Siglo Nuevo
Saúl Rosales
mié 13 jun 2018, 12:57pm 2 de 2

Entre teclas de Jaime Muñoz



Nuestro mundo

Me ganó la gana de contribuir, digámoslo pretenciosamente, a la redignificación de la palabra antología.

Un muy famoso poeta mexicano recomienda maltratar, ultrajar, tratar machistamente a las palabras. Pero La Palabra merece respeto por lo menos en el sentido de aceptar su valor de signo que nos permite ser certeros en el mensaje. Tal respeto implica conocerla para emitir sus significantes ajustados a sus significados.

Esa idea me la provocó un texto del libro Entre las teclas, periferia del oficio literario, de Jaime Muñoz Vargas, publicado en diciembre del año pasado aunque por su humorismo rebosante son muy sugerentes todos los del volumen. Conviene abandonarse a la paradoja de vivir el fatalismo de existir aderezándolo con una dosis de risa.

El texto se titula “De antología”. Antología es una palabra que circula con mucha suerte entre quienes se animan a convertir en libro las páginas que les ha dictado su ocio a causa de creer que conocen el significado. Una anécdota similar a la que narra con oficio de maduro humorista Jaime Muñoz en “De antología” me la acarreó mi afán de promotor de la literatura.

En el último decenio del siglo XX reuní narraciones cortas de autores de la comarca en un compendio que titulé simplemente Cuentos de La Laguna. Lo publicó el Ayuntamiento de Torreón 1994-1996. Para su edición lo entregué al impresor quien lo puso en manos de su asistente. Ella era uno más de los autores.

Cuando hablé con ella empezó a aplicarle al volumen el apelativo de antología. Todo el tiempo le aclaré que no era tal. Nunca acepté que la refulgente palabra se le asociara al libro. Cuando salió de la imprenta, con paréntesis de falsa modestia la flamante palabra había sido empotrada abajo del título en la portadilla. Quien la encajó (ya imaginamos quién fue) no se atrevió a incrustarla en la portada.

Para lavarme esa involuntaria culpa, en la siguiente recolección que hice y que salió en el año 2000 con el título de Condominio de poetas, publicada por el Ayuntamiento de Torreón 2000-2002, en el prólogo cansé al lector diciéndole que ese libro no era una antología.

En el segundo párrafo digo: “La literatura producida en la parte de la geografía mexicana conocida como La Laguna, Comarca Lagunera, o Región Lagunera es de aquellas que aún no se pueden permitir ostentar antologías. Ha de contentarse, por ahora, sólo con elaborar el muestrario que la testimonie como cuerpo vivo en desarrollo.”

En el último párrafo: “Finalmente, este libro es una compilación de presencias, no una antología.” A lo mejor con ello arrebaté a alguien (a ninguno de mis amigos, lo sé) la posibilidad de lucir en su currículo que fue seleccionado para una antología. Pero el daño estaba hecho y el mal ejemplo se propagó. Ahora nuestros ignotos escritores quieren debutar con una antología.

Este texto mío pretendía ser una reseña del ameno, amenísimo, gozoso libro Entre las teclas, periferia del oficio literario, de Jaime Muñoz, pero me ganó la gana de contribuir, digámoslo pretenciosamente, a la redignificación de la palabra antología.

Se dice que los poetas de todo pueden crear un poema. Después de leer el Canto general, de Pablo Neruda, sus libros de odas y el resto de sus libros se acepta con holgura esa afirmación. Así ocurre con el narrador. La palabra en la narrativa tiene el mismo poder estético que en la poesía. Igual que en el poema, la palabra en la novela, el cuento, el teatro, da significación, torna visibles la forma y la esencia de las cosas.

El nuevo libro de Jaime Muñoz recoge temas de toda la periferia del oficio literario y con él arma un volumen divertido de las entreteclas, entrelíneas, entretelas de la talacha literaria. Es una obra recomendable por su lectura grata pero profunda, humorística pero grave, de aparente interés exclusivo para la gente de la literatura pero en verdad de palabra gozosa para todos.

RELACIONADAS

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry