kiosko / Aleatoria

Moisés Suárez divierte hasta la 'chaviza'

Ha entretenido a generaciones enteras gracias a programas

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Moisés Suárez divierte hasta la 'chaviza'

Nació en Ciudad Mante, Tamaulipas. Desde pequeño quería ser actor y tras prepararse profesionalmente tanto en México como en Estados Unidos, logró concebir su sueño, y de qué manera, ya que en su carrera figuran tres clásicos de la comedia: La Carabina de Ambrosio, Chespirito y Vecinos.

Moisés Suárez se enorgullece de una manera humilde de haber puesto su toque a dichas producciones; la más reciente, Vecinos, se encuentra brillando en todo su esplendor cada domingo que se transmite por Las Estrellas. El actor, desde su casa en CDMX, platicó vía Zoom con El Siglo.

La charla fue muy amena y divertida. Además de hablar de Vecinos compartió recuerdos de su trayectoria, donde de igual manera destaca el filme norteamericano La máscara del zorro.

-¿Cómo estás?

He estado bien y ahora que estoy conectado pues estoy todavía mejor. Gracias por darme este tiempo.

-Vecinos ha tenido un enorme éxito. ¿Cómo te sientes al respecto?

La verdad, el recibimiento a través de estas nueve temporadas ha sido extraordinario y algo inesperado. El hecho de que tengamos ya 15 años dice mucho porque no es muy común que hoy en día un programa de TV dure tanto y lo mejor es que llevamos comedia blanca a los hogares.

-Tu personaje, “Arturo”, ha hecho una excelente mancuerna con “Magdalena” (Macaria)

Sí, así es. Creo que la familia de los “López Pérez” ha sido muy aceptada por la gente, pese a que es una familia disfuncional. Como saben, en la trama hay personajes de todos sabores y colores y todos han sido bien recibidos; nos emociona y nos conmueve que una familia de estas características siempre sea bien recibida por el público.

-En el elenco hay un lagunero, Markin López. ¿Qué nos cuentas de él?

Muy buen actor, muy buen muchacho y muy buena persona. Es un valor nuevo y estamos sorprendidos porque ha podido abordar muy bien su personaje de “Rocko”.

-Cuando comenzaron a grabar la primera temporada, ¿imaginaron que trascendería tanto el programa?

La verdad nunca imaginamos que Vecinos lograra trascendencia y que a estas alturas nosotros estemos recibiendo una corona por parte del público.

-Sin duda, en estos tiempos de pandemia ha sido un acierto que ustedes inyecten unas buenas dosis de comedia a la gente a través de Vecinos.

Efectivamente. El encanto de esta serie presenta historias de la vida real actual y eso lo hace muy rico porque esto facilita mucho la identificación con la gente. Por ejemplo, estamos tratado temas de la pandemia como las juntas de los vecinos, que ahora las hacemos vía Zoom.

-Se puede decir que Vecinos ya es un clásico, ¿no es así?

Considero que sí, estoy de acuerdo porque son 15 años y a través del tiempo se reforzará esta etiqueta de clásico porque se van a añorar las situaciones que se vivían, se viven y que seguramente seguirán viviéndose. Recordemos que en la vecindad de El Chavo, en esa época había vecindades, ahora son condominios; entonces la forma de convivencia es diferente, al igual que la estructura física de donde se vive, pero en esencia los personajes siguen siendo iguales, humanos, por lo tanto se convierte en un clásico.

-Ahora, tú tienes el privilegio de ser parte de tres clásicos… La Carabina de Ambrosio, Chespirito y Vecinos.

La verdad, cuando empiezas a analizar tu vida profesional uno se siente afortunado de haber estado y de estar en series tan relevantes dentro de la historia de la TV mexicana. Ser parte de Chespirito, La Carabina de Ambrosio y Vecinos me enorgullece de una manera humilde.

-En el programa de Roberto Gómez Bolaños empezaste desde abajo. ¿Cómo fue que lograste tener personajes del elenco base como “don Cecilio” y “Celorio”?

Así es. Cuando me inicié en esa serie fue por medio de una petición que le hice a mi querido amigo, Roberto Gómez Bolaños; yo le decía que quería trabajar con él, entonces me dio la oportunidad y luego me dio su confianza para que yo pudiera integrarme de lleno al equipo por medio de “Cecilio” y “Celorio”.

-¿Cómo fue laborar con Chespirito?

Un privilegio. Trabajar con él era una delicia que no sentías que estabas laborando, como sucede en Vecinos, piensas que vas a una reunión de familia. A veces he comentado que trabajamos tan a gusto y cómodamente que cuando nos dicen ‘ya vamos a grabar’, casi casi decimos, ‘no nos interrumpan, estamos pasándola muy bien aquí entre nosotros’.

-¿Cuál es tu opinión acerca de la salida del aire de los programas de Chespirito?

No sé cuál es el fondo de la situación, del problema, si es que es un problema. Tal vez son cuestiones legales y jurídicas que yo creo que las partes involucradas se van a sentar a platicar y espero que lleguen a un acuerdo porque los programas de Chespirito son clásicos y no debemos relegarlos.

-¿Esto también afectará a El Chavo animado, donde tú doblas al personaje del “profesor Jirafales”?

Sí, va incluido todo este paquete de programas relacionados con Roberto Gómez Bolaños y su familia.

-¿Y cómo fue que te convertiste en la “Pájara Peggy” de La Carabina de Ambrosio?

Yo era extra de diversas producciones. Yo iba tocando puertas y poco a poco fui escalando. Cuando llegó “Peggy”, dije “lo tomo y voy a hacer crecer al personaje”, era una gran oportunidad que me dio el productor Humberto Navarro; tomé esa oportunidad y de ahí vinieron otras más.

-También has destacado en cine, ¿no es así?

Una de las películas más conocidas en las que participé fue La máscara del zorro, al lado de Antonio Banderas y Catherine Zeta Jones. La verdad, también fue para mí un gusto y un honor estar en este largometraje que enriqueció mi historia como actor.

Moisés Suárez divierte hasta la 'chaviza'
Ha entretenido a generaciones enteras gracias a programas. (ARCHIVO)