Editoriales
PATRICIO DE LA FUENTE
sáb 24 feb 2018, 9:38am 8 de 9

Relaciones peligrosas



Sin lugar a dudas

"Conceder el perdón es el más alto grado de vanidad o de miedo". — José Luis Coll

Pocos entienden porque nada justifica sumar impresentables, so pretexto de la unidad nacional y la reconciliación. Alguien, por favor, explíquele a las familias de los 65 trabajadores sepultados en la mina de Pasta de Conchos, en Coahuila, lo que implica otorgarle fuero a quien huyó y no ha dado la cara desde 2006.

Y es que entre el pragmatismo político y el pretender burlarse de la opinión pública, existe una línea muy delgada.

Vamos, ni Tatiana Clouthier, la vocera de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, supo qué responder cuando le preguntaron sobre la inclusión de Napoleón Gómez Urrutia -fichado por la Interpol- en las listas de candidatos a senadores plurinominales de Morena.

Me cuentan que al celebrar su consejo nacional, varios de los integrantes se quedaron de a tres cuando se enteraron que debían votar la candidatura plurinominal al Senado del líder minero en el exilio.

"También para mi fue una sorpresa, no tengo palabras para contestar ni decirte nada. Sería inútil, porque no tengo qué responder. No tengo elementos porque no he platicado con Andrés", expresó Clouthier en entrevista.

Y así estamos todos, boquiabiertos y preguntándonos si el candidato presidencial de Morena ha comenzado a transitar de nueva cuenta por el camino del autosabotaje. Seguidores y adversarios coinciden en que López Obrador posee el talento para ir muy bien, y luego, echarlo todo a perder.

Con el mejor ánimo pregunto, ¿qué necesidad había de ofrecerle una tabla de salvación a Gómez Urrutia? ¿Los posibles 200 mil votos que representa el líder minero en el exilio justifican tan cuestionable decisión? ¿La operación financiera no va del todo bien y hubo que echar mano de los cuantiosos recursos que aseguran tiene Don Napoleón? ¿Todo es válido en aras de un proyecto personal?

Recordemos además que aunque lo quiera, Don Andrés no puede erigirse en tribunal y decidir quién es culpable o inocente según su particular visión de las cosas. Para ello están las instancias encargadas de impartir justicia y por algo existe la separación entre los tres poderes de la Unión.

Sin embargo, López Obrador tiene otras cifras. "Siempre he estado en contra de represalias tomadas desde el poder. Napoleón G. Urrutia ha sido perseguido y estigmatizado por propaganda oficial y oficiosa", escribió el tabasqueño desde su cuenta de Twitter.

Coincide el periodista Pedro Miguel, a quien López Obrador cita en su tuit. Miguel expresa que Gómez Urrutia ha recibido los máximos reconocimientos por parte de organismos internacionales de derechos laborales y humanos, al tiempo que también lo considera un perseguido político.

Seamos muy claros: Napoleón Gómez Urrutia, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, no es ningún mártir. Cabe recordar, de entre un amplio historial del que ya ha dado cuenta un columnista de El Universal, que en vez de dar la cara y ofrecer explicaciones tanto a la justicia como a las familias de los deudos tras la explosión en Pasta de Conchos, Gómez Urrutia huyó a Canadá.

Hacia 2014, la Interpol le giró una ficha roja por el presunto desvío de 50 millones de dólares del sindicato a sus cuentas personales. Además, diversos medios han documentado los viajes que hacen a dicho país los colaboradores del líder minero para proveerlo de efectivo. Sobre el manejo de los recursos del sindicato minero reina la opacidad.

Se trata, simple y llanamente, de un hombre que para muchos ejemplifica lo peor del sindicalismo, arcaico y caduco, a la mexicana. Aún así, López Obrador busca que Gómez Urrutia rinda protesta como Senador de la República y represente a los mexicanos en una de las más altas tribunas del país.

"Aquí les doy a conocer que, al triunfo de nuestro movimiento, vamos a crear las condiciones para que regrese Napoleón Gómez Urrutia del exilio, que pueda estar aquí en México representando a los trabajadores mineros", advirtió el candidato de Morena desde Zacatecas. Sobre aviso no hay engaño.

Con ello, Andrés Manuel pierde autoridad moral para increpar al PRI por haber defendido a ultranza a Carlos Romero Deschamps. Citando a Juan Gabriel: "¿pero qué necesidad?" pero mejor aún, como escribió Luis Spota en la última frase de una de sus mejores novelas: "¿el remedio, mejor que la enfermedad?".

Sígueme en Twitter: @patoloquasto

RELACIONADAS

SIN LUGAR A DUDAS

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry