacen que te sientas bien contigo mismo, las relaciones enfermizas, no. Las mentiras, las infidelidades, los celos, el control y la falta de respeto son signos de una relación enfermiza. Una relación de pareja equilibrada y madura, nos permita crecer y desarrollarnos, sentirnos queridos y apoyados y resulta realmente enriquecedora para ambos. Invariablemente se necesita de la voluntad y acuerdo de dos personas.

Si uno de los dos no quiere, no hay manera conveniente de hacer que una relación sana se dé entre ambos. "De qué sirve que yo tape hoyos si tú sigues haciendo agujeros". Cuando lo que se recibe son humillaciones y malos tratos, es momento sin duda de replantear los términos de esa relación y, en algunos casos, poner distancia con quien no sabe tratarnos dignamente.

Una relación de pareja es para disfrutarse y no para sufrir o vivir angustiado.

Parejas, amigos, países... todos nos sujetamos a reglas donde preservar la dignidad es indispensable para poder tener una relación en armonía. ¿Cuántas veces tiene que violarte, golpearte, escupirte en la cara para que llegues al límite de lo inaceptable? ¿sabes porque estás al lado de una persona que defines como limitada y neurótica? Porque es la pareja para la que te alcanzó, porque tienes lo que crees que mereces, cada chancla tiene su par, todo es un reflejo de cómo te sientes por dentro, elegimos la vida amorosa que queremos, pero igual no lo digan shhhh.

RELACIONADAS

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry