Editoriales
YAMIL DARWICH
jue 12 jul 2018, 8:51am 2 de 8

Plástico



YAMIL DARWICH

Cada año producimos 300 millones de toneladas de plástico y buena parte termina en ríos y mares. Es uno de los graves problemas que habremos de enfrentar los humanos.

En 1950, con 2.500 millones de habitantes, el mundo produjo 1,5 millones de toneladas de plástico; en el 2018, con una población de más de 7 mil millones, sumamos 300 millones de toneladas; a ese paso, para el 2050, habremos provocado que el 99% de los animales marinos se hayan contaminado.

En 2009, la FAO, estimó que hay unas 640.000 toneladas de redes abandonadas en el fondo marino en todo el mundo, causantes de muertes de animales. Es probable que Usted ya haya visto tortugas con popotes para sorber incrustados en sus fosas nasales o delfines atrapados en redes de pescar.

Sorpréndase: en el mar ya hemos acumulado cinco trillones de piezas de plástico y las Naciones Unidas, han lanzado una ambiciosa campaña en la que promete poner el máximo esfuerzo para eliminar el creciente problema mundial que representa la acumulación del contaminante en los océanos.

Cada año agregamos 500 mil millones de piezas de plástico a los mares, que se suman a las ya acumuladas, de tal suerte que ¡han aparecido dos islas de plástico en el Pacífico, otras dos en el Atlántico y una más en el Índico!, sin descartar que haya otros acumulamientos no detectados.

Ante tan grave problema de contaminación, "The Economist", presentó un trabajo de investigación en la Cumbre Mundial del Océano, que provocó la respuesta de la ONU, lanzando el programa "Mares Limpios".

El objetivo de Naciones Unidas, para el 2022, es eliminarlas principales fuentes de basura marina; desde las micro-perlas utilizadas en productos cosméticos y el uso excesivo de plásticos para elaborar botellas, bolsas, recipientes de todo tipo y otros muchos productos desechables.

Para lograr el objetivo y limpiar los mares del tóxico, se requiere de la participación de toda la humanidad, iniciando con los grandes consumidores del material que, por la economía y fácil manipulación que ofrece, lo han hecho el envase para gran parte de alimentos, productos industriales, materiales de construcción y casi la mayoría de los consumibles del hogar; luego, trabajar con las poblaciones del mundo y hacerles ver la trascendencia para nuestra persistencia con salud adecuada; de paso, no invitar a animales y vegetales "a la fiesta" y terminar con el abuso del uso de los plásticos.

Los laguneros no tenemos mares, pero si ríos, secos durante largas temporadas, padeciendo el grave deterioro por su contaminación al depredarlos con extracciones de materiales y/o utilizarlos irresponsablemente como depósitos de basura.

Las acciones ambientalistas se realizarán con éxito cuando todos participamos; piense en la responsabilidad que debemos asumir cada uno de nosotros, para disminuir y acabar con el problema:

En las compras en el supermercado, no utilizando bolsas de plástico, porque los productos ya vienen en sus respectivos envases; otra irresponsabilidad es reunir basura en casa y luego eliminarlas sin clasificación de los deshechos, otro tema serio, también muy descuidado, que refleja pobre cultura.

Exigir a las autoridades de cada municipio, la legislación y celosa vigilancia del acatamiento en lo dispuesto para depósito y reciclamiento de basura.

Usted puede agregar otros ejemplos del cómo contaminamos con plástico.

Es probable que los ciudadanos no hayamos llegado a considerar el daño que nos hacemos a nosotros mismos y nuestros familiares contaminando el entorno, ya que es cuestión de la educación no recibida en el hogar o la escuela - otra rayita al tigre -. Como comentario al margen, seguramente tiene información sobre el señalamiento de la sospechosa relación entre el cáncer y el calentamiento de los alimentos y bebidas contenidos en recipientes de plástico.

Sé que va a reflexionar en nuestra realidad y le pido que empecemos por hacer lo propio, por pequeño que le parezca el esfuerzo; también espero su actuación proactiva con familiares, amigos y compañeros de trabajo, a fin de que hagamos consciencia de responsabilidad ecológica que, como en otras situaciones de contaminación, la desapercibimos por falta de información o la dejamos de atender irreflexivamente, hasta que nos genera problemas en lo personal.

¿Ya observó nuestras calles, sus baquetas, áreas sociales y de esparcimiento? Están así porque le permitimos a las autoridades ser negligentes y nosotros - aunque nos duela reconocerlo - somos los finalmente responsables, porque "cada sociedad tiene el gobierno que se merece" y por no atender aquello de "una ciudad es limpia en cuanto menos la ensucien sus habitantes. ¿Empezamos?

[email protected]

RELACIONADAS

Dialogo

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry