Editoriales
JORGE PÉREZ ARELLANO
mar 23 ene 2018, 8:42am 3 de 7

Ni Anaya ni Meade despertaron interés en Durango



Sin Restricciones

Panistas y priistas dirán que todavía no es campaña. Que los encuentros que tuvieron sus precandidatos eran cerrados, casi privados, por aquello de los "tiempos". Sin embargo la realidad es que poco o nada impactó mediáticamente en la sociedad la visita a Durango de los dos primeros aspirantes a la Presidencia de la República.

Algunos aseguran que se debe a que los ciudadanos estamos hartos de los partidos, de los políticos. Que ya nos da igual lo que digan y hagan, al final ni se cumple. Otros, más interesados en el tema, piensan que se están guardando para lo que viene. Para cerrar fuerte la carrera y que será hasta el primer debate cuando veamos bien definidas sus estrategias.

Como sea, los simpatizantes de Ricardo Anaya y José Antonio Meade (por orden de visita a Durango) deben estar preocupados del poco entusiasmo que provocaron al exterior de sus partidos. Claro, en estos tiempos es más complicado el "acarreo" y los eventos masivos por aquello de la fiscalización de gastos y topes de campaña, pero ni siquiera en redes sociales permearon sus visitas. Ni intento hubo de apantallar.

Falta ver qué sucede con la visita de Jaime Rodríguez "El Bronco" y Margarita Zavala (en caso de que logren reunir las firmas necesarias para ser candidatos independientes) y por supuesto la visita del rival a vencer: Andrés Manuel López Obrador.

En los "Lopezobradoristas" hay una euforia desmedida. Se saben con ventaja y señalan que en sus recientes visitas a Durango, a AMLO le ha ido cada vez mejor, sobre todo al interior del estado, donde ha ganado adeptos con duranguenses (sobre todo de la tercera edad, gracias a sus promesas de implementar diversos programas como los que ejerció durante su jefatura de Gobierno en la Ciudad de México).

Hasta ahora ninguno de los tres principales candidatos se ha salido del guion. Anaya y su discurso "anticorrupción", Meade con su discurso "ciudadano" y AMLO ya hasta con gabinete nombrado, esperando poder concretar por fin su conocida "Presidencia Legítima".

Como ciudadanos también debemos estar preocupados. Ninguno de los que aspiran a gobernarnos ha dado explicaciones a fondo de cómo cumplirán sus promesas; el debate en las pláticas familiares y de amigos generalmente termina la frase: "pues es que no se por quién votar... ¡por el menos peor!".

Cada vez falta menos tiempo para que comience la etapa de campaña en forma y es ahí donde tendremos poco tiempo para escuchar verdaderas propuestas y ya dejar a un lado los ridículos spots publicitarios llenos de jingles y frases trilladas que solo provocan malestar en el ciudadano.

Tenemos que estar atentos a lo que van a proponer, pero sobre todo a escuchar cómo piensan concretarlo. Ya casi termina uno de los sexenios más infames para el país, en donde el tiempo nos dio la razón (y un gran ejemplo de aprendizaje) de que la apariencia de un político no es el mejor indicador de capacidad para gobernar.

¿Queremos otros seis años para el olvido o con el legado de Peña Nieto tenemos para entender que nuestra decisión es decisiva para ver quién manejará los hilos de este país? No, no lo tome a la ligera. Porque si vuelve a minimizar la elección presidencial, podemos vivir otros seis años de pesadilla en todos los sentidos... ¿o usted qué opina?

Twitter: @jperezarellano

RELACIONADAS
→ Sin Restricciones
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry