Nosotros

Enemigos de tu salud intestinal

Son ricos en grasas saturadas y trans, que pueden irritar el intestino y causar molestias digestivas.

Son ricos en grasas saturadas y trans, que pueden irritar el intestino y causar molestias digestivas.

AGENCIAS

Mucha gente sabe que seguir una dieta variada y saludable rica en fibra es generalmente bueno para la salud intestinal. Un régimen de alimentación de este tipo generalmente favorece las bacterias buenas en el intestino. A su vez, estas bacterias ayudan al intestino a mantener un microbioma fuerte y diverso y por ende, un buen estado de salud general. Ciertos alimentos fermentados como el chucrut, el yogurt o las frutas y verduras frescas ayudan a fomentar un microbioma intestinal saludable, por ejemplo.

Por el contrario, hay ciertos alimentos y bebidas que no son buenos para el intestino o el microbioma y que pueden dañar tu salud intestinal, si son consumidos en exceso. ¿Quieres saber cuáles son? Algunos de ellos te sorprenderán... ¡Toma nota y cuidado con ellos!

Una variedad de edulcorantes artificiales pasan por el cuerpo sin ser digeridos del todo y, debido a esto, pueden afectar negativamente la microflora en el intestino. Una investigación publicada en abril de 2021 en el International Journal of Molecular Sciences también sugirió que el consumo de edulcorantes artificiales como el aspartamo o la sacarina puede estar asociado con la presencia de dos bacterias intestinales dañinas en el intestinto, E. coli y E. faecalis.

Beber alcohol con frecuencia puede dañar el microbioma intestinal más de lo que crees. Una investigación publicada en la revista Gut Microbes en 2020 sugirió que beber alcohol en exceso está asociado con la disbiosis, que ocurre cuando las bacterias en el tracto gastrointestinal, incluidos los intestinos, se desequilibran. La disbiosis está asociada con una amplia gama de problemas de salud, que incluyen diarrea, ansiedad, reflujo, mareos, acné, estreñimiento o gases.

 COMIDA FRITA

Es más difícil para el cuerpo digerir los alimentos fritos en comparación con las frutas y verduras frescas, por ejemplo. Los aceites que se pueden usar para freír los alimentos, como el de palma o el de girasol, son ricos en grasas saturadas y trans, que pueden irritar el intestino y causar molestias digestivas como diarrea, náuseas, retortijoes, hinchazón...

 CARNE ROJA

Bistec, tocino, bacon, chuletas de cerdo... Es posible que muchas personas no sepan que estas carnes rojas son abundantes en un compuesto llamado L-carnitina, que puede alterar las bacterias en el intestino. Esta alteración puede conducir a la producción de una sustancia conocida como N-óxido de trimetilina o TMAO, asociados con un mayor riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. Una mayor ingesta de carne roja también se asocia con un mayor riesgo de cáncer colorrectal y enfermedad inflamatoria intestinal, según diversos estudios.

 ALIMENTOS PROCESADOS

Comer alimentos procesados que contienen aditivos y sal puede afectar negativamente al microbioma intestinal. Estos alimentos, además, son bajos en fibra. ¿Algunos jemplos? Los fiambres, las galletas, las chuches de bolsa...

 BEBIDAS AZUCARADAS

Una investigación publicada en 2019 en el JAMA Internal Medicine sugiere que consumir refrescos y otras bebidas endulzadas con azúcar con frecuencia se asocia con un cambio negativo en la actividad del microbioma intestinal y con una mayor mortalidad por enfermedades digestivas.

Escrito en: ALIMENTACIÓN ALIMENTOS MÉXICO microbioma, bacterias, salud, mayor

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Nosotros

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas