Finanzas

Cuba flexibiliza la importación de alimentos con fines no comerciales Salinidad de delta Po en Italia perjudica pesca y agricultura

El Gobierno cubano flexibilizará sus reglas de importación de alimentos para permitir que sus ciudadanos ingresen con carnes en conserva y leche líquida ultrapasteurizada de hasta 13 países.

Se trata de un nuevo gesto de permisividad, de otros tantos desde hace meses, en un contexto de carestía de productos básicos en el país caribeño y de una grave crisis económica.

La información fue difundida este martes por la prensa oficial de la isla, que recoge una nota del Ministerio de la Agricultura (Minag) en la que se anuncia una flexibilización en las "regulaciones sanitarias".

De acuerdo con la nota (que no especifica una fecha de entrada en vigor) se podrán ingresar conservas de res, cerdo y de aves "de marcas comerciales reconocidas" de países como España, Portugal, Italia, Estados Unidos, Canadá, Argentina y México.

Este listado aplicará también para la importación de embutidos. En el caso de "leche fluida UHT, condensada, evaporada, y postres lácteos originadas de cualquier área geográfica" no se tomará en cuenta su país de procedencia.

La sequía y las temperaturas inusualmente alta han elevado la salinidad en el mayor delta de Italia, donde el poderoso río Po desemboca en el mar Adriático, al sur de Venecia. El fenómeno mata a los arrozales y las almejas, que son un ingrediente clave del tradicional plato italiano spaghetti alle vongole.

Al menos un tercio de las existencias del valioso molusco bivalvo criado en el delta del Po han muerto. Las plantas en las orillas del Po se marchitan al beber el agua de los acuíferos cada vez más salinos; y secarse las vías fluviales secundarias, se reducen los humedales que son el hogar de anfibios y aves.

"Es evidente que todo un sistema con su ecología tendrá problemas", dijo Giancarlo Mantovani, director de la Autoridad de la Cuenca del Río Po. El ecosistema incluye el Parque del Delta del Po, que junto con tierras vecinas en el Veneto conforma una reserva de biodiversidad reconocida por la UNESCO.

La cantidad de agua que fluye al delta desde el Po es más baja que nunca, de apenas 95 metros cúbicos por segundo el mes pasado, debido a la falta del manto de nieve invernal y las lluvias de primavera y verano. Es la décima parte de los promedios anuales. Han pasado casi dos meses desde que los agricultores han podido usar el agua del río para sus cultivos.

Escrito en: ALIMENTOS Comercio Internacional Cuba importaciones delta, agua, importación, nota

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Finanzas

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas