Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
lun 24 sep 2018, 8:39am 3 de 9

¿Cuál sería el Plan B de José Ramón Enríquez?



La Raya del Tigre

Si José Ramón Enríquez Herrera decidió dejar su escaño en el Senado de la República para retomar las riendas de la presidencia municipal de Durango, es porque se mantiene firme en que su nombre aparezca en las boletas electorales del año entrante, buscando la reelección. Si todo es como parece, el Alcalde debe ir confeccionando un plan "B", ante la poca claridad en el camino para mantener el respaldo del panismo local y nacional hacia su candidatura.

No es un secreto que, para el presidente municipal de Durango, se han ido recrudeciendo los problemas con quienes hoy deciden las cosas en el Partido Acción Nacional, mientras que los panistas que participan como funcionarios en su administración están lejos de tomar definiciones dentro del blanquiazul.

Y como para reelegirse requiere el aval de quien lo postuló inicialmente para encabezar el Ayuntamiento local, en este caso PAN-PRD-MC -aun cuando no necesariamente tengan que ser los tres partidos- sin el apoyo del PAN, a Enríquez Herrera no le alcanzaría con el visto bueno del PRD y MC, pues tendría una plataforma de lanzamiento muy pequeña para la dimensión de la contienda que viene.

Con toda seguridad, el hoy senador con licencia tenía bajo la manga una carta llamada Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla, en caso de haberse convertido en secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, pero esa posibilidad se extinguió con el acuerdo alcanzado entre Marko Cortez y Héctor Larios, quienes constituyen la fórmula que muy pronto manejará los destinos del panismo nacional.

Moreno Valle quedó fuera de alcanzar la posición número dos en el CEN e incluso puede entrar en un escenario de mayor desgaste político, cuando sea revisado el conteo de voto por voto en la elección del estado de Puebla, donde han estado saliendo a la luz todo tipo de anomalías para que llegara a la gubernatura Erika Alonso, esposa de Moreno Valle.

Entonces, en este complicado escenario de volver a conseguir la candidatura panista, Enríquez Herrera debe estar contemplando otros horizontes para lograr su propósito de seguir vigente y en los primeros planos de la política local, porque con su licencia para alejarse del Senado de alguna manera se desprendió un tanto de la política nacional.

Por esto, no es descartable que Enríquez Herrera intente la travesía hacia el Movimiento de Regeneración Nacional, el partido más atractivo en este momento para todo aquel que aspira a un cargo de elección popular. Además, tiene relación con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y con algunos de sus operadores de primer nivel, aunque en esa embarcación ya están a bordo no pocos marineros dispuesto a surcar los mares para llegar el año entrante al Ayuntamiento de la capital del estado.

No falta quienes opinan que, con todo y el entorno de complicaciones en el PAN, José Ramón Enríquez es quien más votos le garantiza, pese a no contar con la filiación panista, pero la relación se volvió ya demasiado tensa y, en un momento dado, igual y el panismo se la jugaría con otro excepto con él, según aseguran miembros del Comité Directivo Estatal, apoyados por otros influyentes militantes.

El tiempo corre y al año en curso le restan tres meses, lapso en el, que con toda seguridad, surgirán posturas decisivas para determinar la ruta hacia el año entrante, pero de que José Ramón Enríquez hará uso de todos los recursos a su alcance para estar en la elección del año que viene, eso es un hecho. Al tiempo.

COLMILLOS Y GARRAS

CON TODO Y las suspicacias que pueda levantar esa intención, Carlos Medina Alemán se reporta listo para participar en el proceso electoral del 2019 bajo las siglas del Movimiento de Regeneración Nacional. Si alguien imaginaba que no figuraría en este instituto político, pues resulta que está puesto para entrarle con todo, según asegura... TODO INDICA QUE en esta semana queda definida tanto la renuncia de Alejandro Álvarez Manilla como director del Instituto Estatal del Deporte como su incrustación en el equipo del presidente municipal. Al quedar acéfala esa Dirección estatal, la oportunidad es ideal para alguien como Ana Karen Ávila, quien podría ser un buen perfil, con experiencia y capacidad para el cargo. Ya es hora que se tome en serio el desarrollo del deporte local y se asignen perfiles adecuados... HABRÁ QUE VER el sitio que ocupe Álvarez Manilla en el Ayuntamiento local, toda vez que el área de comunicación social, hasta donde se sabe, estaba destinada a Víctor Hugo Castañeda, otro exfuncionario estatal. O tal vez ambos se encarguen de esa ardua labor, que no le ha funcionado como debe ser a Enríquez Herrera.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS

LA RAYA DEL TIGRE

DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry