Editoriales
SAÚL MALDONADO
mar 9 ene 2018, 8:32am 4 de 6

Se recorta el poder adquisitivo familiar



El punto es...

La semana pasada nos dio un reflejo de cómo nos va a pintar el año en materia económica, principalmente en la economía familiar.

La inflación cerró el año pasado con aproximadamente un seis por ciento en todo el 2017, un porcentaje elevado, al menos de los más elevados que se han registrado este siglo, y mucho tuvo que ver el alza en las gasolinas que se dio hace 12 meses.

Este año no vemos un alza a las gasolinas, al menos no se ha resentido, pero si vimos un alza al gas, si usted quiere, en términos porcentuales no fue elevado, de aproximadamente el seis por ciento, pero en términos monetarios un tanque de 30 kilos, que es el más usado por las familias duranguenses, fue un incremento de 30 pesos que para muchos 30 pesos no es demasiado pero a la mera hora sí pesan.

Pero independientemente del alza en el gas, ya se anunció un aumento en el precio de la tortilla, un alimento indispensable en la mesa de cualquier mexicano, aquí el alza podría ser de entre el 10 y el 20 por ciento.

Pero también viene el aumento del pan que podría ser de aproximadamente un 10 por ciento de acuerdo a lo señalado por la Canaimpa, es decir, la Cámara Nacional de la Industria Panificadora, este aumento podría verse reflejado también en este mes de enero.

Y viene el aumento al kilo del huevo que ya en algunos estados del centro del país empezó a reflejarse y subió alrededor de cuatro pesos kilo, es decir, casi un 15 por ciento. Entonces, estamos hablando que de concretarse las alzas en estos cuatro insumos del hogar, entonces sin duda que se viene una situación difícil y preocupante para las familias duranguenses.

Estamos hablando del gas, indispensable en la elaboración de los alimentos en casa; también de la tortilla que es un alimento que no falta en la mesa; el pan, que ya algunas familias lo eliminan de la mesa pero muchas más no; y también posiblemente el huevo, necesario en la comida mexicana. Cuatro productos que provocarán una crisis familiar.

El problema serio que vemos en esto es que los aumentos vienen en cascada y el aumento salarial aprobado desde diciembre al mínimo que del 10 por ciento pocos lo verán reflejado en su salario porque como es obligatorio solo para quienes ganan el mínimo, los que no, pues el patrón no está obligado a aumentar el sueldo y por ello existen trabajadores que tienen cinco o más años con el mismo salario y cada año ven reducido su poder adquisitivo, les sale más caro surtir la despensa, pagar la transportación, pagar la escuela, pagar la alimentación de los hijos, la ropa y de paso la diversión, todo con el mismo sueldo de hace cinco o seis años.

Por eso vemos un 2018 difícil para la mayoría de las familias en donde cada vez se ven más obligadas a trabajar tanto el padre como la madre, porque un salario ya es suficiente para mantener los gastos de la casa como todavía hace un par de décadas.

Terminamos con una inflación alta y a pesar de que los expertos en economía aseguran que este año no pasará del tres por ciento, la verdad, cómo estamos iniciando el año, lo veo muy difícil y el tiempo nos lo dirá, aunque en serio espero equivocarme, pero todo pinta a que tendré la razón.

RELACIONADAS

EL PUNTO ES...

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry