Nosotros
Ing. Alejandro Ahumada
dom 13 may 2018, 11:00am 3 de 3

José Agustín de Escudero, experiencias y viajes por Sudamérica (Capítulo IV)

Escudo de armas de Agustín de Escudero.


SIGLOS DE HISTORIA

Primera parte

Habiendo salido Escudero de España el 4 de enero de 1874, hizo su aparición en Montevideo un periódico titulado "El Eco de la Verdad", y que se ocupaba de asuntos de moral, de religión, política y cuestiones sociales. Fue su director donde aparecían sus iniciales a veces y con el nombre de Agustín en otras. En agosto de ese mismo año, es nombrado miembro corresponsal de la Sociedad de Geografía y Estadística, y en la noticia que dio parte de este hecho, aparece nombrado como obispo residente en Montevideo.

Para 1876 comenzó a tomar una posición más de representante de negocios que el de eclesiástico, un documento encontrado hace referencia a la revalidación del nombramiento como cónsul general de la república del Salvador en la república de Uruguay. Su rastro no es claro en su andar por todo Sudamérica, apareciendo en un mismo año en diferentes países, pero muchos obedeciendo a sus labores otorgadas.

En mayo de 1877, al encontrarse en Argentina, le envió una carta a Porfirio Díaz, donde dice que abandonó México en 1868 y le pide le ayude para tener información sobre el paradero de su hermano Manuel, haciendo elogios por ser el presidente de México, y hace pequeña referencia sobre la amistad que tuvo con Juárez, le menciona que es dueño de un periódico (La América del Sud) y corresponsal de varios periódicos de Europa, le pide igual ayuda, ya que él lleva dos años nombrado agente consular de la República del Salvador en Uruguay, pero no ha ejercido por que no ha sido para ese momento aprobado por el congreso y que al realizar ese cargo para otro país le podría provocar que perdiera su nacionalidad mexicana que tanto quiere, rogándole su intervención para que de ser así, ejercer y no perderla. Le menciona igual que en este país no se cuenta con una representación por parte de México y él estaría dispuesto para hacerlo si se requiriera. Para septiembre, fue un gran promotor para que se celebrara el día de la Independencia de México en Buenos Aires, aprovechó sus contactos y el acceso a diferentes consulados como lo deja ver una serie de correspondencias personales, donde les pidió al consulado de Perú, Chile y Brasil que en sus espacios se iluminara en honor a la celebración mexicana. El presidente Nicolás Avellaneda de Argentina igualmente recibió una carta de Escudero solicitándole que fuera tomada en cuenta esta celebración, Escudero escribió parte de este texto describiendo lo logrado: "se ha dado la aceptación de este, dando la orden que enarbolándose el pabellón nacional en todos los edificios públicos. Todas las embarcaciones estaban engalanadas de banderolas y gallardetes. Yo también adorné el exterior de mi casa que es en una de las principales calles, con colgaduras y guirnaldas, y enarbolé el pabellón mexicano, el cual fue saludado a mediodía con una salva de artillería". En 1878, se trasladó a Paraguay para tomar posesión como primer director del Colegio Nacional de la Asunción, un lugar que reunió en sus aulas a profesores extranjeros, principalmente en una época de reconstrucción en Paraguay al término de un periodo de conflictos llamado la Guerra de la Triple Alianza, donde se unieron Brasil, Uruguay y Argentina contra Paraguay entre los años de 1860 a 1870.

La suerte de Escudero fue muy poca en esta posición, a poco más de cinco meses de haber sido contratado, fue perseguido y expulsado. Se hizo la investigación de sus antecedentes que revelaron el escándalo que tiempo atrás tuvo en Europa como eclesiástico Agustino y que al tiempo se había convertido a protestante aunado al gran escándalo del discurso atribuido que cuestionaba la infalibilidad papal en tiempos del Concilio Vaticano, igualmente se expuso que había creado la Iglesia Católica Independiente Española y seguía siendo masón.

Como consecuencia, se le suspendió del cargo y el decreto de su expulsión fue firmado por el Presidente en ejercicio Uriarte el 28 de octubre de 1878. Escudero regresó a Argentina justo en los momentos que se experimentaban problemas políticos y sociales. El presidente Avellaneda dispuso el retiro del gobierno federal de la ciudad de Buenos Aires por los problemas de insurrección y decretó al pueblo de Belgrano, como sede transitoria de gobierno. Los poderes, la Corte y parte de la Cámara de Diputados, se mudaron a esta población, antes de que la ciudad de Buenos Aires fuera sitiada. A Escudero le toca vivir muy de cerca y en una de sus cartas hace mención de casi 2000 efectivos caídos cerca de Belgrano, no detalla bien su participación, pero es parte de uno de los documentos dejados donde se hace mención la siguiente leyenda. "Decretos Oficiales del Gobierno Argentino durante los sucesos políticos del año de 1880. A los que se debió la declaración de la capital de la república y en los que tomó parte activísima al Dr. José Agustín de Escudero", a partir de estos sucesos, el presidente Avellaneda, el 24 de agosto de 1880, presentó un proyecto de ley por el cual se declaraba a Buenos Aires capital de la República y se la ponía bajo control directo federal, siendo aprobada el 21 de setiembre del mismo año.

El año de 1880 fue un periodo muy activo para Escudero, donde fue nombrado Ministro residente de la República de Costa Rica en Argentina. Para abril del mismo año, es nombrado por parte de la República del Salvador como su encargado de Negocios en Argentina, en el mismo año es nombrado primer Ministro Residente de Costa Rica en Buenos Aires. Las relaciones oficiales entre Costa Rica y la Argentina se iniciaron en 1862, pero únicamente mediante correspondencia y era en ese momento donde por primera vez se tenía presencia en el mismo país con el Sr. Agustín de Escudero. El 13 de diciembre de 1881 se suma un nombramiento más y es nombrado encargado de negocios de Nicaragua en la República de Argentina, y para el 84', Guatemala lo nombra igualmente su encargado de negocios y es con este país donde se crea una empresa colonizadora, siendo Escudero el encargado de su manejo creando el entorno de los contratos y condiciones para hacer el movimiento de gentes hacia Guatemala como un pedido especial de este gobierno.

Si tiene comentarios, escríbanos a: [email protected]

RELACIONADAS
→ SIGLOS DE HISTORIA
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry