Nacional
AGENCIAS
dom 19 nov 2017, 11:24am 17 de 30

Crece número de niñas mamás

Urgente. Los casos de embarazos entre menores crece cada día más en todo el país. (ARCHIVO)


EN EL PAÍS, CUATRO MILLONES DE MUJERES HAN SIDO VÍCTIMAS DE ABUSO SEXUAL DURANTE SU INFANCIA

La Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea), presentada en 2015 por el presidente Enrique Peña Nieto, tiene el objetivo de reducir 50% los embarazos de las adolescentes entre 15 a 19 años, y eliminarlos de manera definitiva en niñas menores de 14 años para 2030.

Sin embargo, la fecundidad entre mexicanas de 15 a 19 años creció en el país más de 10% en el transcurso de dos años.

En 2015, de acuerdo con datos del Banco Mundial, se registró un promedio de 62 nacimientos por cada mil adolescentes y, según las cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, para finales de julio pasado existía una equivalencia de 77 nacimientos.

"Necesitamos que las madres, padres, maestros, tutores, abuelas y abuelos empiecen a hablar de este tema con sus niñas y niños, para que ellos estén informados de una manera adecuada para su edad, para que puedan prevenir situaciones de abuso sexual", dijo Marcela Eternod Arámburu, secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Según los últimos resultados de la Encuesta Nacional de la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, 4 millones de mujeres habían sido víctimas de abuso sexual durante su infancia.

Esta cifra, de acuerdo con Eternod, quiere decir "que en México hay prácticas en donde se desvaloriza a las jóvenes en muchas esferas, entonces no importa lo que les pase".

El Inmujeres representa a la secretaría técnica del Grupo Interinstitucional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Gipea), el cual da seguimiento a la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea), puesta en marcha por el Gobierno federal desde 2015.

"Pensamos en un esfuerzo articulado, porque lo que queremos con esta estrategia es dejar de ser el país de la OCDE con la tasa más alta de fecundidad adolescente y dejar de poner a nuestras jóvenes y a los varones en una situación que les vuelva muy difícil el camino", dijo.

El problema suele tener otras acepciones en las comunidades indígenas, donde los usos y costumbres originan que las jóvenes queden embarazadas al contraer matrimonio a una corta edad.

Eternod afirmó que el problema tiene sus orígenes en "la concepción de que ellas solamente son valiosas si tienen hijos y que la única misión que tienen es la reproducción. La denuncia es muy importante para la protección de las menores de edad.

"No es fácil revelar un problema que ha estado oculto por décadas, porque no es una situación nueva en la sociedad mexicana, lo que estamos haciendo es visibilizarla", apuntó Eternod.

 ESFUERZOS AISLADOS

Antes de la implementación de la estrategia, las dependencias que integran el Gipea realizaban esfuerzos aislados.

Un ejemplo es el del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), que erogó 3 millones 397 mil 300 pesos en acciones de prevención del embarazo adolescente en 2015. Al cierre de 2016, cuando Gipea presentó su primer informe de labores tuvo un gasto de 57 millones 779 mil 800 pesos, de los cuales, 13 millones 480 mil 800 fueron una partida presupuestal que le otorgó la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y 25 millones del Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes).

"La Enapea aprovecha los recursos de cada una de las dependencias, para coordinarlo todo en un esfuerzo conjunto. Si el Sector Salud tiene tanto presupuesto, lo usará de esta manera, y si Educación tiene otro tanto, de esta otra forma. También por eso trabajamos con los grupos estatales y organizaciones de la sociedad civil", detalló Eternod.

Necesitamos que las madres, padres, maestros, tutores, abuelas y abuelos empiecen a hablar de este tema con sus niñas y niños, para que ellos estén informados de una manera adecuada para su edad”.MARCELA ETERNOD ARÁMBURU, Secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres

‘Me violó mi tío’

Isabel caminaba hacia la escuela cuando fue atacada por la persona que debía protegerla. Su tío la arrinconó, le subió la falda y le quitó la niñez pese a sus súplicas. Hoy, lejos de su comunidad en Oaxaca, espera con ansias reiniciar su vida después de dar a luz al producto de esa violación. Cuando por fin llegó a su casa, aquella tarde de febrero, era de noche. Prefirió no contarle a nadie de su familia por temor y vergüenza. En su comunidad, cuando una jovencita es abusada sexualmente, tiene que casarse con su agresor. Si el hombre está casado, debe irse a vivir a su casa y aguantar los desprecios y maltratos de la primera esposa.

"Las personas de todo el pueblo te critican, te dicen que tú quisiste que te pasara. Dicen que te acostaste con varios hombres, pero no es así, a nosotras nos violaron", sostiene con angustia la niña que apenas cuenta con 13 años. Cuando abusaron de Isabel aún no tenía su primera menstruación y al poco tiempo presentó un sangrado, así que no pensó en que pudo quedar embarazada; sin embargo, descubrió su estado cuando sintió una patada del bebé. "Me enteré hasta los siete meses que estaba embarazada, cuando ya sentí al niño. Decidí no contarle a nadie que me violaron, porque sé que en mi pueblo no harían nada por ayudarme", relató la joven.

RELACIONADAS
→ embarazo adolescente NIÑAS MAMÁS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry