Los 5 asesinatos políticos que marcaron al México moderno

Nacional

Desde la época revolucionaria hasta nuestros días, historias de venganzas y traiciones han segado los sueños de líderes políticos, candidatos, gobernadores, alcaldes y diputados locales.

Homicidios como el de Colosio y Ruiz Massieu marcaron la identidad nacional, por el impacto que ocasionaron en la vida política y social del país, además representan episodios negros de una historia que se resiste a la repetición.

Esta ocasión, con información de distintos portales como El Universal, recordamos algunos de los asesinatos políticos que causaron conmoción en su momento.

1.- José Venustiano Carranza Garza

Alcanzó de forma paulatina diferentes cargos como Presidente Municipal de Cuatro Ciénegas, diputado local, senador y posteriormente Gobernador de Coahuila. Fue Presidente de la República por el Partido Liberal Constitucionalista desde el 1 de mayo de 1917 hasta 1920, cuando fue asesinado.

Su muerte ocurrió en Tlaxcaltongo, Puebla a la una de la mañana del jueves 20 de mayo de 1920. El General Álvaro Obregón entregó un boletín de prensa en el que decía que el ex federal Rodolfo Herrero había atacado a Carranza y a su comitiva. El cadáver de Carranza llegó a las siete de la noche a la Ciudad de México.

De manera conjunta se reunió la Comisión Permanente del Congreso para nombrar al Presidente provisional de la República, que sería Adolfo de la Huerta. Mientras que el General Pablo González y Álvaro Obregón nombraron una Comisión Especial que partió a Tlaxcaltongo para abrir una averiguación.

Venustiano Carranza fue enterrado en el Panteón Civil de Dolores de la Ciudad de México, siendo trasladados sus restos en 1942 al Monumento a la Revolución.

2.- Álvaro Obregón Salido

El restaurante La Bombilla, en el Barrio de San Ángel, fue el marco del asesinato del General Álvaro Obregón, Presidente electo de México, el martes 17 de julio de 1928 a manos de José de León Toral, quien pertenecía a grupos católicos y que ya había espiado en días previos a Obregón.

El militar y político mexicano, que participó en la Revolución Mexicana, arribó a dicho lugar poco antes de las 13 horas a bordo de un Cadillac acompañado de los licenciados Aarón Sáenz, Arturo H. Orci, Federico Medrano, del diputado Ricardo Topete y del Coronel Tomás A. Robinson.

En el lugar, Toral se hizo pasar por dibujante; por lo que después de retratar a varios comensales, pidió retratar a Obregón y éste accedió amablemente. Sin embargo, en un descuido Toral le disparó a quemarropa seis tiros por la espalda con una pistola calibre 35, matándolo casi de forma instantánea a las 14:20 horas.

El 2 de noviembre de 1928 comenzó el juicio contra Toral, y el sábado 9 de febrero de 1929 fue ejecutado por un pelotón en la Penitenciaría de Lecumberri.

3.- Luis Donaldo Colosio Murrieta

El 23 de marzo de 1994 en la Ciudad de Tijuana, Baja California, en punto de las 19:45 horas se anunció oficialmente la muerte del candidato a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Durante un mitin en el barrio de Lomas Taurinas en la ciudad fronteriza, Colosio, al bajar del templete improvisado, recibió dos disparos a "bocajarro" en la cabeza y en el abdomen, provenientes, al parecer, de un revólver calibre .38; cuando se dirigía hacia su camioneta, rodeado de unas 300 personas, que se apretujaban en torno suyo. Aparentemente sólo hubo un agresor, que se identificó como Mario Aburto Martínez de 23 años de edad.

Las investigaciones en torno al asesinato del candidato presidencial, siempre estuvieron encubiertas en un absoluto hermetismo. A 19 años del deceso de Luis Donaldo Colosio Murrieta, político que estaba dispuesto a reformar de raíz al sistema político del país, México continúa sin conocer la verdad.

4.- José Francisco Ruiz Massieu

A las 9:20 am del 28 de septiembre de 1994, en la calle Lafragua, frente al Hotel Casa Blanca, a causa de un atentado el secretario general del PRI, José Francisco Ruiz Massieu, perdió la vida. Con una metralleta Uzi calibre .9 milímetros, el agresor sorprendió al candidato, quien se encontraba al interior de su vehículo en marcha y le disparó sobre el cristal; el proyectil se incrustó en el cuello de la víctima.

Herido de gravedad, Ruiz Massieu cayó sobre el costado derecho del asiento delantero del vehículo, que sin control, se estrelló contra un auto de turismo. El agresor, que respondió al nombre de Daniel Aguilar Treviño, intentó escapar; sin embargo, fue detenido por un policía preventivo de la SGPV (la entonces Secretaría General de Protección y Vialidad).

El secretario general fue trasladado al hospital en punto de las 10:06 horas en estado de shock hemorrágico. Minutos más tarde y después de intensos esfuerzos por salvarle la vida, se dio a conocer que el político había fallecido. Fue velado en la plaza de la sede del PRI.

Al año siguiente, el 1 de marzo de 1995, Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, fue detenido y trasladado al penal de Almoloya de Juárez como presunto autor intelectual del homicidio de José Francisco Ruiz Massieu.

Sin embargo, tras 18 años en prisión, Raúl salinas fue absuelto el 19 de julio de este año por delito de enriquecimiento ilícito.

5.- Rodolfo Torre Cantú

Un grupo armado emboscó y asesinó al candidato priísta a la gubernatura de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, en el kilómetro 6.5 de la carretera Victoria-Soto La Marina, alrededor de las 10:30 am.

Era el 28 de junio de 2010, cuando el abanderado priísta se dirigía al Aeropuerto Internacional Pedro José Méndez, ubicado a 20 kilómetros al oriente de la capital tamaulipeca, para tomar un avión rumbo a Matamoros y Valle Hermoso donde realizaría el cierre de campaña.

A seis días del cierre electoral del 4 de julio, Torré Cantú mantenía una ventaja de hasta 2 a 1 sobre su más cercano competidor, el panista, José Julián Sacramento.

Un día, antes, el domingo 27 de junio, se realizó uno de sus últimos actos públicos, en el estadio Tamaulipas de Tampico.

En el ataque, además de Rodolfo Torre Cantú, fueron asesinados el diputado local Enrique Blackmore, quien era su secretario particular, y los escoltas Luis Gerardo Subiate, Rubén López Zúñiga y Francisco López Catache.

La violencia en Tamaulipas se había agudizado desde febrero del 2010 con la disputa que mantienen por el territorio el Cártel del Golfo y un grupo armado.

Un día después del deceso se realizó un homenaje de cuerpo presente a los acaecidos durante la emboscada. Las autoridades de la PGR identificaron a Eduardo Costilla Sánchez, alias "El Coss", líder del Cártel del Golfo, como responsable del asesinato del entonces candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas. Según la investigación, el crimen fue perpetrado por sicarios pertenecientes al grupo de seguridad de Costilla Sánchez.

Compartir Tweet G+ Share
Noticias relacionadas
Además lee