finanzas / Aleatoria

México, con riesgo de 'ángeles caídos'

La CFE, Alfa y Alpek muestran una mayor vulnerabilidad tras la pandemia

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
México, con riesgo de 'ángeles caídos'

Fitch Ratings estimó que ante el impacto por la pandemia de COVID-19, México tiene el mayor riesgo de que un número importante de corporativos se conviertan en "ángeles caídos", esto es, que pierdan el grado de inversión en los próximos meses.

"El riesgo de ángel caído está presente en muchos países de América Latina, pero es más elevado en México, según la cantidad de emisores mexicanos en la cúspide de grado de inversión", dijo la agencia.

Fitch Ratings explicó que la cantidad de empresas latinoamericanas que pierdan el grado de subinversión en 2020 será varias veces mayor que en 2019, debido a los efectos relacionados con la contingencia sanitaria en el crecimiento económico y los precios de las materias primas.

En el caso de México, Fitch Ratings explicó que once de los 35 corporativos con la calificación 'BBB-' están domiciliados en México, incluido Nemak, que tiene perspectiva negativa.

"El riesgo también está generalizado en todos los sectores, pero los sectores de recursos naturales y de servicios eléctricos juntos representan el 40 % de los emisores cuyas calificaciones están en la cúspide del grado de inversión.

"Después de actualizar los pronósticos para 2020, 2021 y 2022 para emisores corporativos latinoamericanos 'BBB-', proyectamos que el flujo de efectivo de algunos emisores disminuirá un 20 % o más en 2020 y se recuperará solo modestamente en 2021", dijo.

En el caso de empresas mexicanas, Fitch Ratings explica el caso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual tiene la calificación "BBB-" con perspectiva estable y donde cualquier cambio en la nota de México se verá reflejado en las calificaciones de la empresa.

"El Gobierno mexicano apoyó a la CFE con transferencias de efectivo de 75.1 mil millones de pesos en 2019, 82.1 mil millones de pesos en 2018 y 65.9 mil millones de pesos en 2017. Fitch espera un respaldo en efectivo para 2020 de alrededor de 70 mil millones de pesos y este apoyo continuará en los próximos años. CFE tiene buen acceso a los mercados bancarios y de capitales. La revisión del pronóstico de Fitch para CFE refleja la disminución en la demanda de electricidad debido a los bloqueos del coronavirus", detalló Fitch Ratings.

Fitch refirió que otras firmas en México, como Alfa, enfrentan el impacto del COVID-19 con una mayor debilidad que la experimentada desde 2019.

"La proyección del caso base antes de la pandemia de Fitch anticipó resultados operativos débiles para Alfa en 2020".

Fitch analiza también el caso de Alpek, con un escenario general más débil, en términos de producto diferenciales, y una tendencia de volumen más débil para el segmento de plásticos y químicos.

"Un alto nivel de incertidumbre con respecto a los efectos relacionados con el coronavirus en la economía global ha llevado a la empresa a posponer el pago de 82 millones de dólares en dividendos y gasto de capital estratégico para aliviar la presión y mantener sólidas métricas crediticias", dice Fitch.

Mayor baja del PIB

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) ajustó la caída de la economía esperada para este año a -10 % desde el 9.5 % que consideraba hace un mes.

Lo anterior debido al fuerte golpe económico del COVID-19 durante el segundo trimestre del año de 18.9 %, que implicó un retroceso desde 1981, fecha en que se tiene información disponible.

Además, consideró necesaria una mayor eficiencia en el gasto para el presupuesto del 2021, dado el poco margen de maniobra que se tiene y las grandes necesidades. “No son momentos para el despilfarro de recursos”.

“Falta ver cuál va a ser la respuesta de los consumidores de los hogares, en qué medida van a bajar su consumo para reponer su ahorro perdido; si esa baja es sensible, la recuperación puede ser más lenta y la caída puede ser mayor”, dijo el vicepresidente del comité nacional de Estudios Económicos, Mario Correa.

México, con riesgo de 'ángeles caídos'
La CFE, Alfa y Alpek muestran una mayor vulnerabilidad tras la pandemia. (ARCHIVO)