UN CAFÉ CON... José R. Enríquez Herrera

Durango

Siempre directo y polémico, el Doctor Enríquez no se muerde la lengua para señalar los defectos de un Gobierno al que perteneció. Califica de mediocre a la clase política y descarta estar en ella por revancha personal y tampoco oculta su deseo de encabezar una oposición que pueda arrebatarle la gubernatura al PRI en 2016.

Si podemos hablar de ‘ganadores’ en la pasada elección, ¿usted también levanta la mano?

Considero que encabecé a un grupo de duranguenses que buscan un nuevo diseño de participación social. Durango es distinto en muchos aspectos, pero el modelo político no ha dado los resultados esperados. Nos fue bien porque tenemos representación en diferentes Cabildos y porque ya tenemos voz en el Congreso. Movimiento Ciudadano presentó candidaturas frescas, distintas...

...¿Ese fue el factor para conseguir esos números que ni ustedes se esperaban?

Tuvimos la fortuna de tener candidatos que en sus lugares de origen son grandes personalidades. El Profesor Sarmiento en Súchil, donde es segunda fuerza, en Vicente Guerrero con el ‘Profe’ Colón, un incansable luchador social. El tema de San Dimas con Ricardo Reyes, que después de su muerte se ratificó su triunfo con su hija. En pocos días la gente aceptó la propuesta.

¿Por qué creerle cuando habla de cambios? Digo, es el discurso más trillado de los políticos...

La clase política es mediocre en este país. Y es mediocre porque las políticas públicas son repeticiones. Si hiciéramos las cosas diferentes habría resultados diferentes, pero no. Si más médicos estuvieran en política este país sería diferente.

A un médico se le busca en la madrugada y va con gusto, por vocación. Si esa vocación la tuvieran los políticos, de prepararse en vacaciones y días de descanso tendríamos una clase política exitosa. ¿Por qué creerme? Porque ya lo hice. Tuve la fortuna de encabezar el esfuerzo de más de 6 mil trabajadores en la Secretaría de Salud y lograr resultados nacionales en tan solo 16 meses.

Después de los aplausos llegaron las críticas con los acomodos familiares en el partido. Sabía a lo que se exponía y aun así lo hizo. ¿Por qué?

Porque poca gente creía en este proyecto. Cuando anotamos las propuestas en abril de 2013 pues resulta que no había mucha efervescencia. Se quedaron los que tenían tiempo en el proyecto. Vienen los resultados y ahora sí se fijan en los apellidos. El ADN en otros partidos sí está muy marcado. Aquí fueron electos y con trayectoria, no dimos lugar a reclamos.

¿Qué hace un médico especialista metido en la política? Le debe de ir mucho mejor en su campo

Ya son más de 28 años de estar en los hospitales. La vocación ahí esta y bien firme. Si los médicos participaran en política las cosas cambiarían. ¿Por qué un médico en política? Porque no se necesita solo vocación, sino liderazgo. Y ese liderazgo lo he ido construyendo desde mis épocas de estudiante y siempre me gustó en participar en proyectos distintos e innovadores. Para cambiar a este país se necesita participar en la política, no hay otra fórmula más que participar.

¿No es una revancha personal por aquella experiencia en la Secretaría de Salud?

No, porque yo decidí retirarme por las contradicciones de ese Gobierno, de tantas promesas y pocos resultados. Revancha no, para nada. Los temas no son personales. Seguiré opinando que fue un Gobierno sin resultados. Me podrán decir que cambiaron no sé cuántos metros de pavimento pero la gente sigue sin trabajo.

¿Con las crisis de partidos como PAN y PRD, es ahora cuando los ciudadanos deben de retomar el control político del país?

Necesitamos mayor identidad de nosotros con los ciudadanos. Somos el partido que más creció en 2013 a nivel nacional. No sólo nos alejamos de las prácticas tradicionales que hartan al ciudadano sino que nos acercamos más a lellos y estamos viendo trasformaciones en donde somos Gobierno.

¿No existe el riesgo que las candidaturas ciudadanas acaben siendo manejadas por los partidos?

No porque son etapas que han vivido otras sociedades. Las candidaturas independientes tenían que llegar, de hecho se han tardado, porque el rechazo a los partidos políticos es altísimo.

¿Cómo evalúa el primer año del Presidente Peña Nieto?

Desgraciadamente la visión optimista la conservo, pero la visión desencantada que platica uno es la que vale. Las cosas no están bien, hay demasiada publicidad, este Gobierno es más mediático que real. Ya no sabemos qué pasó con la Cruzada contra el Hambre... ¿Dónde quedó Rosario?

...¿Y las reformas?

Las reformas no nos van a ayudar. La reforma laboral repercutió en generación de empleo. Somos el único partido que se ha mantenido en contra desde hace años. Es más de lo mismo o peor de lo mismo. Quienes están muy entusiasmados por las reformas, con ciertas reservas se deberían de ir preparando para las cosas que van a llegar.

¿Dónde se visualiza el Dr. Enríquez en julio de 2016?

Muy contento, porque habremos de terminar la jornada electoral festejando la alternancia en Durango...

...¿Encabezada por usted?

Puede ser, no lo descarto, porque siempre he tenido ese compromiso y la gente lo entiende. Cada vez se identifican más con las personas que con los partidos, y tenemos que construir esa estructura que se necesita en una elección... pero me veo muy contento, porque llegará la alternancia a Durango después de 85 años.

Curriculum

Médico Cirujano de la Facultad de Medicina de la UJED. Ha realizado 15 mil 723 operaciones gratuitas, a través del Programa Cirugía Extramuros. Fue Vicepresidente de la Asociación Nacional de Médicos y Secretario de Salud (2004).

José Ramón Enríquez Herrera, presidente estatal de Movimiento Ciudadano.
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee