Editoriales
ROLANDO CRUZ GARCÍA
sáb 3 feb 2018, 8:44am 5 de 7

La prueba PLANEA 2017 en educación secundaria ¿Otra vez reprobados?



ROLANDO CRUZ GARCÍA

"La evaluación que no ayude a aprender de modo más cualificado es mejor no practicarla" — María de los Ángeles Casiello.

De todos los involucrados con la educación en México, es conocido que en 2017 se aplicó la prueba estandarizada nacional llamada PLANEA (Plan Nacional de Evaluación de los Aprendizajes), en la que pudimos constatar, desgraciadamente, que los resultados obtenidos por nuestros alumnos no fueron para nada los más adecuados y que nos vuelven ponen ante una realidad insoslayable: volvimos a reprobar.

Y me atrevo a decir que volvimos a reprobar, porque no solo son los alumnos de 6° de primaria y de 3° de secundaria los que reprobaron lecto-escritura y matemáticas, sino que reprobamos todos: Los profesores, los directivos, los métodos, las escuelas, los padres de familia, la comunidad escolar y la sociedad en su conjunto.

La verdad es que el panorama es desalentador, debido principalmente a que, a pesar de que se siguen haciendo esfuerzos importantes por parte de la mayoría de los involucrados, los resultados nos indican que no solo no avanzamos, sino que retrocedimos de manera lamentable.

A continuación me permito analizar, junto con mis amables lectores, las características de la prueba PLANEA, específicamente para 3° de secundaria, que es en donde se obtuvieron los más bajos resultados.

La prueba nacional 2017, tuvo las siguientes características: El número de preguntas en lenguaje y comunicación fue de 141 reactivos y matemáticas 141 reactivos. Las escuelas participantes en la muestra fueron 3,398. Los alumnos participantes en la muestra fueron 131, 662. Y el grado de confiabilidad de la prueba fue de 0.880 y 0.884 respectivamente.

Respecto a los contenidos generales de la prueba de lenguaje y comunicación, se incluyeron, de comprensión lectora y extracción de información y comprensión global, 30 reactivos. Desarrollo de una interpretación, 32 reactivos. Análisis del contenido y la estructura, 33 reactivos. Evaluación crítica del texto, 28 reactivos. Reflexión sobre la lengua, reflexión semántica y morfosintáctica, 18 reactivos, para un total de 141 reactivos.

En lo que refiere a los contenidos generales de la prueba de matemáticas, fueron: 62 de sentido numérico y pensamiento algebraico, 44 de forma, espacio y medida, 35 de manejo de la información, para un total de reactivos de 141.

En lo relativo a las condiciones de aplicación, ésta fue realizada por el INEE (Instituto Nacional de Evaluación Educativa) y se llevó a cabo en una muestra diseñada para generar resultados con representatividad nacional, por entidad federativa y por tipo de escuela. Se aplicó el 14 y el 15 de junio de 2017 y los resultados que ahora se presentan se refieren al Sistema Educativo Nacional (SEN) en su conjunto, que es el propósito de las evaluaciones PLANEA que lleva a cabo el INEE.

Los resultados escuela por escuela son entregados por la SEP a partir de un levantamiento de información que la autoridad educativa y se realiza simultáneamente al que realiza el INEE.

Respecto al porcentaje de estudiantes por nivel de logro educativo, a nivel nacional en lenguaje y comunicación, los alumnos de 3° de secundaria son capaces de analizar y jerarquizar argumentos, con el fin de evaluar información implícita y explícita de distintas partes de textos literarios, informativos y argumentativos complejos (Nivel IV), únicamente el 8.3 %.

Asimismo son capaces de interpretar información explícita e implícita de textos literarios, informativos y argumentativos, además de vincular información entre el texto y sus recursos gráficos (Nivel III) solo el 17.9 %.

Son capaces de identificar la estructura de textos literarios e informativos y relacionar información cuando ésta es explícita. No obstante, cuentan con un desarrollo interpretativo que apenas empieza a manifestarse (Nivel II) el 40.1 %.

Y finalmente son capaces de identificar, localizar y extraer información en textos y gráficas sencillos; sin embargo, tienen dificultades para interpretar el sentido de los textos y vincular la información presentada en ellos (Nivel I) el 33.8 %. Como podemos observar el 73.9 % de nuestros alumnos están en los niveles más bajos del desempeño en lecto-escritura.

En lo que respecta a las matemáticas, el problema es aún más grave: Resolver problemas que implican combinar números fraccionarios y decimales y emplear ecuaciones para encontrar valores desconocidos en problemas verbales (Nivel IV) solo el 5.1 %. Resolver problemas con fracciones, números enteros o potencias de números naturales y describir en lenguaje coloquial una expresión algebraica (Nivel III) el 8.6 %.

Mientras que los alumnos son capaces de resolver problemas que implican sumar, restar, multiplicar y dividir con números decimales y expresar con letras una relación numérica sencilla que implica un valor desconocido (Nivel II) el 21.7 %. Resolver problemas que implican comparar o realizar cálculos con números naturales (Nivel I) el 64.5 %. Como podemos constatar el 86.2 % se ubican en los niveles de más bajo desempeño.

O cambiamos el rumbo que sigue la educación básica y específicamente la secundaria o seguiremos padeciendo los desastrosos resultados que nos ubican en el penúltimo lugar a nivel internacional, en el logro educativo de nuestros niños y jóvenes en México.

Agradezco sus comentarios a: [email protected]

RELACIONADAS
→ ROLANDO CRUZ GARCÍA
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry