Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
lun 21 ago 2017, 8:42am 3 de 7

Hoy es el regreso a clases ¡y vaya que muchos 'hicieron su Agosto'!



La Raya del Tigre

En total de 25 millones 900 mil alumnos a cargo de más de un millón 212 mil maestros de educación básica regresan hoy lunes a clases para iniciar el ciclo escolar 2017-2018, de acuerdo a la disposición de la Secretaría de Educación Pública. De ellos, sólo un reducido porcentaje podrá ir en condiciones óptimas a estudiar, ya que la precaria situación de miles de familias -a lo cual parecen ser insensibles tanto la SEP como una gran mayoría de colegios y escuelas- impedirá que lleguen a las aulas con toda la lista de útiles requeridos, la cual, en infinidad de casos, es excesiva. Así, por ejemplo, sólo el 4 por ciento de los padres pudo equipar a sus hijos con una computadora.

Según cifras confiables, como las de la consultora Kantar Worldpanel, para el 82 por ciento de las familias el máximo desembolso del presente mes fue dirigido a la compra de útiles escolares y uniformes, los cuales, pese a las ferias de Regreso a Clases y las ofertas desde el comienzo mismo de las vacaciones, o estaban muy caros o eran interminables las listas o eran varios los hijos por cada hogar; la cuestión es que el dinero no alcanzó y, muy aparte de lo que se nos pueda criticar a los mexicanos por ser buenos para gastar en el momento y malos para ahorrar a fin de hacer frente a gastos previstos, simplemente fueron muchas las exigencias y pocos los recursos.

En cuanto a uniformes, sólo un 45 por ciento pudo renovar calzado deportivo o casual para niños, seguido de un 41 por ciento que adquirió uniformes de uso diario y deportivo. En este punto, hay una omisión permanente por parte de la SEP hacia el abuso, también permanente, de muchos colegios, en donde se exige a los alumnos llevar tenis de tal color, con agujetas tales, esos y ningunos otros, pese a que pueda tener el niño un par casi nuevo que no podrá usar en la clase de deportes. Ayuda, claro, que los gobiernos estatales han estado repartiendo uniformes gratuitos para nivel básico, pero ese no es todo el gasto requerido.

Igual pasa con el uniforme del diario, cuyos accesorios deben ser de cierto color y no sirve lo que ya se tiene en casa. Tampoco existe la palabra "reciclaje" en cuanto a los carísimos libros de texto para primaria y secundaria, aunque a veces los usen poco y no los terminen, en especial los de inglés; así, apenas dos de cada diez padres de familia compraron los libros.

Será, entonces, un difícil inicio de ciclo escolar, dado que estos egresos dejan el bolsillo "seco"para la obligada manutención de las semanas siguientes.

Menores daños habría si las autoridades educativas fueran más sensibles y más claras en cuanto a sus reglamentos, los cuales deben incluir, sin falta, las famosas cuotas escolares indebidas, pues cualquier cosa no especificada por la SEP da pie a que cada institución cobre lo que quiera. Ahora se está exigiendo a los padres, como parte de los cambios por la reforma, que lleven material de limpieza para las aulas, material didáctico que deben dejar en la oficina; productos higiénicos y de desinfección que muchas veces no son destinados a los alumnos, porque, si lo fueran, los baños de escuelas y colegios en general tendrían por lo menos jabón y papel sanitario.

No es un secreto que este mes representa una oportunidad de oro para muchos colegios particulares de realizar un gran negocio con empresas editoriales, papelerías y fabricantes de uniformes. De hecho, a veces se obliga a los padres a comprar todo en una determinada tienda y no hay forma de buscar algo de menor precio. Es casi un "lo toma o lo toma", porque dejarlo no es opción, a menos que los padres prefieran que les regresen al hijo de la misma puerta porque llevó tenis casuales y no los deportivos reglamentarios.

Obviamente, la educación privada es un negocio, pero los límites deben estar marcados por las autoridades del ramo, en vez de permitir toda clase de abusivas demandas hacia los padres. Si alguien se queja de esto, no faltan voces que recriminan a los quejosos y hasta los conminan a irse a las escuelas públicas, pero esa no es la solución. Nadie tiene derecho de poner a los padres de familia contra la pared y las autoridades educativas son responsables de vigilar que se cobre lo justo, así como de evitar las componendas entre directivos de los planteles particulares y las empresas que acostumbran encarecer sus productos, aprovechando la obligatoriedad a que son sometidos padres y alumnos en este inicio de clases.

De manera que las autoridades responsables de la educación, y de paso la PROFECO, deben intervenir o vigilar, en su caso, para apoyar a todos aquellos que no pudieron cumplir con los requerimientos para iniciar el año escolar 2017. Hasta inhumano resulta que haya hogares donde se deje de comer por gastar en un uniforme escolar.Y eso ya está sucediendo.

QUE EL ALCADE José Ramón Enríquez Herrera se llevó a sus colaboradores a la sierra para diseñar el trabajo del año entrante; entonces, no está pensando en la próxima contienda electoral o ¿Cómo debemos interpretar esta acción?.. ESTUVO AYER EN Durango Juan Zepeda, excandidato del PRD al gobierno del Estado de México; ojalá alguien le haya dado un fuerte pellizco para despertarlo de ese sueño fantástico que le representa la candidatura a la presidencia de la república... ES MOMENTO OPORTUNO de hacer un llamado a protegerse del eclipse de sol que ocurrirá hoy. En Durango iniciará a eso de las 10 de la mañana y concluirá a las 13:50 horas. Sólo se puede observar con lentes especiales, no los normales que usamos para el sol.

Twitter: @rubencardenas10

RELACIONADAS
→ LA RAYA DEL TIGRE
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry