Editoriales

OPINIÓN

Inflación: impuesto a los más pobres

Vida pública

Inflación: impuesto a los más pobres

Inflación: impuesto a los más pobres

JESÚS MENA VÁZQUEZ

La semana anterior tuve la oportunidad de comentar en estas páginas la importancia de la política social como herramienta de los gobiernos locales, en este caso estatales y municipales, para incrementar el bienestar de las personas más vulnerables, sobre todo considerando un escenario en el que el gobierno federal ha centralizado las políticas sociales y ha optado por un enfoque de derechos que privilegia las entregas de recursos directamente a las familias beneficiarias de los programas sociales, sin pasar por las estructuras, fueran gubernamentales o de la sociedad civil, que previamente se hacían cargo de la distribución de esos recursos.

En esta entrega quiero comentar un tema relacionado con la importancia que puede tener la intervención de los diversos niveles de gobierno para mejorar las condiciones de vida de la población, especialmente de los más vulnerables.

Las últimas cifras disponibles para Durango del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) son para el año 2020. El CONEVAL calculó que, en ese año, en Durango el número de personas que vivían en hogares que en los que no se ganaba lo suficiente en un mes para comprar una canasta mínima de alimentos (Línea de Pobreza Extrema por Ingresos) era de alrededor de 260 mil personas.

La otra línea de pobreza relacionada con los ingresos que mide el CONEVAL incluye las canastas de bienes y servicios tanto alimentarias como no alimentarias (Línea de Pobreza por Ingresos) reportó, para el 2020, que en Durango alrededor de 915 mil personas vivían en hogares que no ganaban lo suficiente para comprar las dos canastas que les permitieran tener cada mes acceso a esos bienes y servicios, tanto alimentarios como no alimentarios. Es necesario recordar que, entre las 915 personas mencionadas arriba, están incluidas las 260 mil que viven por debajo de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos.

Estos datos es necesario ponerlos en contexto en un momento como este, en el que el aumento de precios, por arriba de la inflación general, de algunos productos de la canasta básica refleja las dificultades que tienen las familias con ingresos por debajo de estos umbrales.

La inflación disminuye el ingreso real de quienes menos tienen, ya que pueden adquirir menos bienes y servicios por el aumento de precios, de ahí la importancia de señalar que las intervenciones que puedan realizar los gobiernos estatales y municipales para incrementar el bienestar y mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable, sobre todo en un escenario en que la política social a nivel federal no está focalizada de la manera en que se hacía previamente.

El panorama nacional necesariamente impacta en las entidades federativas de acuerdo a las condiciones económicas que tiene cada una de ellas, en el caso de Durango, con prácticamente la mitad de la población en condiciones de pobreza por ingresos, es necesario que las y los funcionarios que entren en funciones puedan implementar acciones que permitan mitigar el impacto que tiene en las personas más vulnerables la inflación, especialmente la de los bienes que incluye la canasta alimentaria.

Twitter: @jesusmenav

Escrito en: Vida pública personas, condiciones, bienes, Pobreza

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Editoriales

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas