Nosotros

La envidia femenina

CARIÑOTERAPIA

La envidia femenina

La envidia femenina

VANESSA BARDÁN PUENTE

Un claro ejemplo de la envidia femenina lo tenemos con la madrastra de Blanca Nieves, muy hermosa y todo, pero orgullosa y envidiosa... En este famoso cuento, la reina mala quiere matar a Blanca Nieves, al saber que esta la supera en belleza. La reina tiene un espejo al cual le pregunta ¿quién es la más bella?... y este siempre le contesta que es Blanca Nieves... ¡auch! Lo curioso de los cuentos es que nos muestran a los humanos tal cual, sin máscaras. La envidia femenina, se exalta cuando una mujer insatisfecha, tiene problemas para reconocer sus propias necesidades y deseos, con frecuencia no sabe lo que es y "se asusta" cuando ve que otra mujer si es capaz de lograr lo que ella desea, pero no puede o no quiere desarrollar. Las mujeres que no son felices, inevitablemente TODO les causa envidia, que no siempre es material, a veces la gente siente celos por tu personalidad, tu espíritu, tu energía, tu esfuerzo y tus ganas de superarte. Ser amiga de alguien que es feliz es una de las cosas más difíciles en la vida, suele pensarse que es muy fácil, pero ¡no lo es! es todo lo contrario... te hace sentir celos, hace que te sientas desgraciada, puede que te muestres feliz y contenta, pero no será más que una farsa. Si alguien es feliz, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? es como si esa felicidad se te hubiera sido robada, como si esa persona fuera la vencedora y tú la vencida, como si te hubieran estafado. Pero la felicidad no es una competencia así que no tienes por qué preocuparte. Todos hemos sentido la envidia en algún momento de nuestra vida, no fuimos creados como ángeles sino como seres humanos con tendencia a caer, los ángeles viven en el cielo, los humanos en la tierra, estamos destinados a experimentar todas las emociones y a cometer errores, todas las emociones son aceptables, pero no todas las reacciones lo son. Intentamos evitar ver nuestra sombra con la esperanza de que hacerlo nos traiga alegría a nuestras vidas, y vivimos con el temor de ser descubiertos y que salgan nuestros rasgos desagradables, justificamos la envida, que es, una de las peores actitudes humanas, buscando pruebas que confirmen nuestro propio autoengaño. Los envidiosos en vez de aceptar sus carencias o realizar sus deseos, simplemente odian y desearían destruir a toda persona que como "espejo" le recuerdan su privación. La envidia es una defensa típica de las personas más débiles en cualquier sentido, ya que, en vez de luchar por sus anhelos, prefieren eliminar la "competencia". Constantemente necesitamos reconocer las áreas de carencia o sombra en nuestra vida, dado que estas nos muestran dónde debemos concentrar nuestra energía, ya que, caminar sin reflexionar en la vida es caminar a ciegas. Celebra el descubrimiento de tus fallas, solo así puedes transformarlas, Intenta ser un observador en lugar de reaccionar, resiste tu juicio mientras observas desde afuera. Cuando arrojamos luz sobre la basura la podemos ver y limpiarla, tu sombra es una indicación gentil para que busques oportunidades que produzcan más luz, toma el ejemplo de cada mujer que ha logrado cosas que te gustaría alcanzar para aprender de esa experiencia y satisfacer tus anhelos personales, cuando veas a alguien que es mejor que tú, no le tengas envidia, aprende de ella, pregúntale, observa que hace, abre tu mente, se gana más con admiración que con envidia. ¿Se puede evitar ser envidiado? no, no se puede. A los que te critican solo míralos con sentido del humor y compasión, si alguien te envidia observa su frustración interna. La envidia es algo que siempre estará ahí, no hay ni que planteárselo, a veces la envidia no es notoria, ni evidente, lo único que se, es que el problema lo tiene quien envidia, el envidioso necesita información para hacer daño, por lo tanto, que tenga la menos posible, cuanta más distancia establezcamos mejor, no hay nada más peligroso que ser feliz delante de un envidioso. Hay que cuidarse de los envidiosos, ellos no quieren lo que tú tienes, solo quieren que tú no lo tengas, así que, ¡corra el aire! si te molesta mi luz, con estar pendiente cada quien de su vida ¡basta! recuerda que para unos presumes y para otros inspiras, el problema no eres tú, es de quien y como te observa. Los seres evolucionados no tienen necesidad de competir o de tener la razón, tampoco de mentir o de aparentar ser, ya son, respetan a los demás y son amorosos, comprenden, observan, ayudan y sobre todo se aman y aman. El tiempo no sobra como para gastarlo en peleas, orgullo, rencores, soberbia, orgullo, odios y envidias, tenemos tanto que amar y tan poco tiempo, que desperdiciar las horas es el pecado más grave que podemos cometer. La neta de la neta, es que nadie tiene todo resuelto, todos estamos en chinga, sufriendo, sanando, aprendiendo y creciendo de formas distintas, así que ponte chingón y no envidies la vida de nadie. Cada mañana que te mires frente al espejo repite: "prometo que te haré una mejor versión de tí" ... muy seguramente el espejo te sonreirá y te contestará: va, "te lo creo".

Escrito en: CARIÑOTERAPIA envidia, alguien, tiene, nuestra

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Nosotros

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas