Nacional

López Obrador, tres años de popularidad y poder centralizado

Las múltiples crisis que afronta el Gobierno federal no han mermado en la popularidad del presidente de la república

Los enroques en su último año de gobierno fueron más notorios con el acercamiento de personajes políticos afines a su ideología.

Los enroques en su último año de gobierno fueron más notorios con el acercamiento de personajes políticos afines a su ideología.

CARLOS G. GONZÁLEZ

Tres años han transcurrido desde la victoria electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador sin que su popularidad se vea trastocada pese a las múltiples crisis heredadas e iniciadas durante su Administración.

En el ecuador de su mandato, el titular del Ejecutivo federal ha estado envuelto en una serie de polémicas iniciadas por su figura, principalmente la polarización de la sociedad mexicana, la mayor concentración de poder para las Fuerzas Armadas y sobre todo, el cerco ideológico y centralización del poder desde Palacio Nacional.

Los enroques en su último año de Gobierno fueron más notorios con el acercamiento de personajes políticos afines a su ideología, pese a las múltiples críticas sobre si son o no los perfiles adecuados para los puestos que ostentan.

Actualmente el "Grupo Tabasco", conformado por funcionarios de alto nivel y empresarios que han acompañado al presidente desde su inicio en la política, se ha convertido en el brazo derecho de López Obrador, y este está integrado por Adán Augusto, secretario de Gobernación; Javier May Rodríguez, secretario de Bienestar; Octavio Romero, director de Pemex; Audomaro Martínez, director del Centro Nacional de Inteligencia; Juan Antonio Ferrer, director del Insabi y Carlos Ruíz Abreu, titular del Archivo General de la Nación.

En este grupo cercano al mandatario también destacan Marcos Herrera Alamina, director de Administración y Servicios de Pemex; Rafael Marín Mollinedo, titular del Proyecto Interoceánico; Óscar Rosado Jiménez, titular de Condusef; Rosalinda López Hernández, administradora de la Auditoría Superior de la Federación; Agustín Rodríguez López, vocal Ejecutivo del ISSSTE y Humberto Hernández Haddad, subsecretario de Calidad y Regulación del sector salud.

Especialistas señalan que la función principal del Grupo Tabasco no se rige en las alianzas ni en la amistad, pues el presidente López Obrador no está dispuesto a ceder espacios, sino que se pretende impulsar el proyecto presidencialista sin oposición alguna.

Funcionarios afines a su proyecto o ideología política han sido sumados a sus filas, tal es el caso de Pablo Gómez que asumió la dirección de la Unidad de Inteligencia Financiera, Rogelio Ramírez de la O en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como Arturo Zaldívar y Loretta Ortiz en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y recientemente Victoria Rodríguez Ceja en el Banco de México.

Sobre el Poder Judicial, en su primer año de Gobierno, López Obrador consiguió poner gente cercana a él, la mayoría emanados de Morena, y son los principales encargados de dar solución a las controversias constitucionales, amparos trascendentales y tienen el control constitucional de las leyes y decretos, también deben de garantizar, la independencia de los jueces y magistrados federales, así como de designar a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, imponer sanciones e integrar juzgados y tribunales de circuito.

Esas designaciones han causado gran impacto en la integración de otros organismos, como el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), el cual también está integrado con gente que se identifica con el presidente de la República.

A tres años de Gobierno, de las 20 dependencias que integran el Gabinete legal, nueve tienen nuevo titular, donde destacan Hacienda y Medio Ambiente y Recursos Naturales por haber tenido tres ajustes. El Gabinete legal ha registrado en la Administración federal 13 sustituciones, mientras que de las 10 dependencias que integran el ampliado, las modificaciones se presentaron en al menos cinco.

Un total de 14 dependencias han tenido nuevos titulares de las 30 con las que dio inicio, sin mencionar que la Jefatura de la Oficina de la Presidencia desapareció.

NARRATIVA Y SOSTENIDA POPULARIDAD

De lunes a viernes, el presidente celebra la "mañanera", donde explica sus programas de Gobierno y defiende sus decisiones.

"El principal logro del presidente en estos tres años ha sido construir una narrativa creíble de que el poder político hoy en día está al servicio del pueblo", explicó a Efe el politólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Khemvirg Puente.

La "mañanera" se ha convertido en una gran estrategia comunicativa que, sumada a sus incesantes giras por el país, han conseguido que su popularidad continúe inusualmente alta.

Según la mayoría de las encuestas, hoy más del 60 por ciento de los mexicanos aprueba su gestión.

"Los sondeos de opinión aprueban su mandato. Sin embargo, me parece que en estos tres años muchos de quienes apostaron por el cambio hubieran deseado un Gobierno más abierto al diálogo", comentó Martha Singer, doctora en Ciencias Políticas de la UNAM.

Según una encuesta difundida por De las Heras Demotecnia, al menos un 71 % de los mexicanos aprueba su gestión, contra un 21 % que expresó que la "desaprueba", quien este miércoles 1 de diciembre cumplió tres años en el poder.

La encuesta, realizada de forma telefónica a mil mayores de edad entre el 24 y 25 de noviembre, muestra el segundo mayor nivel de aprobación para López Obrador desde que Demotecnia hace la evaluación trimestral.

La popularidad empata con la medición hecha durante el primer informe de López Obrador en septiembre de 2019 y está solo por debajo del 80 % alcanzado en los primeros 100 días de su mandato.

También es una subida de cuatro puntos porcentuales frente a la última medición de septiembre, durante el tercer informe de Gobierno.

El sondeo también pidió calificar del 1 al 10 al presidente, quien obtuvo un promedio de 7.6.

CONSTANTE POLÉMICA

Un nuevo cuerpo de seguridad pública con enfoque militar (Guardia Nacional), el "Culiacanazo", asilo político para el expresidente boliviano Evo Morales, amistad con el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, exigencias de perdón por la conquista a España, las reformas energética y eléctrica y el sorteo del avión presidencial son algunos de los momentos clave frente a la sociedad civil.

Sobre la creación de la Guardia Nacional, los dos primeros años de López Obrador fueron los más violentos desde que hay registros en México, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 558 en 2020.

El cuerpo de seguridad ha recibido duras críticas por parte de la oposición política desde su creación por diversos factores, entre los que destacan la extinción de la Policía Federal y el mando militar al que están sujetos, cuando se propuso desde un inicio que estarían bajo ordenamiento civil.

Por su parte, el caso del "Culiacanazo" se posicionará como una mancha negra en la Administración lopezobradorista, luego de que en un confuso operativo, las autoridades arrestaron el 17 de octubre de 2019 a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "el Chapo" Guzmán, pero el Gobierno ordenó su liberación después de que sicarios del Cártel de Sinaloa sitiaran la ciudad de Culiacán.

La postura de López Obrador hacia el narcotráfico ha generado controversia por haber mostrado en más de una ocasión, por ejemplo, muestras de cariño y respeto hacia la madre de "El Chapo", así como la estrategia no definida claramente en contra de los grupos criminales del narcotráfico y huachicoleo.

Sobre el caso Evo Morales, en noviembre de 2019, un avión de las Fuerzas Armadas de México emprendió un largo periplo para sacar de Bolivia al expresidente, quien había dimitido denunciando un golpe de Estado, y lo trasladó a territorio mexicano, donde se asiló durante un mes.

A raíz de ello, el Gobierno de López Obrador se ha enfrentado con la Organización de los Estados Americanos (OEA), organismo que López Obrador propone suprimir y las acusaciones de la oposición y otros líderes internacionales por cobijar dictaduras de izquierda y atacar acciones de Gobiernos que no empatan en su pensamiento ideológico.

La amistad con Trump generó también dificultades para la Presidencia de la República, principalmente con la aceptación del programa "Quédate en México" y la no respuesta a los constantes embate del exmandatario republicano que con regularidad calificaba a los mexicanos y sus migrantes como delincuentes.

VIOLENCIA Y FRAGILIDAD ECONÓMICA EN PANDEMIA

En este clima de tensión, problemáticas tan acuciantes como la violencia parecen quedar a menudo en un segundo plano. Y aunque el mandatario tiene una reunión de seguridad cada día, las cifras no han disminuido sustancialmente.

México ha registrado los dos años más violentos de su historia en los primeros dos años de mandato de López Obrador, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 558 en 2020.

Ello en medio de una creciente violencia de género con casi mil feminicidios el año pasado, la tragedia de los desaparecidos -que suma más de 95 mil casos desde 1964- y que recientemente recibió la visita del Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas, así como los ataques continuos contra periodistas y activistas.

Además, la creación de la Guardia Nacional, ha generado muchas críticas en un país todavía afectado por la llamada guerra contra el narcotráfico, impulsada por el expresidente panista Felipe Calderón junto con las Fuerzas Armadas.

A esto se suma que el producto interno bruto (PIB) de México cayó un 8.2 % en 2020 debido a la pandemia de COVID. Pero el país ya registraba una preocupante debilidad económica tras el descenso del 0.3 % de 2019, lo que ha generado un ambiente de incertidumbre empresarial.

Parte de ello se debió a los continuos ataques a empresas que tacha de corruptas y a la incertidumbre de iniciativas como la reforma eléctrica, que pretende fortalecer la eléctrica estatal en detrimento de las compañías privadas de energías renovables.

El país espera crecer este año un 6 % en buena medida gracias a la entrada en vigor en 2020 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Pero la pobreza sigue siendo una titánica tarea pendiente y la crisis del coronavirus dejó 3.8 millones de nuevos pobres durante 2020 hasta representar el 43.9 % de la población; sin embargo, pese a toda la crisis heredada o iniciada, la popularidad presidencial no ha sido trastocada. (Con información de agencias)

AÑOS

en el poder han llevado a López Obrador a crear un cerco ideológico.

Escrito en: AMLO López, Obrador, tres, presidente

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Nacional

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas