editoriales / Aleatoria

Para amañar un contrato se es ratero o pend...

CONTRAPESOS

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Para amañar un contrato se es ratero o pend...

En 2019 Xóchitl Gálvez Ruiz señaló el gasto realizado por la pasada administración municipal de Durango, esto por la compra de las tan polémicas luminarias LED a un costo por de más elevado, -30 mil pesos por unidad- lo que significó una inversión total de mil 044 millones de pesos de acuerdo a la valoración que entonces hacía la Senadora.

"O se es ratero o se es pendejo para hacer una cosa así. Si no es pendejo, entonces es corrupto", así lo dijo -palabras más palabras menos- la legisladora federal acompañando a Jorge Salum del Palacio, entonces como candidato a la alcaldía capitalina a quien Gálvez pidió, además, que, de llegar al cargo, no dejara pasar inadvertida esta situación y realizara una investigación por este fraude.

Tras asumir el cargo como Presidente Municipal e integrada ya la nueva administración, la sorpresa fue descomunal cuando se dieron cuenta que este ventajoso contrato obligaba al pago de mil 220 millones de pesos, que al realizar una comparativa de costos, dichos servicios al final de la gestión Salumista podrían terminar alcanzando hasta 800 millones de pesos, lastimando aún más las ya de por sí precarias arcas municipales.

Fue así que la administración actual interpuso una inconformidad ante el Tribunal de Justicia Administrativa, porque, además de todo, el contrato fantasma del entonces "gobierno municipal feliz" se realizó a escondidas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Una operación que endeudaría hasta las cuatro administraciones municipales futuras para continuar con los desequilibrados pagos.

Es de recordarse la gran cantidad de reportes ciudadanos por el mal funcionamiento de muchas de estas luminarias, las que desde el primer día de su instalación y sucesiva puesta en operación, por distintos puntos de la capital del estado comenzaron a fallar y dar molestias a la ciudadanía, a pesar de haber sido adquiridas por supuestamente ser de una alta tecnología, avalada por importante marca y una magnífica calidad.

Los directivos de esta empresa proveedora de las luminarias tal vez pensaron que de darse la reelección de alcalde todo transitaría de manera conveniente para ellos, y en ese berrinche al inicio no estuvieron de acuerdo con la contrapropuesta económica hecha por la actual administración municipal, por lo que interpusieron una denuncia en contra proponiendo sumas que todavía vulneraban las finanzas del Municipio, según lo señaló la propia Contralora Municipal, Martha Judith Ávila Lucero.

Al final de cuentas no se trató de una renegociación de la deuda, sino de la cancelación del contrato para elaborar uno nuevo bajo otros términos. Ahora las luminarias pasarán a ser propiedad del Municipio y con los acuerdos se logró que al final se tenga un ahorro de 842 millones de pesos para el Municipio de Durango, el que pagará a la empresa una cantidad inicial de 148 millones, recurso que vendrá de las retenciones que el Gobierno del Estado hizo durante este proceso legal.

En vez de 12 largos años de endeudamiento, con esta operación, la gestión de Jorge Salum se está comprometiendo a liquidar este contrato a más tardar el 31 de diciembre de este mismo año. Entre otros beneficios la empresa ofreció ampliar la garantía de las luminarias hasta el año 2029, pero además donará al Municipio capitalino un total de 5 mil unidades extra.

Por otra parte y ante la petición de algunos regidores en el sentido que se investigue a los responsables de haber endeudado al Municipio con esta contratación, se les olvidó que ya existe en proceso una indagatoria al respecto. La primera denuncia interpuesta la hizo el propio Congreso del Estado ante la Fiscalía Anticorrupción, mientras el Ayuntamiento está coadyuvando con la información requerida.

EN LA BALANZA.- Lo que en su momento se presumió como un "gran proyecto" de iluminación urbana y que sería ejemplo a nivel nacional entre los municipios del país, hoy es reconfirmado como una fraudulenta operación de la que seguramente están detrás importantes funcionarios de la pasada administración municipal, quienes difícilmente pudieron haber actuado por iniciativa propia.

Twitter: @Vic_Montenegro

Para amañar un contrato se es ratero o pend...
CONTRAPESOS. (ARCHIVO)