Editoriales

ALBERTO AZIZ NASSIF

Ocho lecciones electorales

Ocho lecciones electorales

Ocho lecciones electorales

Alberto Aziz Nassif

1. El clima político alrededor de las elecciones del pasado 5 de junio se fue cargando hasta llegar a niveles estridentes. Cada una de las seis gubernaturas que se disputaron tienen una historia local y sus resultados se pueden entender en esa lógica. Al mismo tiempo, estos procesos -vistos desde la óptica nacional-, significan y representan una parte del sistema político que se va construyendo rumbo a la sucesión presidencial de 2024.

2. Las piezas negativas que se jugaron en estos comicios no son una novedad, pero lo sorprendente es cómo se han agravado. La presencia del crimen organizado es un actor que cada día toma más fuerza (Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo, Durango). Criminalización, mercado de drogas, huachicoleo, ligas entre delincuencia organizada y política.

3. Se ha terminado el paraguas que durante mucho tiempo cobijó a las elecciones en un largo proceso para construir una democracia. Las elecciones de 2018 expresaron la crisis de una partidocracia que cometió graves excesos y dejó al país con grandes problemas de corrupción, pobreza, impunidad y una severa inseguridad. En estos años del gobierno de la 4T vemos que las promesas de cambio se han atascado y esas problemáticas no se resuelven, no sólo por su complejidad, sino por errores importantes y limitaciones de este régimen que no ha tenido resultados positivos.

4. El golpeteo político ilegal llegó a niveles altos y exhibió con mayor contundencia la creciente podredumbre de la clase política. Luchas por el poder que se saltan las reglas legales y de civilidad, como si todo estuviera permitido. Vamos de Alito y sus grabaciones a Delgado y su demanda por traición a la patria; de un vaciamiento de programas y proyectos de los partidos políticos a un chapulineo de candidatos, que se acomodan como mejor les conviene. Hay dos características importantes: uno es la enorme volatilidad electoral que en seis años pueden generar un nuevo partido dominante y, el otro, el alto porcentaje de abstención en todos los comicios.

5. Con las encuestas pudimos ver que las elecciones estaban definidas desde hace varias semanas, y que las campañas solo modificaron los porcentajes en dos entidades, Hidalgo y Oaxaca, las dos con gobiernos priistas. En cambio, en los otros cuatro estados los números de intención de voto prácticamente no se alteraron.

6. La nueva geografía política nos deja un país cada vez más guinda y una alianza opositora cada vez más incierta. Con los resultados del domingo Morena y su coalición tendrá 22 estados, 68.7% del país. Morena ganó 4 de 6 (Oaxaca, Hidalgo, Tamaulipas y Quintana Roo). La coalición opositora se quedó con dos (Aguascalientes y Durango). MC no pintó en ninguna elección. Varios temas importantes quedan apuntados, como la entrega de gobernadores del PRI a la 4T (Fayad, Murat).

7. Ahora que pasaron los comicios seguirán varios de los temas que se anunciaron como parte de las luchas electorales por el poder, pero que de ninguna manera han sido resueltos. La pelea rumbo al 24 estará envuelta en la necesidad del régimen lopezobradorista de reforzar su hegemonía para garantizar una continuidad. Y del otro lado, la alianza opositora necesitará construir en muy poco tiempo la ilusión de que esos viejos partidos pueden ser una alternativa viable y representar un mejor proyecto de país que el actual, sin caer en los vicios y excesos del pasado inmediato cuando mal gobernaban el país.

8. Sigue la recomposición del sistema de partidos después del realineamiento de 2018. Morena avanza y ya es el nuevo partido dominante, ha desplazado al PRI, se ha apropiado de sus votantes y ha borrado a las oposiciones, cosa que el panismo nunca logró en los dos sexenios que gobernó el país. Morena se ha llenado de políticos oportunistas de otros partidos que prefieren estar con el ganador. Este proceso de recomposición del sistema de partidos ha consolidado a un nuevo partido dominante (Morena), con rasgos de hegemonía y también de un hiperpresidencialismo. ¿Es Morena la cuarta etapa del PRI?

@aziznassif

Escrito en: ALBERTO AZIZ NASSIF partidos, Morena, elecciones, nuevo

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Editoriales

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas