Siglo Nuevo
Aarón Arguijo
jue 14 sep 2017, 3:53pm 1 de 3

Sigue a tu ritmo



El ejercicio durante el embarazo

Desde el momento mismo en que una mujer recibe la noticia de que ha quedado embarazada, su vida cambia por completo, sus hábitos, sus rutinas, incluso su estado de ánimo,y por supuesto que su afición por el ejercicio físico, no es la excepción.

Pero apenas logran asimilar la maravilla de que una vida (o más) se aloja en su vientre, surgen muchas preguntas respecto a los cuidados que debe tener para garantizar la salud de sus próximos hijos y la suya. Son comunes las preguntas a mamá, hermanas o conocidas experimentadas, acerca de lo que pueden comer, las horas que deben dormir, los cuidados que deben acrecentar y sobre todo, si pueden seguir realizando ejercicio físico.

A pesar de que la creencia común es que las mujeres embarazadas deben guardar reposo durante todo el periodo de gestación, la realidad es que practicar deportes de manera cotidiana, es incluso recomendable para ellas, hasta puede llegar a ser un buen “entrenamiento” para el momento en que llegue el parto.

El mantenerse en actividad física les ayuda a las mujeres embarazadas a mantener un buen estado de ánimo, tener mejor y mayor resistencia física, además de fortalecer los músculos pélvicos, que precisamente son los que más trabajan durante la labor de parto.

Hacer ejercicio durante el embarazo puede inclusive ayudar a las mujeres a reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y la preeclampsia, así como ser un factor de peso para que las damas puedan recuperar su forma, después de dar a luz. También mejora la circulación sanguínea y la capacidad pulmonar, regula el ritmo intestinal y aumenta las defensas inmunológicas, de forma que previene enfermedades en las mujeres embarazadas y en sus hijos.

Toma tus precauciones

Pues bien, parece una auténtica maravilla, pero hay ciertos aspectos que se deben tomar en cuenta antes de ponerse los tenis y salir al gimnasio, sobra decir que una actividad intensa se debe evitar cuando se trata de un embarazo de alto riesgo. La actividad física ideal es la que ejercita el corazón, mantiene el cuerpo flexible, controla el aumento de peso y prepara la musculatura para las demandas físicas del embarazo y del posparto sin que esto represente un esfuerzo exagerado, ni para la futura mamá ni para su bebé.

En definitiva, sí puedes seguir practicando deporte al estar embarazada, pero debes realizarlo después de consultar al ginecólogo, quien deberá dar “luz verde” en base a lo que pueda observar mediante estudios específicos. Toma en cuenta que si estabas acostumbrada a un deporte de alto impacto y exigencia, se debe bajar un poco el ritmo, además de excluir actividades donde haya riesgo de caídas o golpes, como el alpinismo, el boxeo o las artes marciales.

Incluso desde el primer trimestre del embarazo se puede practicar deporte, siempre y cuando no haya una contraindicación del médico, ya que desde el inicio de la gestación, las mujeres pueden padecer insomnio, ansiedad o estrés, los que podrán combatir con una rutina de ejercicios.

¡Actívate!

Te presentamos una lista de algunas de las mejores disciplinas deportivas que puedes realizar durante tu embarazo, sin poner en riesgo la sagrada carga que llevas en tu vientre y con los que ayudarás a tu organismo y a tu mente a mantenerse estable en los meses de gestación.

 Caminar: Es una de las mejores actividades cardiovasculares para las mujeres embarazadas, ya que te mantiene en forma sin castigar las rodillas y los tobillos. Otra ventaja es que se puede hacer en cualquier lugar y no requiere ningún equipo especial, aparte de un cómodo par de tenis.

 Nadar: Los médicos y entrenadores físicos consideran la natación el mejor ejercicio para las embarazadas y también el más seguro. La natación es ideal porque trabaja los músculos de las piernas y brazos, ofrece beneficios cardiovasculares, reduce la hinchazón y permite que la embarazada se sienta ligera en el agua a pesar de su aumento de peso. Si tienes dolor de espalda, la natación podría ayudarte mucho.

 Bailar: Puedes hacer ejercicio beneficioso para el corazón bailando al ritmo de tu música favorita en tu sala, siguiendo la coreografía de un vídeo o inscribiéndote en una clase de baile. Lo único que debes evitar son los saltos y las piruetas con riesgo de caída.

 Yoga: Los ejercicios de yoga pueden ayudarte a fortalecer los músculos y mantenerte flexible, con la ventaja de que no ejercen impacto sobre las articulaciones. Sin embargo, si quieres trabajar también el corazón, tendrás que añadirle dos o tres días de caminatas o natación a tu programa semanal de ejercicios de yoga.

 Ejercicios con pesas: Si tomas las precauciones necesarias y cuidas la técnica, haciendo movimientos lentos y controlados, los ejercicios con pesas serán una manera excelente de tonificar y fortalecer los músculos.

Con estas disciplinas deportivas podrás hacer tu espera más dulce y saludable, hay algunos gimnasios o centros deportivos que ofrecen clases específicas para mujeres embarazadas, donde se puede realizar la actividad física de tu elección y con mayores cuidados. La recomendación es siempre consultar al médico antes de iniciar la práctica deportiva y darle aviso de inmediato ante cualquier alerta como dolor o sangrado.

RELACIONADAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry