Editoriales
ARMANDO FUENTES AGUIRRE
jue 18 ene 2018, 8:24am 2 de 8

Mirador



El desayuno semanal con mis amigos es algo que espero como se espera un regalo.

Ayer asistí a él, pese a que el termómetro marcaba tres grados bajo cero. Mi esposa, dueña de todas las sabidurías del mundo, me tildó de loco. Dijo: "Nada más tú vas a ir".

Se equivocó esta vez. (No recuerdo otra). Asistieron otros dos locos como yo: Toño y Gabriel. En el restorán no había nadie más, ni en nuestra mesa ni en las otras. Pero nosotros no faltamos a la cita: más fuerte que nuestro instinto de conservación fue nuestro instinto de conversación.

Disfruté de su charla, ingeniosa e ilustrativa como siempre. Y de otro regalo disfruté: los árboles de mi jardín se cubrieron de un leve manto níveo que les quitó su traza de árboles y los hizo ver como cúpulas de iglesia. Cuando a Diosito le da por ser artista no hay mejor escenógrafo que él.

Mis amigos son como árboles, porque aquí están siempre. Y mis árboles son como amigos, porque nunca se van. Los veo a unos y a otros y agradezco los dones que me da el invierno.

Hablo del invierno del año.

Y hablo también del invierno de la vida.

¡Hasta mañana!...

RELACIONADAS

MIRADOR

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry