Nosotros
ROBERTO MARTÍNEZ GARCÍA
dom 22 oct 2017, 9:55am 5 de 6

El gran Hotel Río Nazas: un proyecto 'a lo lagunero'

Fragmento del mural “Conquista y evangelización” del pintor madrileño Juan Bueno Díaz (imagen del pintor sobrepuesta en la esquina inferior derecha.) Foto de Alejandro Ahumada.


SIGLOS DE HISTORIA

(SEGUNDA Y ÚLTIMA PARTE)

Coordinación de la serie: Yeye Romo Zozaya

Y llegó el gran día, la ciudad se vistió de lujo, fue el día 24 de julio de 1954 cuando se efectuó la regia inauguración. ¡Todos de fiesta! Por la edición de El Siglo de Torreón los laguneros, y todos los mexicanos, pudieron presumir al mundo que, Torreón tenía un hotel digno y a la par de los mejores.

Se presumió también que todos los contratos para la construcción le fueron adjudicados a empresas y negociaciones laguneras. El edificio lució planta baja, sótano, ocho pisos, mezzanine, una media planta que hizo un total de once pisos. Es de llamar la atención el mezzanine donde se encontraba el cabaret El Desierto y el Club del Algodón.

Ese memorable día, la numerosa concurrencia, autoridades, socios e invitados especiales, llenó todos los espacios; a las diez de la noche inició el baile y siendo las cero horas el señor Antonio de Juambelz, director de El Siglo de Torreón, en representación de la Sociedad Impulsora de La Laguna, hizo uso de la palabra para poner al servicio de la comunidad el nuevo gran hotel e hizo una breve semblanza sobre el significado social y del desarrollo económico que ello representaba

El Siglo detalló en su edición del día de la inauguración (24 de julio 1954. P.19) todas y cada una de las partes del lugar donde, todavía hoy, lucen majestuosos los murales elaborados por artistas del pincel, como lo fueron Alberto Ruiz Vela y Juan Bueno Díaz.

Hermosas son las pinturas plasmadas por la habilidad del -capitalino-lagunero, Alberto Ruiz Vela -porque nació en la Ciudad de México, pero su infancia la vivió en Torreón-, en ellas se pueden revivir personalidades y hechos de la sociedad lagunera del siglo XX como: las romerías de Covadonga, personajes como Ángel Urraza, Pedro Aranzábal con su clásico tambor entonando canciones de su lejana tierra, lo mismo que el regiomontano José F. Ortiz, claro, sin faltar la belleza femenina "moreleando" y luciendo crinolinas de los años cincuenta.

La columna Paralelismos de José Villalba el día 22 de octubre de ese año resume así su experiencia al entrar:

"…y cuando se penetra en el vestíbulo, su grandiosidad nos abruma, se nos viene encima, sus pinturas, esos murales de (Juan) Bueno Díaz nos dejan el ánimo suspenso a la vista del misionero y los indios conversos, los campesinos firmes y recios como esta tierra lagunera. Cuadros que son estampa viva de la fe: Fe religiosa y fe en el trabajo humano".

A partir de entonces casi todos los eventos sociales, políticos, culturales y turísticos tenían algo que ver con los servicios que prestaba el hotel, ahora como hospedaje, como anfitrión en los salones, en la terraza… Los grandes artistas se hospedaban en los dos más bellos hoteles de la ciudad: el Río Nazas y el Elvira, éste había entrado en funciones cinco meses antes que aquel.

Pero, el llamado desarrollo estabilizador, practicado por el gobierno mexicano y cuyo principal operador fue Antonio Ortiz Mena, había entrado en un periodo difícil; con esta estrategia se había acelerado el comercio, la inversión, el turismo y el crédito; el crecimiento del promedio anual del Producto Interno Bruto por persona fue de 3.4%, esto se había logrado con la estabilidad en los precios internos.

Pero, en los años sesenta el turismo decreció, las peticiones sindicales aumentaron, el personal sindicalizado y las prestaciones aumentaron. Todo ello repercutió en las finanzas del Hotel Río Nazas quien tuvo que ponerse en venta. De esa manera, a mediados del mes de junio de 1969 fue adquirido por el señor Jesús H. Martínez, propietario de la cadena de Hoteles Martínez, quien tuvo que sortear una serie de dificultades, ahora por recorte de personal, tanto de confianza como sindicalizado y por reclamo de indemnizaciones.

Bajo la nueva directriz, que llegó con nuevos alientos, la obra gigantesca ha venido sirviendo a la sociedad lagunera desde fines de los años sesenta, por ella pasaron en esta etapa artistas como Lola Beltrán, Alberto Vázquez, Roberta, Juan Torres y nuestra singular orquesta Los Pandava y muchísimos grupos y personalidades más. Afortunadamente, todavía hoy, el hotel Río Nazas luce majestuoso teniendo a un lado el Paseo Morelos y el teleférico, dos sinergias importantes que pueden servir para revivir la actividad económica de esa parte de nuestra ciudad. Comentarios en [email protected]

FUENTE: Hemeroteca digital de El Siglo de Torreón

RELACIONADAS
→ SIGLOS DE HISTORIA
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry