Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
lun 29 jun 2020, 8:46am 5 de 8

Buscar acuerdos con el PRI, MC y PRD podrían restarle al panismo



La Raya del Tigre

La propuesta desde el interior del Partido Acción Nacional para establecer "acuerdos electorales locales", no coaliciones, en todos los casos de la elección del 2021 con los partidos de oposición -que bien podrían ser PRI, MC, PRD- debe ser fríamente analizada, por todo lo que implica. Claro está que el propósito es recuperar el Congreso federal y un buen número de gubernaturas, así como los congresos locales y municipios, pero no a cualquier costo.

Por supuesto que es una aspiración legítima del panismo retomar el poder en el país y el echar mano de la alianza de fuerzas políticas es una de las vías para alcanzar tal objetivo, pero por el momento que viven los partidos políticos en México, tan carentes de credibilidad, se vislumbra un camino lleno de obstáculos y desencuentros, por lo que llamarlos a la unidad de esfuerzos puede resultar contraproducente.

El solo hecho de imaginar un acuerdo electoral entre el PAN y PRI se antoja complicado, aunque en infinidad de situaciones hayan actuado juntos. El PAN surge como partido político en 1939 precisamente para disputarle el poder al PRI -entonces PNR- cuyo mérito en 1929 fue unir a las distintas fuerzas revolucionarias de la época para seguir la ruta de un México distinto después de la cruenta revolución.

De este modo, no será fácil al PAN justificar ante el electorado el establecimiento de un acuerdo con tan acérrimos rivales políticos; de hecho, en no pocos procesos electorales las controversias han terminado en los tribunales y las hostilidades quedan allí por mucho tiempo, sea a favor de quien sea el fallo. Amigos nunca han sido, pues.

Por lo que respecta a Durango, las últimas batallas electorales entre PRI y PAN dejaron la sensación de que el PRI le llegó a arrebatar al PAN triunfos "a la mala", como en el año 2012 y, en la última elección, el PAN ofreció llevar ante la justicia a quienes "se la hicieron a Durango". Hoy en día, centenas de amparos se siguen solicitando por priístas temerosos de ir a la cárcel, tras la victoria del PAN en la gubernatura del 2018.

Además, el PRI trae un rechazo ciudadano superior al 80 por ciento; su capital político se volvió añicos y no puede ofrecer mucho ni negociar como antes en un eventual acuerdo con otro partido; en cambio, le ayudaría demasiado unirse con la segunda fuerza electoral del país para tratar de avanzar un poco en el sinuoso camino que hoy transita.

En cuanto a Movimiento Ciudadano, a nivel local está en etapa de cambio. Sus dirigentes sólo esperan el momento en que les solicitarán dejar los cargos, porque el MC del senador José Ramón Enríquez dejó de existir en el momento que decidió unirse a la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional en el Senado de la República.

Y el Partido de la Revolución Democrática sigue en franca extinción; sus pocos miembros se han distinguido por exigir posiciones y beneficios no sólo para ellos, sino para sus cónyuges o familiares y amigos cercanos, una práctica común en ellos en cualquier acuerdo político-electoral en el que participen.

Le sobran razones a los panistas que abanderan la propuesta de conformar un frente comunitario para arrebatarle el poder a MORENA, es verdad, pero no podrán hacerlo si comienzan a aflorar, como suele suceder, los intereses partidistas y no el afán de unirse por un México democrático que permita equilibrios en la gobernabilidad, lo cual es muy saludable. También les asiste la razón al querer aprovechar los notorios errores de la Cuarta Transformación para convencer al electorado de que este gobierno falló en ubicar al país en el sitio que le corresponde, pero deben meditarlo muy seriamente al llamar a estos aliados, que bien podrían convertirse en estorbos o enemigos más temprano que tarde. Al tiempo.

COLMILLOS Y GARRAS

SÓLO EN ESTE mes de Junio, los contagios por COVID-19 se dispararon en un 300 por ciento en Durango y las defunciones un 200 por ciento. Seguimos en el momento más crítico de la pandemia y con el riesgo de que estas cifras sigan en ascenso, ante la inmoderada movilidad que hemos estado practicando... SI EN EL Poder Judicial del Estado, de los mil 157 trabajadores, solamente 145, es decir, un 12.5 por ciento, conforman el grupo vulnerable al COVID-19 ¿Por qué decidieron confinarse tanto tiempo y dejar a Durango sin el ejercicio de la justicia? Gradualmente pudieron haberlo hecho, con todos los cuidados, junto con los otros Poderes, el Legislativo y Ejecutivo... HOY ES DÍA de Mesa de Análisis en Pleno Siglo, a través de Facebook Live, en Siglo-TV. Nos vemos y nos escuchamos en punto de las 7 de la tarde con el desarrollo de los temas actuales. A esa hora nos encontramos.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2020. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry