Un café con... Manuel Herrera Ruiz

Durango

Consciente de la complicada actualidad política nacional, Manuel “Meño” Herrera sabe que el PRI no se puede confiar en estas elecciones. Asegura haber dejado en el pasado el haberse quedado en la antesala un par de veces y busca imprimir un sello de trabajo en su partido que le ayude también a Durango.

Muchos quieren pero pocos llegan a serlo... ¿Qué tan complicado es llegar a ser Presidente estatal del PRI?

Es una gran responsabilidad. A todos los priistas desde que iniciamos nuestro trabajo en el partido, en mi caso hace 20 años, pues nuestro sueño siempre es poder dirigirlo.

Ver la figura del Presidente del Partido es una figura muy representativa para los priistas, entonces desde joven, cuando andaba pegando engomados, en los cruceros, veía al Presidente como una autoridad moral dentro de la sociedad. Es una gran responsabilidad, es cierto todos los priistas aspiramos algún día a dirigir el partido.

Siempre se ha dicho que en Durango el principal enemigo del PRI es el mismo PRI. ¿Qué tan cierto es eso?

Mira, yo diría que el principal adversario de todos los partidos políticos, no nada más del PRI, es el abstencionismo. Esto quiere decir que con todo lo que hacemos no podemos ganarnos la confianza de la gente. Nuestro partido nace de una inclusión de corrientes, de muchos partidos pequeños que se fueron sumando a un gran proyecto.

Tenemos sectores, organizaciones, adherentes, filiales que son muchos espacios dentro de un mismo partido, una gran estructura, con muchas corrientes, entonces la gran responsabilidad que tenemos como coordinador del partido es sumar a todas las corrientes, que sean escuchadas, tomadas en cuenta.

Cada liderazgo busca imprimirle un sello a su mandato. ¿Qué buscas dejar en los priistas?

El de inclusión, el de reconocimiento a la trayectoria y de mucho trabajo que abandere las causas sociales, eso es lo más importante. Como partido nos debemos a la sociedad, no podemos perder de vista eso, y por eso debemos encabezar las demandas de la gente.

En Durango gobernamos 32 de 39 municipios, en el Congreso representamos todos los distritos de mayoría, seis de siete diputados de mayoría son emanados del PRI, tenemos 2 de 3 senadurías, gobernamos el país, entonces tenemos una gran responsabilidad.

Esta elección federal se pronostica sencilla para el PRI, pero he notado que no te gusta que se diga eso...

Es que soy presidente de un partido pero soy ciudadano que, por mi origen de las dirigencias estudiantiles, siempre somos críticos idealistas. Lo que nos gusta a los ciudadanos es reconocimiento a los retos. Cada elección es diferente, tiene sus variables a analizar, y nosotros como PRI, que gobernamos al 92 por ciento de la población en el estado tenemos grandes retos.

No podemos generar solo un discurso de “vamos a ganar”; la confianza se construye. Estoy consciente de que las preferencias electorales en este 2015 son para el PRI, pero sentarnos confiados por eso sería un gran error. Cada partido representa una parte de la sociedad, no somos los únicos.

El PRI sabía que el regreso a Los Pinos era un logro, pero también una última oportunidad. ¿Cómo crees que lo han hecho?

Yo veo que el Presidente de la República, como líder moral del partido, ha asumido esa responsabilidad con mucho arrojo. Vemos problemas serios que se han presentado en el mandato que él tiene, como el tema de ingresos, por el bajo precio del petróleo, ha dejado de tener esos ingresos, entonces es ahí cuando se le da la razón a esas reformas que él impulsó.

Son retos fuertes, depende de una planeación, y cuando vemos problemas como los de Ayotzinapa, emanados de un Gobierno diferente al PRI, y como la oposición ha generado una dinámica a nivel nacional para decir que el culpable es el Presidente, es cuando yo siempre digo que Enrique Peña Nieto es el presidente de todos los mexicanos, no solo de los priistas, y si al Presidente le va mal, al país le va a ir mal. Tenemos que apostarle a la suma de esfuerzos, tratar de no cometer los mismos errores que nos apartaron en el 2000 del Gobierno Federal

...los escándalos del Presidente ¿les afectarán en las elecciones?

No podemos alejarlos de una competencia electoral. En política también hay juegos de estrategia que llevan información a los hogares, son temas que tenemos que tener en cuenta en un proceso electoral para subirlos a un análisis. Tenemos que llevar información de lo positivo que está haciendo el Presidente, porque parece que al Presidente solo lo evaluamos por lo de Ayotzinapa y no es así.

Por lo menos un par de veces te quedaste con las ganas y hasta con pendones hechos... ¿El PRI te debe alguna candidatura?

Mira, no hablo de que se deba, el partido no nos debe nada. Al contrario: estamos agradecidos. Claro que no puede estar alejada esa emoción personal de alguien que aspira a un crecimiento profesional dentro de un partido, pero nunca Manuel Herrera será alguien que anteponga sus intereses personales a los del partido.

¿Qué sigue para Manuel Herrera?, ¿Lo veremos en 2016 en alguna boleta?

No, mira yo no tengo pensando en participar en una boleta electoral. Soy una persona muy feliz con lo que hago, estoy enamorado de mi trabajo; mi esposa y mis hijos están inmersos en este trabajo, yo vivo el momento, no trabajo para un futuro personal, trabajo para un futuro de partido y estoy seguro que si le va bien a Durango, nos va bien a todos.

Como por ejemplo el Gobernador Herrera Caldera, que nos pone el ejemplo de compromiso con Durango, y termino con una reflexión de la primera pregunta: cuando aspiras a un espacio y después el tiempo te la da, lo peor que puedes hacer es desaprovechar esa oportunidad que soñaste tener.

Manuel Herera Ruiz, presidente estatal del PRI.
Compartir Tweet G+ Share Pin It
Noticias relacionadas
Además lee