Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
dom 2 nov 2014, 9:00am 2 de 7

Y miles de tumbas en Guerrero tendrán flores de Ayotzinapa



La Raya del Tigre

Lo irónico de la vida: Miles de tumbas de los panteones municipales de Tixtla y Chilpancingo estarán adornadas hoy por flores sembradas en un pequeño predio de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, y fueron precisamente las manos de los tres normalistas muertos y de los 43 desaparecidos las que depositaron la semilla, apenas en agosto pasado.

Desde hace años, en la Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" son los alumnos del primer y segundo grados quienes se encargan de sembrar en una parcela de media hectárea las flores de zempasúchil y terciopelo para vender esa producción en la romería del Día de Muertos y obtener ingresos extra para la manutención diaria de los estudiantes, que sobreviven con un presupuesto de 35 pesos cada uno para desayunar, comer y cenar.

La petición continua de mejora a tan precario subsidio ha mantenido un conflicto entre ese centro de estudios con los respectivos gobiernos estatales y, aunque ahora ya se prometió a los familiares un mayor apoyo, la realidad es que, por generaciones, los normalistas han estado un poco más que a pan y agua.

Fueron los alumnos Daniel Solís Gallardo, Julio César Ramírez Nava y Julio César Mondragón Fuentes, los tres asesinados en los ataques de policías municipales y sicarios la noche del 26 de septiembre, junto con los 43 aún desaparecidos, quienes sembraron las flores que venderían en estas festividades.

Una cartulina con letras negras muestra el origen del producto: "Flor de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos" con los precios: 50 el manojo de terciopelo y 25 el de zempasúchil; también se cultiva calabaza y maíz, aunque la mayor parte de lo que levantan es sólo para autoconsumo de los más de 500 alumnos que allí estudian. Estas carencias convierten a las diecisiete Normales Rurales de todo el país en planteles casi exclusivos para jóvenes que viven en la pobreza extrema, esos que no muy fácil acceden a otra escuela de educación superior.

La lucha del año pasado de estos estudiantes de Ayotzinapa se centró en demandar un incremento de cinco pesos al presupuesto para alimentación, a lo cual el entonces gobernador

Ángel Aguirre Rivero se negó rotundamente. Más de una vez reprimió a los estudiantes con la fuerza policiaca, aunque después de los trágicos hechos de hace cinco semanas se dijo "gran amigo de los muchachos", e incluso declaró, muy ufano, que una ocasión los había visitado en la escuela y les había invitado el desayuno, como muestra de la "generosidad" de su gobierno.

Los normalistas rurales son jóvenes en lucha por la supervivencia, y en ese intento va la vida de por medio. Nada se sabe aún de los 43 desaparecidos; tampoco se tiene certeza de quienes segaron la vida de los tres estudiantes y tres civiles, un menor entre ellos, ni se sabe de los responsables que dejaron en vida vegetativa a otro en el centro de Neurología de la Ciudad de México, o de los que lesionaron a más de veinte.

Hoy, simplemente, las flores de zempasúchil y terciopelo dan fe en estas fechas de un hecho muy claro: lejos de estar involucrados en las actividades delictivas de las que pretenden hacerlos parte las autoridades, los estudiantes de Ayotzinapa son jóvenes de esfuerzo, aguerridos, forjados en la dureza de la vida en la montaña de Guerrero, una de las regiones más pobres del país desde siempre, a donde no ha llegado todavía el progreso ni las oportunidades.

No deja de ser paradójico que quienes sembraron estas flores jamás imaginaron que tal vez adornarían las tumbas de algunos de ellos, o de sus compañeros, de quienes no se sabe dónde están, pero cuyos padres, y la sociedad entera, los exige vivos, tal como se los llevaron.

EN EL PARTIDO Revolucionario Institucional parecen estar dando crédito al trabajo de las mujeres a lo largo de años pasados y recientes. A Susy Torrecillas, por ejemplo, quien lideró al priísmo femenil estatal en el sexenio anterior, se le otorgó un reconocimiento este viernes. Actualmente, la exregidora se desempeña como funcionaria del gobierno federal... AYER ARRANCÓ EN Durango el programa "Bienvenido Paisano", que concluirá el 8 de enero y tiene como prioridad atender bien a los visitantes, sean de donde sean, principalmente porque miles vienen de los Estados Unidos... ALTÍSIMOS LOS PRECIOS de flores, coronas y todos los artículos de la celebración del Día de Muertos y es que, además de la inflación ordinaria, este fin de semana coincidió con el undécimo gasolinazo, lo cual alteró todavía más los costos de todos los productos.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry