durango / Aleatoria

Analizan segunda oportunidad para agentes que no aprobaron

Autoridades locales piden replantear criterios de exámenes de confianza

EL SIGLO DE DURANGO, 🕚
Analizan segunda oportunidad para agentes que no aprobaron

A casi siete años de que se estableció la obligatoriedad de evaluar a los agentes de seguridad y procuración de justicia de los estados, las inconformidades en los criterios persisten pero ahora como demanda para replantear los lineamientos y otorgar una segunda oportunidad a los elementos que no aprobaron.

El tema está "sobre la mesa" de la Cámara de Diputados y se perfila para ser discutido por el pleno.

DICTAMEN

La Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados aprobó la semana pasada la modificación a los artículos 73, 88 y 108 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a fin de establecer que en los controles de confianza los elementos policiacos pueden realizar una segunda evaluación para su permanencia si es que no pudieron acreditar en la primera.

Ramón Guzmán Benavente, titular de la Fiscalía General del Estado, enfatizó que los legisladores federales deben analizar el tema de las evaluaciones de control de confianza, debido a que los criterios que se adoptan inhiben a los agentes de seguridad, investigación, peritos y ministerios públicos.

Los exámenes de control y confianza se derivan del Acuerdo Nacional para la Seguridad, Justicia y Legalidad, establecido por la Administración Federal de Felipe Calderón, que indica que deberá ser evaluada la totalidad del personal activo de todas las corporaciones policiacas del país y los aspirantes a integrarlas.

Las pruebas que conforman los exámenes de control de confianza se dividen en cinco fases: socioeconómica, psicológica, médica, toxicológica y del polígrafo.

Particularmente esta última prueba fue cuestionada por el Fiscal de Durango, quien afirmó que las inconformidades sobre la certeza del polígrafo indican que será eliminada porque "no establece si una persona dice o no la verdad".

"Una persona que llegue con un estado de ánimo o cierta depresión a un examen de esta naturaleza, puede alterar los registros; es importante por eso que tengamos criterios muy objetivos", señaló Guzmán Benavente.

Dijo que ambigüedades de este tipo se convierten en elementos que obstaculizan la permanencia y contratación de nuevos elementos, generando estrés y temor entre los agentes.

Hace poco más de un mes el presidente municipal de Santiago Papasquiaro, Albino Ponce Barrón, señaló que del último bloque de aspirantes a la Policía Municipal que fue enviado a aplicar los exámenes de control de confianza, ninguno lo aprobó.

CONDICIONES PARA SEGUNDA OPORTUNIDAD

"Es válido que haya segundas oportunidades pero también es importante replantear los criterios con los que son evaluados, porque muchas veces son muy subjetivos o no están apegados al perfil o las características que se desean", externó al respecto el diputado local Luis Enrique Benítez.

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado y secretario de la Comisión de Seguridad Pública, enfatizó que el Gobierno de Durango debe plantear ante el Consejo Nacional de Seguridad, al propio Congreso de la Unión y la Conferencia Nacional de Gobernadores dichas inquietudes.

Tras la oficialización del cambio de denominación de la corporación investigadora de la Fiscalía General del Estado, Benítez Ojeda consideró que este es el momento idóneo para pedir que se replanteen los criterios de evaluación.

El último Informe de Estatus de Centros de Evaluación y Control de Confianza, actualizado a julio pasado, situó al Centro de Durango entre los 35 que ya tienen su acreditación; sin embargo, hay 28 que están re-acreditados y el de esta entidad no está incluido.

En mayo del año 2015 la Secretaría de Seguridad Pública estatal informó del cumplimiento en la evaluación de la totalidad del personal operativo y mandos medios, que debían someterse a los exámenes de control de confianza.

Esto aunado a que desde finales del año 2009 los agentes de nuevo ingreso tuvieron que haber pasado dichas evaluaciones para poder pertenecer a alguna corporación municipal, estatal o de procuración de justicia.

A partir de entonces, cada tres años son sometidos a evaluaciones de permanencia; mientras que en el caso de los mandos medios, esto se hace cada dos años. Los mandos superiores pueden ser evaluados en cualquier momento, a criterio del Gobierno Federal.

La reforma aprobada por la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados es clara en el sentido de que para dar una segunda oportunidad, los elementos no deberán contar con antecedentes de indisciplina o sanciones, o que repercutan o pongan en peligro el desempeño de sus funciones policiales.

"Si un policía realizó conductas que ameritaron su suspensión o remoción, no pueden ser beneficiados por esta segunda oportunidad", sostiene el texto.

Analizan segunda oportunidad para agentes que no aprobaron
Autoridades locales piden replantear criterios de exámenes de confianza. (ARCHIVO)