Regional
Por Héctor Hernández M.
mar 20 mar 2007, 6:40pm 10 de 10

Nace la primavera en Chalchihuites



CHALCHIHUITES, ZAC.- Desde hoy los sucesores de los chalchihuites, náhuatls y atlantes reciben a cientos de personas provenientes de varias partes del planeta a observar el equinoccio.

El primer rayo del Sol que anuncia el nacimiento de la primavera, muerte del invierno, tendrá efecto mañana 21 de marzo en el centro arqueológico de Alta Vista, testigo fiel de la grandeza de la cultura chalchihuite.

Alta Vista se localiza a 229 kilómetros al noroeste de la ciudad de Zacatecas y a 170 kilómetros al sureste de Durango pasando por Nombre de Dios, Vicente Guerrero, Súchil y Gualterio, para luego llegar a Chalchihuites y de ahí a cinco kilómetros se observan los vestigios de la raza milenaria descendiente de los nahuas y atlantes.

A temprana hora llegan de diferentes lugares del país y el extranjero personas que saben apreciar las construcciones impecables que a pesar de los siglos se mantienen erguidas retando el tiempo y espacio.

Los visitantes se concentran en las ruinas arqueológicas para admirar la entrada de la primavera a través del rayo solar que corona el Cerro Picacho, cada 21 de marzo, conocido como equinoccio, es decir, cuando el astro rey se coloca por encima del Ecuador y la longitud del día y la noche son iguales.

La luz del rayo atraviesa las columnas para plasmarse en uno de los muros, lo cual demuestra el conocimiento astronómico de esta raza de bronce en Mesoamérica.

La gente empieza a acampar en los alrededores del centro arqueológico; de acuerdo con las autoridades municipales, se espera la presencia de más de 12 mil visitantes, a quienes les ofrecen una gran recepción con danzas que se remontan a miles de años.

Durante los días 20 y 21 podrán apreciar las ruinas de la civilización chalchihuite como el testimonio de una raza primitiva capaz de alcanzar el mayor grado de progreso, compatible con el medio social en que vivían, según los historiadores.

Alta Vista es el principal centro ceremonial y máxima expresión septentrional de Mesoamérica. Esta cultura se extendió desde la Sierra Madre Occidental de Zacatecas y Durango, entre los años 100 y 1250 después de Cristo, aunque su origen es antiguo como el hombre en América.

El nombre de Alta Vista ?según Salvador Rodríguez Ríos, guía de esta zona arqueológica desde hace 31 años- se debe a las cercanías que había con un rancho del mismo nombre, propiedad de Damasco Serrato, quien hizo las primeras excavaciones en la cima del cerro en busca de oro, pero se encontraron con su historia, su origen.

Después del hallazgo, enviaron al arqueólogo Manuel Gamio, quien realizó las primeras investigaciones en 1908 y 1910, y luego fue J. Charles Kelly en 1971-1976. Así encontraron el templo de Tezcatlipócatl, dios de la guerra, según don Salvador.

El conocimiento con que se cuenta sobre la cultura chalchihuite se debe fundamentalmente a más de tres décadas de estudios realizados por Kelly.

Según las investigaciones, el centro ceremonial fue diseñado y edificado entre los años 450-470 después de Cristo, con base en localización y orientaciones precisas a partir del Cerro Chapulín, que es una meseta situada a siete kilómetros al suroeste de este lugar, donde se encuentran dos petroglifos (piedra grabada de círculos y cruces), semejantes a los de Teotihuacán.

Desde esos petroglifos se proyecta un alineamiento del Sol en el pico del Cerro Picacho que sobresale en el paisaje del valle del río Colorado, admirado durante el solsticio de verano. El Picacho está relacionado con el Laberinto de Alta Vista, situado sobre el Trópico de Cáncer, de tal forma que las esquinas de las principales estructuras coinciden con los ejes de los puntos cardinales, orientación poco usual en Mesoamérica.

EXPLORACIÓN

Las excavaciones actuales significan un 15 por ciento de lo existente bajo tierra; la fortaleza tenía a su alrededor 80 kilómetros cuadrados de población, según estudiosos.

Alrededor del templo se encuentran cuatro fortalezas: al sur, el Cerro Chapín; al poniente, el Cerro Jacales, donde se divide el estado de Zacatecas con Durango; al norte, el Cerro Pedregoso, donde se localizan pirámides y plazas y el Cerro Picacho al oriente, sobre el pueblo de Chalchihuites. Fueron lugares ocupados por vigías que cuidaban a la tribu de invasiones; se comunicaban entre sí por medio de humo, espejos de piedra y caracoles.

Cabe destacar que este centro ceremonial coincide con las pirámides de Egipto: están exactamente en línea paralela, la simetría es exacta, las cuatro escaleras están orientadas por el norte magnético y los puntos cardinales.

Los científicos polacos aseguran que las 28 columnas marcaban el calendario lunar. La Pirámide del Sol tiene una altura de aproximadamente 30 metros, y sirvió para adorar al astro rey, cuyo nombre era Tonatiuh, que significa ?dios bueno?, ?de la luz?. En este templo se localizaron tres esqueletos embalsamados en posición de cuclillas, en un petate; medían 1.90 metros de altura.

El Municipio construyó un módulo de servicios, un auditorio de conferencias con capacidad para 105 personas, sanitarios, museo comunitario, sala de artesanías, estacionamiento y área verde, donde invirtieron más de 5.4 millones de pesos, informó Jesús Pérez Blanco, presidente municipal.

Hoy Chalchihuites será anfitrión de miles de visitantes, mostrará al mundo la grandeza de una raza que heredó el espíritu de lucha y de trabajo a las nuevas generaciones.

Historia del sitio

En 1908, Manuel Gamio llevó a cabo las primeras excavaciones científicas. En Alta Vista exploró la zona que ahora se conocen como Salón de las Columnas y las escaleras anexas; asimismo, realizó algunos sondeos en las ?cavernas? de la región a las que consideró refugios defensivos.

Las investigaciones continuaron hasta 1971, cuando J. Charles Kelley inició una excavación extensa del mismo; esos trabajos continuaron hasta 1976. El conocimiento con que se cuenta actualmente sobre la cultura chalchihuite se debe fundamentalmente a más de 30 años de estudios realizados por Kelley y sus asociados en la región de los estados de Zacatecas y Durango.

El equinoccio quiere decir equilibrio, que la luz y la oscuridad no predominan la una sobre la otra. El gran actor del equinoccio es el Sol que, junto con la lumbrera de la noche, la Luna, son los dos cuerpos celestes que más presencia tendrán en la gran tarea a emprender de transformarse en un ser acorde consigo mismo y con el universo.

El equinoccio de primavera, en el hemisferio occidental, coincide con el comienzo de la estación del mismo nombre; ocurre alrededor del 21 de marzo, cuando el sol se mueve hacia el norte sobre la línea del Ecuador.

Equinoccio proviene de la palabra euqus: igual, y nox: noche; cada año suceden dos acontecimientos de este tipo, el de primavera y el de otoño, con fechas aproximadas del 21 de marzo y el 20 de septiembre, respectivamente.

RELACIONADAS

EQUINOCCIO 2007

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry