ciudadpaloma / Aleatoria

Crónicas, cronistas y otras historias de la fundación de la Villa de Durango

CAPÍTULO QUE TRATA DE LA PARTIDA DEL GOBERNADOR Y SU CAMPO Y DE COMO TOMÓ POSESIÓN DE SU GOBERNACIÓN EN NOMBRE DE LA IMPERIAL CORONA Y DE LOS SERVICIOS QUE HIZO

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Crónicas, cronistas y otras historias de la fundación de la Villa de Durango

Por Baltasar de Obregón

Después de la prevención, adorno y composición del campo que con mucho gasto y trabajo puso en orden el comendador Diego de Ibarra y Francisco de Ibarra, su sobrino, partió el campo de las minas de San Martín … despidiéronse tío y sobrino con mucho amor y ofrecimiento del comendador Diego de Ibarra a su sobrino y restante del campo con palabra que les dio de acudirles y ayudarles en todo lo que se les ofreciese en la persecución del viaje y asimismo fue la despedida, dando a su sobrino virtuosos y loables consejos los cuales les admitió con promesa de obedecerlos según por la obra fue conocido su efecto. Fue marchando el campo con buena y escogida orden de guerra, con vanguardia, batalla y retaguardia bien concertada y repartida a buena usanza y modo de marchar en tierras de enemigos, hasta llegar al principio de las tierras de su gobierno y comisión adonde se dijo una misa aplicada al Espíritu Santo a quien todos pidieron auxilio para que todo lo enderezase al efecto de su santo servicio… Después de la cual tomó posesión en nombre y por la imperial Majestad con mucha solemnidad y mano y asiento de los secretarios y después de haberla tomada, hizo a los de su campo una loable y cristianísima exhortación animándolos a que cada uno acudiese con verdaderos hechos y obras enderezadas al servicio de Dios nuestro Señor y al de la imperial corona de su Majestad como buenos y leales cristianos y servidores de su real corona.

El gobernador Francisco de Ibarra puso por obra en allanar y asegurar aquellas comarcas y rededores, pacificando y castigando a los rebeldes y enemigos que les hacían daño en sus haciendas, minas, labores, estancias y caminos poniéndolos de paz y concordia con buenos medios de paz sin derramamientos de sangre en la Corona Imperial de su Majestad todo lo cual fue en acrecentamiento, utilidad y provecho de la real hacienda y de la de los mineros y mercaderes.

…Y no menos loable y de grande importancia y provecho, fue dar orden, medio y traza para que hubiese mantenimientos en abundancia y de moderados precios en aquellas comarcas, provincias y rededores, para cuyo efecto fundó dos villas en parte que pudiesen participar y contratar unos con otros y venderles los bastimentos de sus cosechas y villas, las cuales fundó nombrando a la una la del Nombre de Dios y la otra de Durango. Puso y edificó por su mano el cimiento e primer edificio de las iglesias para el ejemplo de los de su campo a que todos trabajasen de buen agana y así lo pusieron por obra y después con ayuda de los naturales las acabaron. Estas dos villas y sus rededores tienen fértiles llanadas, vegas y riberas de ríos abundosas y de provecho para ser cultivadas y pobladas de todo género de ganados. Poblólas de vecinos labradores a los cuales les dio sus repartimientos de pueblos, estancias y tierras para labradores, eligió en ella justicia y regimiento, trajo de paz a los indios comarcanos sin rompimiento de batalla ni de derramamiento de sangre, púsoles en policía, razón y buenas costumbres, hizo bautizar a los caudillos y mandones y con esta buena prevención y acertados medios redujo y puso estas villas y provincias en servicio de la imperial Corona de su Majestad…

** Baltazar de Obregón, acompañó a Francisco de Ibarra en la expedición de conquista del territorio de la Nueva Vizcaya, considerado como el primer cronista de estas tierras, escribió en 1584 las memorias de aquellas expediciones fundacionales, memoria a la que tituló “Historia de los descubrimientos antiguos y modernos de la Nueva España escrita por el conquistadorBaltasar de Obregón”, de este texto reproducimos ahora, en ocasión del 458 aniversario de la fundación de Durango, un fragmento del capitulo sexto, en el que da testimonio de este suceso, y que bien puede calificarse el primer relato sobre la fundación de las villas de Durango y Nombre de Dios.

JGR

NUESTROS POETAS

Por Olga Arias


/media/top5/Foto portada poemario Ciudad Paloma.jpg

Piedras que son mundos,

hacia

bóvedas y campanarios

que florecen ángeles,

para ser música,

alcanzar el astro

y decir,

por el cauce de la luz,

el rostro de Durango,

arquitectura columbina,

en la que las rosas de pórfido

y los minerales arborescentes,

construyen,

con racimos de sol y canto,

la casa

en que el hombre reclina su ensueño,

mientras labora y vive

su terna sinfónica.

DE LA TIERRA DEL CINE

LA LEY DEL BRAVO

Con la realización norteamericana de la Twentieth Century Fox, filmada en Durango del 20 de julio al 14 de septiembre de 1954, con el nombre de White feather, o Pluma Blanca, se inicia la era contemporánea del cine filmado en Durango.

Pelicula del género westernm, la historia se ubica en 1877 en Wyoming, durante las negociaciones de paz entre los Cheyenne y los Estados Unidos, una chica india se enamora de un agrimensor, causando la ira de su prometido Cheyenne.

Se estreno el 15 de febrero de 1955 en Los ángeles y al día sigueitne en todos los estados Unidos. En México se extreno simultaneamnte en toda a repñubclia el 16 de junio de 1955. En Durango, se proyectó en el entonces cine Principal, ahora Teatro Ricardo Castro.

En idoma español se conoce conel nombre de La Ley del Bravo, como se estrenó en México y Argentina y como Pluma Blanca como se disyribuyó en España.

JGR

/media/top5/CARTEL LA LEY DEL BRAVO.jpg


LEY DEL BRAVO, LA (1955).

Protagonistas: Robert Wagner, John Lund, Debra Paget, Jeffrey Hunter

Reparto: Eduard Franz, Noah Berry, Virginia Leith, Emile Meyer, Hugh O´Brian, Milburn Stone, Iron Eyes Cody

Director: Robert Webb

Productor: Robert L. Jacks, Miguel Alemán Velasco y Melchor Perrusquía

Guión: Delmer Daves y Leo Townsend, sobre una historia de John Prebble

Fotografía: Lucien Ballard

Música: Hugo Friedhofer

Edición: George Gittens

Sonido: Joseph I. Kane

Para ver la película completa: http://www.youtube.com/watch?v=dcYgv24Jygw&list=PLmPZdl9pnbnyDglLeBs_2yK0kuPaGbSSP&index=16

De musica, músicos y compositores

FANNY ANITÚA

Por Javier Guerrero Romero

Francisca Anitúa Yáñez, Fanny Anitúa, nació en la ciudad de Durango el 22 de enero de 1887. Fue hija del minero Antonio Anitúa Sarabia y de la señora Josefa Yáñez Medrano. De niña vivió en Topia y en Guanaceví, a donde se trasladó con su familia acompañando a su padre en las labores mineras en que se desempeñaba.

Estudió música en la ciudad de Durango y luego continuó su formación en el Conservatorio Nacional de Música de la ciudad de México, obteniendo una beca del gobierno del Presidente Díaz para perfeccionarse en la academia de Arístide Franceschetti en Italia donde se convirtió en una alumna brillante.

En 1907 alcanzó el triunfo, considerándosele como la mejor contralto del mundo. Debutó en el Teatro Alla Scala de Milán el 17 de diciembre de 1910, a los 23 años de edad, encarnando a Erda en la ópera Siegfried, de Wagner. Regresó para la temporada 1911 a cantar Saffo, de Pucini y ese mismo año debutó y triunfó en el Teatro Colón de Buenos Aires, en 1915 fue seleccionada para interpretar El príncipe Igor, de Borodin y Fedra, de Pizzetti, en su estreno mundial. En 1916 fue seleccionada para protagonizar el papel de Rosina en El Barbero de Sevilla de Rosini, en la función conmemorativa del centenario de su estreno, ocasión en que se interpretó con su partitura original, bajo la dirección de Arturo Toscanini.

Reconocidad como una de las cantantes más famosas del mundo, de privilegiada voz de contralto, después de una larga estancia en el extranjero, regresó a México en 1921, formando parte de la ópera de Alejandro Bonci, debutando en el Teatro Arbeu en la ópera Dalila de Saint Saens. El entonces Secretario de Educación, José Vasconcelos, la distinguió nombrándola directora honoraria del Conservatorio Nacional de Música.

Fue fundadora del Seminario de Cultura Mexicana y de la Academia de Música y Canto, institución en la que, retirada de los escenarios, dirigió y dio clases de canto hasta su muerte ocurrida el 4 de abril de 1968 en la ciudad de México.

En 1987 se inscribió su nombre con letras doradas en el recinto legislativo del Congreso del Estado de Durango y el 7 de julio de 1989 sus restos se depositaron en la Rotonda de los Hombres y Mujeres Ilustres de Durango. A iniciativa de Fernando Sonora se instituyó el Concurso Nacional de Canto Operístico Fanny Anitúa, con sede en el Teatro Victoria en Durango, concurso del que surgieron grandes voces de la ópera actual en México, como Fernando de la Mora.

/media/top5/Interior José Joaquín Izquierdo.jpg

/media/top5/OREJA APERGATADO(A).jpg

/media/top5/partitu.jpg

/media/top5/WhatsApp Image 2021-07-07 at 9.48.57 PM (1).jpeg


Coordinación: Yeye Romo / Investigación y texto: Javier Guerrero / Edición: Corín Herrera.

Crónicas, cronistas y otras historias de la fundación de la Villa de Durango
CAPÍTULO QUE TRATA DE LA PARTIDA DEL GOBERNADOR Y SU CAMPO Y DE COMO TOMÓ POSESIÓN DE SU GOBERNACIÓN EN NOMBRE DE LA IMPERIAL CORONA Y DE LOS SERVICIOS QUE HIZO. (ARCHIVO)