Editoriales
ARMANDO FUENTES AGUIRRE
jue 15 feb 2018, 8:59am 7 de 8

Mirador



Este músico soñó que había escrito una canción tan bella que hizo llorar a Dios.

Su letra era un poema inefable, y su música superaba a las más hermosas melodías de Mozart y de Schubert.

Trató de recordar esa canción. Por más que se esforzó no pudo traerla a la memoria. Pero esa noche la soñó otra vez, y lo mismo las siguientes noches. Aún así al despertar la había olvidado. Vivió los años de su vida atormentado por la belleza de esa canción que en sueños escuchaba y que en la vigilia huía de él.

Un día el músico durmió el último sueño. Llegó entonces con su canción al cielo. Se la entregó al Señor, y éste lloró al oírla. El músico ya no olvidó su canción. Tampoco la olvidaría el Señor. Los coros celestiales la cantan para la eternidad, y a sus acordes se conmueven los ángeles y arcángeles.

Alguna vez los hombres serán buenos, y la canción se escuchará en el mundo.

No sé cuándo sucederá eso. Pero sucederá.

¡Hasta mañana!...

RELACIONADAS

MIRADOR

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry