Durango
JUAN M. CÁRDENAS
lun 24 abr 2017, 2:34pm 4 de 24

Pagaron 73 mdp por antiguo recinto ferial

Alternativas. Por su superficie y ubicación, este predio perfectamente pudo ser empleado por el Gobierno del Estado para albergar instalaciones deportivas, gubernamentales y hasta se habló de que ahí se podría construir una gran escuela primaria que albergara a la que se cerrarían en la Zona Centro.


La adquisición se hizo en una subasta y fue aprobado desde el año 2009 por el propio Congreso del Estado.

El "codiciado" predio que anteriormente albergaba a la Feria de Durango tiene dueño. La empresa Redstar Constructions lo adquirió en una subasta pública por 73 millones de pesos (mdp) hace siete años.

Mediante una serie de solicitudes de acceso a la información, El Siglo de Durango pudo conocer el procedimiento para que el Gobierno del Estado cediera ese predio a venta, las condiciones, los montos y el estatus actual del predio de 64 mil 869 metros cuadrados.

LO VENDIÓ ISMAEL

A mediados de la década de 1950 la familia Duron Hubert donó fracciones del terreno denominado La Pólvora, ubicado en la falda sur del Cerro de los Remedios, al Gobierno del Estado para fines de esparcimiento de la sociedad duranguense. Dadas sus dimensiones, este espacio fue empleado desde 1971 como la sede de las fiestas por el aniversario de la fundación de la ciudad de Durango, hasta el año 2008.

A partir de entonces las antiguas instalaciones de la feria fueron quedando en el abandono. Temporalmente fueron empleadas como cuartel de la Policía Estatal y albergaron oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública, pero cuando se terminaron de construir su propio complejo nuevamente quedó sólo. Para entonces, ese predio ya tenía dueño.

El 9 de diciembre del año 2009 el entonces gobernador Ismael Alfredo Hernández Deras envió al Congreso del Estado una iniciativa en la que solicitaba la desincorporar a título oneroso mediante subasta pública, de diversos predios que eran propiedad del Gobierno del Estado; en ese "paquete" de predios se encontraban las antiguas instalaciones de la feria.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso la cual consideró los argumentos planteados por Hernández Deras, hoy Senador de la República, sobre un complejo panorama económico a nivel mundial "de la que no ha sido excepción nuestro país y el Estado".

El documento incluso hace referencia al esquema Durango Solidario, que fue anunciado a principios del 2009 por el Gobernador en turno como medida para enfrentar la crisis económica mediante apoyo a proyectos y la reducción de algunos casos, entre los que se incluyó la venta del equipo de fútbol profesional Alacranes de Durango.

"En esa misma dinámica, la Administración Pública Estatal, se ha dado a la tarea de incrementar su actividad en obras y servicios, no obstante las limitaciones presupuestales de que ha sido objeto. Por ello, se pretende disponer de algunos bienes inmuebles en los cuales no existe un proyecto prioritario definido, y que sin embargo, su valor puede contribuir a incrementar el impacto inmediato en obras y servicios públicos para la ciudadanía (sic)", citaba la propuesta.

De manera contradictoria, ese mismo predio de las antiguas instalaciones de la feria había sido enajenado al DIF Estatal en un decreto publicado en junio del año 2008 para que ahí se construyeran sus nuevas instalaciones, pero se aseguró que la superficie de ese terreno no reunía las condiciones para que ahí se hiciera la construcción.

La iniciativa fue aprobada de inmediato por la Comisión de Hacienda, conformada por los entonces diputados locales Francisco Gamboa Herrera (PRI), Bernardo Ceniceros Núñez (PAN), Manuel Herrera Ruiz (PRI), Servando Marrufo Fernández (PD) y Marco Aurelio Rosales Saracco (PRI).

El Congreso del Estado informó que el día 11 de diciembre del año 2009, dos días después de que se presentó la iniciativa, hubo tres sesiones. Entre los asuntos de la primera sesión de las 11:00 horas la entonces diputada local y secretaria de la Mesa Directiva, Claudia Hernández Espino, hoy secretaria del Ayuntamiento, dio la primera lectura al dictamen de la Comisión de Hacienda.

En la segunda sesión, a las 13:35 horas, se abrió el debate general y particular sobre el dictamen para enajenar a título oneroso mediante subasta pública el terreno de las antiguas instalaciones de la feria y dos más ubicados cerca de La Tinaja. No hubo discusión ni reservas. Se aprobó con 26 votos a favor.

El Artículo Tercero Transitorio de dicho decreto estipuló que una vez obtenidos los ingresos objeto de las enajenaciones, el titular del Ejecutivo del Estado disponía de un plazo de 30 días para informar al Congreso estatal el monto y el destino de dichos recursos, que debían invertirse específicamente en obras y servicios públicos.

 PAGARON POQUITO MÁS

El 1 de septiembre del año 2010, a dos semanas de que Hernández Deras dejara la gubernatura, se publicó en el Periódico Oficial la subasta pública 002/2010 correspondiente al predio La Pólvora, conocido popularmente como antiguas instalaciones de la feria.

La superficie en mención de 64 mil 869 metros cuadrados, ligeramente más grande que la que ocupa el Estadio Azteca, va desde la calle Universidad al bulevar De Los Remedios, y desde sus colindancias con los estadios "Carita" Medina y Francisco Villa y la plaza aledaña, hasta las propiedades privadas del lado este.

Cuatro días antes, el Gobierno del Estado había realizado el avalúo de ese terreno y se estableció su precio en 72 millones 780 mil pesos. La subasta partió precisamente de ese precio y el plazo de registro de interesados para participar cerró el 8 de septiembre.

El medio día del 15 de septiembre de ese año, ya siendo gobernador Jorge Herrera Caldera, se recibieron las propuestas de las únicas dos empresas que se registraron. Inmobiliaria de Proyectos Industriales y Turísticos S. A. de C. V. ofreció únicamente los 72 millones 780 mil pesos que valía el predio y Redstar Constructions S. A. de C. V. superó la puja con 73 mdp.

El fallo fue, por supuesto, para esta última empresa que en la subasta fue representada por Lis Idamis Mares Hernández.

 PAGO INCIERTO

El documento que está en poder de El Siglo de Durango fue elaborado y firmado por el Notario Público 4, Juan Francisco Herrera, con el número seis mil 164 volumen 271, y en este se incluyen las cláusulas de pago por la venta de las antiguas instalaciones de la feria, con firmas de Jorge Herrera Caldera; de María Cristina Díaz Herrera, quien fue su secretaria de Finanzas y Administración, y de Miguel Ángel Olvera Escalera, en calidad de secretario General de Gobierno a partir de septiembre del año 2014.

La escritura pública fue obtenida mediante una solicitud de acceso a la información dirigida a la Secretaría General de Gobierno en noviembre del año 2016. Sin embargo, de manera inexplicable el documento notarial tiene ocultas las fechas y detalles en que el Gobierno del Estado recibió los pagos por parte de Redstar Constructions.

Un primer pago fue por 37 mdp; el segundo por 18 millones 200 mil pesos; el tercero por nueve millones 550 mil pesos y el cuarto aparece por ocho millones 250 mil pesos a favor de la Secretaría de Finanzas y Administración, según estipula la escritura pública.

El Siglo de Durango no encontró evidencias de que Ismael Hernández Deras o Jorge Herrera Caldera hubieran ofrecido informe alguno al Poder Legislativo sobre la inversión pública realizada con esos recursos.

Finalmente, en la respuesta a la solicitud con folio 00421316 realizada por El Siglo de Durango, se incluyó el recibo con numero de transacción 2015-720158 expedido hasta el día 20 de octubre del año 2015 por la Secretaría de Finanzas del Estado, como comprobante del pago de derechos por el traslado de dominio y registro del contrato antes mencionado.

 ¿QUIÉNES SON?

Si bien desde hace años se hablaba extraoficialmente de la venta de los terrenos de las antiguas instalaciones de la feria, fue hasta el año 2016 cuando el tema cobró mayor fuerza luego de que la actual Administración Municipal frenó los trabajos que pretendían realizarse en el Lienzo Charro que está dentro de esa propiedad.

El argumento expuesto por el Ayuntamiento fue que no se había realizado el trámite para dicha construcción, que implicaba la demolición del Lienzo. Fue entonces cuando las agrupaciones de Charros y los descendientes de la Duron Hubert comenzaron a cuestionar la propiedad de ese predio, así como posibles irregularidades en caso de que se hubiera vendido.

Esto porque exponían que para que el Gobierno del Estado lo vendiera primero debía pasar por la autorización del Congreso local, desconociendo que este proceso ya se había hecho desde el año 2009 y contó con los votos incluso de los diputados de la oposición, que hoy ocupan el poder y algunos hasta son funcionarios públicos.

De igual forma, El Siglo de Durango buscó conocer mayores detalles sobre la empresa Redstar Constructions, pero los datos disponibles en internet son realmente mínimos. Las referencias apuntan a que también es propietaria de otros terrenos cerca de la capital pero no existen datos de contacto ni ubicación de sus oficinas.

Alternativas. Por su superficie y ubicación, este predio perfectamente pudo ser empleado por el Gobierno del Estado para albergar instalaciones deportivas, gubernamentales y hasta se habló de que ahí se podría construir una gran escuela primaria que albergara a la que se cerrarían en la Zona Centro.
RELACIONADAS

FERIA DURANGO

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry